Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
15 de diciembre de 2019

La Verdad Obrera N° 564

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

TRAS 17 DÍS DE LUCHA, LA HISTÓRICA HUELGA DOCENTE HIZO RETROCEDER A SCIOLI

Primeras lecciones de un paro histórico

03 Apr 2014   |   comentarios

¿Qué consideración tenés de la huelga que acaba de concluir en Provincia de Buenos Aires?

Nathalia González Seligra (Sec. DDHH SUTEBA Matanza): Quiero comenzar repudiando la represión que sufrieron nuestros compañeros docentes salteños que se manifestaban ante la Legislatura provincial, que se suma a la sufrida en otras provincias anteriormente. Luego de la represión del gobernador Urtubey, anunciaron paro por tiempo indeterminado. En La Rioja, docentes y padres toman escuelas por aumento salarial y obras de infraestructura. En Neuquén siguen los paros, ante la ausencia de una propuesta salarial por parte de Sapag. Insistimos en que CTERA convoque a un paro nacional ya en repudio a la represión y para unificar la fuerza de todos los docentes del país, cuando todavía hay provincias que no cerraron las paritarias del sector.

Los docentes bonaerenses protagonizamos una lucha histórica con 17 días de paro activo, que nos impone un balance serio y profundo, destacando los logros y señalando las debilidades. Rompimos el techo salarial del gobierno nacional y el provincial, que querían imponernos un 22%. Conseguimos 38% de aumento para el maestro que recién se inicia, que si bien todavía está lejos de la canasta básica familiar, supera lo que el gobierno y la oposición patronal querían dar. Obtuvimos un promedio de aumento general para los docentes de un 30,9% e impusimos sacar el presentismo de la discusión paritaria, y que no se descuenten los días de paro. Rechazamos que la educación sea considerada un “servicio esencial” y no obedecimos a los jueces amigos de Scioli que nos ordenaban volver a trabajar, violando el derecho a huelga. Miles rechazamos esta oferta del gobierno; lo que obtuvimos fue producto de nuestra lucha y el rol combativo de los SUTEBAs recuperados por la izquierda. Lamentablemente no pudimos evitar que Baradel, el dirigente oficialista del SUTEBA provincial, levantara prematuramente nuestra lucha impidiendo ir por más.

¿Qué se votó sobre la oferta del gobierno?

Gabriela Macauda (Sec. general adjunta SUTEBA Tigre):  En las asambleas de SUTEBA Tigre, Matanza, Quilmes, Ensenada, La Plata, Berazategui, Escobar, Bahía Blanca, Marcos Paz, en San Martín, General Sarmiento, entre otras, votamos por amplísima mayoría rechazar la propuesta de Scioli. Por un lado, porque no alcanza frente a la escalada inflacionaria y los tarifazos. Defendemos nuestro salario pero también la educación pública. La canasta básica familiar actualmente ronda los $10.000, o sea que incluso con el aumento vamos a tener que seguir trabajando al menos dos cargos para llegar a fin de mes. Esto va deteriorando nuestras condiciones de vida y trabajo, atacando la calidad de la enseñanza. Por el otro, y muy importante, había fuerza para más. Nuestro movimiento estaba en alza, como se vio en la movilización de más de 20.000 docentes al Ministerio de Educación del 26/3 y en las marchas distritales como la de más de 10.000 de SUTEBA La Matanza junto a trabajadores de la educación, la salud, ferroviarios, obreros y desocupados, o la de SUTEBA Ensenada y La Plata con estatales y trabajadores del Astillero Río Santiago. Además, hay 8 provincias que siguen en lucha y no podemos dejarlas solas, peleando aisladas como hace la CTERA desde que comenzó el año.

¿Qué otros logros tuvo esta lucha?

Marisa Damiani (SUTEBA Quilmes):  Además, volviendo a los logros de nuestra lucha, tenemos que destacar que contra la demonización contra los docentes que comenzó con CFK en las sesiones legislativas tratándonos de vagos y faltadores, y pese al poder que tienen los medios como formadores de opinión, no pudieron dividirnos ni derrotarnos. Como nunca antes tuvimos el apoyo de padres, estudiantes, trabajadores y vecinos, ya sea en las marchas, viniendo a las asambleas o dándonos ánimo desde el balcón o el almacén del barrio. Esto fue muy emocionante y cumplió un rol fundamental que nos dio moral para seguir peleando. Ni 678 ni TN, ni CFK ni Massa pidiendo que los docentes volviéramos a los colegios, pudieron quebrar este apoyo obrero y popular a nuestra huelga. Ahora mismo en La Rioja hay escuelas tomadas por padres que piden aumento para los maestros, y los docentes de Salta siguen reclamando y fueron reprimidos. 

¿Cuál fue el rol de la burocracia de Baradel y la CTERA?

María Díaz Reck (SUTEBA La Plata):  Baradel se vio obligado a sostener el paro 17 días por la bronca en la base y el peso de la oposición de izquierda, que el año pasado le arrebató 9 seccionales y otras que La Celeste oficialista mantuvo con fraude, como San Martin o Esteban Echeverría. La bronca de la docencia por su subordinación al gobierno nacional, que venía atacándonos y desguazando la educación pública, era enorme. Durante todo el conflicto se codeó con Yasky y Maldonado que dejaron aislada nuestra lucha, y se negaron a llamar a un paro nacional y plan de lucha de CTERA y CTA, para que la lucha de los docentes bonaerenses y de todo el país triunfe. 

Baradel aprovechó el retroceso que le impusimos al gobierno de Scioli -que tuvo que mejorar la oferta salarial y retroceder en su ataque- y en el Plenario de Secretarios Generales levantó el paro en forma antidemocrática, con asambleas convocadas improvisadamente y amparado en sus estatutos antidemocráticos, en los que vale lo mismo el voto de una asamblea de 15 en Exaltación de la Cruz que el de una de más de 1.400 en La Matanza. Lo que se necesitaba eran asambleas convocadas con tiempo y preparación y un congreso provincial de delegados con mandatos convocado por el SUTEBA central para decidir democráticamente el destino de la huelga. Había fuerza para ir por más.

Tres lecciones

Seguir recuperando los SUTEBA y la CTERA

NGS:  Esta huelga histórica volvió a plantear la necesidad de recuperar el SUTEBA y la CTERA para los trabajadores de la educación. El paso adelante dado por los y las docentes al recuperar 9 seccionales, aunque son un importante punto de apoyo como mostró la huelga, fue insuficiente en esta primera batalla para superar a la burocracia de Baradel, Maldonado y Yasky. Hay que arrancarle el SUTEBA y la CTERA a la burocracia kirchnerista que mantiene nuestro sindicato y confederación divididos o vaciados como impuso el menemismo desde los ´90. Pero esta pelea por recuperar nuestras organizaciones va de la mano con transformarlos de raíz para ponerlos al servicio de los intereses del conjunto de los trabajadores. Debemos transformarlos estatutos burocráticos del SUTEBA, empezando por las seccionales que ya hemos recuperado, como empezaron a discutir en la última asamblea de SUTEBA Quilmes.

Unirnos a los trabajadores

GM:La lucha nos unió a los padres de nuestros pibes que también son trabajadores y nos apoyaron. Ante el paro de las CGT de Moyano y Barrionuevo del 10/4 con apoyo de la CTA Micheli, tenemos que seguir unidos contra el plan de ajuste y tarifazos del gobierno, y por la absolución de los petroleros de Las Heras. Este paro lo tenemos que tomar en nuestras manos haciendo asambleas en todos los distritos y exigiéndole a Baradel y Maldonado que convoquen un congreso de delegados para votar el paro junto al resto de los trabajadores.

Por la independencia política de los trabajadores 

MD: Los docentes fuimos protagonistas de luchas históricas en los últimos fines de ciclo: 1988, 1997 y 2001, incluso confluyendo con sectores de la izquierda. En todos esos procesos se produjo una ruptura con los gobiernos de turno, pero esto era capitalizado por otras variantes patronales que se presentaban como opositoras o progresistas. Recordemos que a Alfonsín lo siguió Menem, a Menem De La Rúa y tras la crisis del 2001, fue la hora del kirchnerismo, con el que la docencia está ajustando cuentas ahora. Todos esos recambios fueron apoyados por las direcciones de los SUTEBA y CTERA. En este fin de ciclo no podemos repetir la experiencia de que nuestras organizaciones se pongan al servicio de políticas patronales, sean oficialistas u opositoras. En esta huelga todos los políticos patronales desde Scioli, Massa o Macri estuvieron con Cristina, y toda la burocracia, tanto la oficialista de Baradel y Maldonado como la opositora de la CTA michelista (aliada al FAP), responden a distintos intereses empresarios. Desde La Marrón nos proponemos construir una fuerte corriente que luche al interior de los sindicatos por la independencia política de todas las variantes patronales, para que nuestras organizaciones estén al servicio de nuestros intereses de clase.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Histórica lucha docente









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota