logo PTS

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Otra vez, balas para los jóvenes pobres e impunidad para la Policía asesina

Justicia para Pablo y Gonzalo

Desde el PTS, nos solidarizamos con la familia, amigos y vecinos de Pablo Obiña (16) y Gonzalo Calderón (16), los jóvenes ledesmenses asesinados por la policía, acusados de robar un celular el 3 de noviembre a la madrugada.

PTS

14 de noviembre 2013

“Hay poca educación, hay muchos cartuchos.
Cuando se lee poco, se dispara mucho.
Hay quienes asesinan y no dan la cara.
El rico da la orden y el pobre la dispara”
“La bala”, Calle 13.

Desde el PTS, nos solidarizamos con la familia, amigos y vecinos de Pablo Obiña (16) y Gonzalo Calderón (16), los jóvenes ledesmenses asesinados por la policía, acusados de robar un celular el 3 de noviembre a la madrugada. Pablo murió en el acto por un impacto de bala en la cabeza, y Gonzalo resultó herido en el cuello, falleciendo el 10 de noviembre en el Hospital Pablo Soria, tras una semana de agonía. Saludamos la marcha y la lucha emprendida por la familia y sus amigos en reclamo de justicia. Denunciamos el gatillo fácil que se cobra la vida de miles de jóvenes y sostenemos que la verdadera inseguridad es la Policía, principal organizadora del gran delito.
 En el 2003, la policía de Libertador mató a los jóvenes Cuellar e Ibáñez. La juventud del pueblo repudió estos crímenes en un enfrentamiento con efectivos de la seccional 24 “Hugo Salomón Guerra”. En abril del 2011 la misma policía, bajo instrucciones del juzgado de San Pedro, desalojó violentamente las escuelas, encarceló por unas horas, y abrió causas penales a las porteras que desarrollaban una huelga y toma de edificios exigiendo el pase a planta permanente. Luego, a fines de julio del 2011, esta fuerza mató a 3 jóvenes trabajadores en la toma de tierras del sector denominado El Triángulo -Juan, Félix y Ariel-, en defensa de la propiedad de la familia Blaquier.
 Arrogándose el papel de juez, la policía ejecutó a dos jóvenes a quemarropa, sin derecho a juicio, ni legítima defensa. No actúan con la misma dureza ante los verdaderos ladrones, como el ex intendente y actual diputado Llanos, que no robó un celular, sino decenas de hectáreas, e importantes lotes de alto valor comercial como el predio donde actualmente funciona la feria frutihortícola; o como el intendente en ejercicio, Jorge Ale, que se quedó con los fondos de la soja que llegaron al municipio, equivalentes a $32 millones. La institución policial actúa como guardián de los intereses de estos “chorros de guantes blanco”.
 Que un joven delinca o sea adicto no justifica la práctica de torturas ni el gatillo fácil. La única respuesta de los políticos patronales a la situación de la juventud es condenarla a la pobreza, desocupación, hacinamiento por falta de vivienda, trabajo precario y situaciones de “descomposición” como el delito, la prostitución, el alcoholismo y las adicciones, la represión y la muerte.
 Queremos acabar el trabajo en negro y eliminar todas las formas de fraude laboral, que precarizan el empleo con tercerizaciones y trabajo eventual de las agencias privadas. Terminar con las migajas que otorga el asistencialismo del estado a través de las redes clientelares de punteros y caciques territoriales del PJ, la UCR y la Tupac Amaru. Resolver el problema de la vivienda con un plan de obras públicas para crear puestos de trabajo genuino y terminar con el déficit habitacional. Aumentar el presupuesto para educación pública, laica y gratuita, en base a no subsidiar a las escuelas privadas y confesionales, al no pago de la deuda externa, al fin de los subsidios a los empresarios y al cobro de impuestos progresivos a las grandes fortunas. Crear centros culturales públicos y gratuitos que brinden a miles la posibilidad de practicar las artes, la danza, el teatro y la música en todos los barrios. Brindar un mayor financiamiento a los clubes de barrio para que se desarrollen deportes. Crear escuelas de oficio impulsadas por los sindicatos.
 
¡Comisión Investigadora Independiente, para que se esclarezca este crimen de la policía contra dos hijos del pueblo de Libertador!
¡Ningún joven nace ladrón o adicto! ¡Basta de persecución y gatillo fácil a la juventud!
¡Juicio y castigo a los policías asesinos! ¡No es un policía, es toda la institución!
 

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: