logo PTS

Libertades Democráticas

Rumbo a otro aniversario del 24 de Marzo

Como todos los años, las distintas organizaciones que componemos el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, nos dimos cita para organizar la marcha y acto en la Plaza de Mayo, en el 34° aniversario del golpe contrarrevolucionario de 1976. Con la enorme mayoría de los genocidas impunes, con Julio López aún desaparecido, y con los K y la oposición parlamentaria de derecha y centroizquierdista buscando vías para pagar la ilegítima deuda externa, la clave para este 24 es mostrar que la lucha de los treinta mil desaparecidos tiene plena vigencia: la lucha continúa.

4 de marzo 2010

Como todos los años, las distintas organizaciones que componemos el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, nos dimos cita para organizar la marcha y acto en la Plaza de Mayo, en el 34° aniversario del golpe contrarrevolucionario de 1976. Con la enorme mayoría de los genocidas impunes, con Julio López aún desaparecido, y con los K y la oposición parlamentaria de derecha y centroizquierdista buscando vías para pagar la ilegítima deuda externa, la clave para este 24 es mostrar que la lucha de los treinta mil desaparecidos tiene plena vigencia: la lucha continúa.

Cristina Fernández, en su discurso durante el inicio de las sesiones parlamentarias, fue clara en torno a la política hacia las Fuerzas Armadas.

Lejos de los viejos discursos demagógicos, tomando los reclamos de los que exigimos juicio y castigo, la nueva política del gobierno se presenta sin tanto maquillaje. Hay que fortalecer a las Fuerzas Armadas, planteó abiertamente, y para esto es necesario limpiar su oscuro pasado. En un enorme esfuerzo para cambiar la imagen de las fuerzas golpistas, para tratar de limpiar la sangre de los uniformes de los miembros de las tres armas, hizo responsable del genocidio de los ‘70 a “un grupo de encapuchados”. La presidenta termina acercándose al discurso de Elisa Carrió, quien viene bregando abiertamente por la reconciliación con las FF.AA. genocidas. Siguiendo el derrotero de Menem, quien en los ’90 quiso reciclar a las fuerzas represivas con el paraguas de las “fuerzas de paz” de las Naciones Unidas, Cristina puso como paradigma al rol que éstas hoy cumplen en Haití: fuerzas represivas al servicio del orden imperialista.
Lamentablemente hay algunos sectores de izquierda –que no casualmente se alinearon con la Mesa de Enlace de la Sociedad Rural cuando la “batalla” por las retenciones– que intentan ubicar al espacio independiente del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia detrás de una política que no ataque con nombre y apellido a la oposición patronal.

Es necesario, en este nuevo aniversario, enfrentar la política oficial (que busca hacer un acto oficialista el mismo día en Plaza de Mayo), con una contundente denuncia a todos los responsables del golpe del ‘76, que hoy son los que siguen dominando a nuestro país. Los empresarios nacionales y extranjeros, y el imperialismo, fueron los que golpearon la puerta de los cuarteles cuando la situación se le iba de las manos. Hoy, no sólo los milicos genocidas siguen impunes sino que los que organizaron el golpe genocida sigue dirigiendo los designios del país. El PTS, como parte fundadora e integrante de Memoria, Verdad y Justicia, centra su denuncia en todos los responsables del golpe, la impunidad garantizada por el gobierno y la oposición patronal, y la realidad de que siguen ellos dominando nuestro país.

Las denuncias a los verdaderos responsables del golpe son una clave para que las nuevas generaciones de jóvenes delegados y activistas en distintos gremios de todo el país saquen las conclusiones de cómo acabar con las patronales nacionales y extranjeras que hoy siguen dominando nuestro designio.

¡Milicos, empresarios e imperialismo, culpables!

Temas relacionados: