logo PTS

Proyecto X

Myriam Bregman: “Es una persecución a la izquierda, los delegados y los luchadores”

El miércoles 22 se hizo una nueva presentación judicial en el marco de la querella contra la Gendarmería y su Proyecto X. Consiste, fundamentalmente, en aportar un nuevo video donde se muestra, por una lado, las imágenes con que acompaña Gendarmería su presentación en las causas contra los trabajadores de Kraft y, por otro lado, algunos videos de los compañeros de prensa que siempre van a filmar a las manifestaciones en solidaridad con los trabajadores, en los que se graba a los gendarmes que estaban filmando.

PTS

23 de febrero 2012

por Myriam Bregman

El miércoles 22 hicimos una nueva presentación judicial en el marco de la querella contra la Gendarmería y su Proyecto X. Esta presentación consiste, fundamentalmente, en aportar un nuevo video donde mostramos, por una lado, las imágenes con que acompaña Gendarmería su presentación en las causas contra los trabajadores de Kraft y, por otro lado, algunos videos de los compañeros de prensa que siempre van a filmar a las manifestaciones en solidaridad con los trabajadores, en los que se filma a los gendarmes que estaban filmando. Es decir, mostramos las dos imágenes contrapuestas, cómo de un lado se ve al gendarme y del otro lado a estos compañeros que estuvieron filmando. Hay algo muy notorio: ahí vemos qué es lo que enfocan los gendarmes, enfocan a la persona que habla, prestan atención al discurso político, e incluso registran el nombre que figura en los micrófonos (es decir quién está haciendo notas a los dirigentes gremiales). Esto es una prueba importante de la infiltración que ellos llevan adelante.

En uno de los videos que presentamos se ve a los gendarmes filmados por el compañero Carlos Braun de TVPTS. Y después se ve cómo el gendarme, al darse cuenta de que fue filmado, se pone a filmar a Carlos, y lo sigue incluso con la cámara hasta arriba de un puente.

Perseguidos por denunciar y luchar

Lo sucedido recientemente en el ferrocarril Sarmiento tenemos que relacionarlo con lo que venimos denunciando. Las 5.000 personas que vienen siendo perseguidas en el país, que tienen causas penales por haberse manifestado, participar de huelgas y reclamos, son aquellos que, como Rubén Sobrero, han denunciado por ejemplo en qué estado están los trenes. Él por eso tuvo causas judiciales, tuvo una persecución armada donde terminó detenido e incomunicado cuatro días, con una investigación completamente ilegal sustentada en el espionaje impulsado por Aníbal Fernández.

En el caso del PTS tenemos a los delegados de Kraft y de PepsiCo. Es decir que son los trabajadores que enfrentan a estas empresas, que denuncian en qué condiciones trabajan, cómo producen los alimentos, cómo funcionan los trenes, etc. Y la Gendarmería, con este aparato de espionaje que se ha montado, funciona directamente regulando el conflicto gremial o social. Porque estos trabajadores que denuncian a las empresas terminan con causas penales. En el caso de Javier Hermosilla con once procesos. Y están los trabajadores de la Lista Bordó del Roca, una lista antiburocrática, que también tienen causas judiciales por denunciar lo que está pasando en el ferrocarril. Para eso se aplica el Proyecto X.

No quieren entregar esa base de datos

Lo poco que se dijo hasta ahora desde el Ministerio de Seguridad a cargo de Nilda Garré (y encima a través de Twitter) nos preocupa mucho. Ellos dicen que van a “auditar”, es decir que van a revisar ellos mismos la base de datos. Pero esa base de datos la deberían haber entregado inmediatamente para que sea investigada, para que se compruebe qué otras personas están incluidas en ella. Nosotros tenemos como mínimo diez miembros del PTS, pero seguramente tiene que haber más. En vez de entregar eso, por ejemplo, a personalidades intachables de las que nadie pueda dudar acerca de lo que vayan a ver allí, lo que hicieron es, primero, revisarla ellos. Y como todos vemos, van demorando cada vez más en entregar los resultados. Desde el 22 de noviembre como mínimo, que presentamos esta denuncia y que tomó trascendencia en algunos medios, ellos saben que el espionaje existe. Cada día se demoran más. Por eso cada día tenemos que exigir con más fuerza que se delimiten las responsabilidades de la fuerza pero también las responsabilidades políticas.

El gobierno envió un mes después que hicimos la denuncia la carta firmada por Héctor Schenone, jefe de Gendarmería, reconociendo que el Proyecto X existe.
Por su parte la Justicia federal de San Martín y de San Isidro todavía no enviaron los expedientes. Es decir que si esta causa al día de hoy, a tres meses de iniciada, no puede tener completa la prueba es porque los jueces están pisando los expedientes para que esto no avance. Hay una actitud de conjunto por parte del gobierno y la Justicia en demorar el mayor tiempo posible. Cuando lleguemos a dar con la base de datos es muy probable que no encontremos nada, o encontremos lo que ellos quieren que encontremos.

La base de datos debería haber sido entregada inmediatamente a las personas que han sido espiadas, dándoles la carpeta con lo que el Estado tiene de ellas. Esa base de datos debe ser destruida, el Estado no puede seguir acumulando información sobre nuestra pertenencia política. El PTS ya tiene 150 personas procesadas, lo que demuestra que estamos siendo espiados y que hay una persecución específica que afecta al conjunto de la izquierda y a los delegados y luchadores de todo el país.


Este testimonio fue presentado el miércoles 22 en el programa "A Dos Voces" del canal de cable TN, y se puede ver en www.tvpts.tv


Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: