logo PTS

Wing izquierdo!

Fútbol deprimente

23 de noviembre 2006

Una nueva crisis se le ha sumado al gobierno. Ni siquiera puede junto a empresarios y dirigentes de la AFA garantizar el funcionamiento normal del espectáculo futbolístico.
Harto conocido por todos es la utilidad que “los de arriba” le dan al fútbol para desviar la atención de temas relevantes que puedan desestabilizarlos, así juegan a modificar la “opinión publica” a su favor. Aunque por otros motivos, coincidimos con Maradona que “conviene hablar más de Di Zeo que hablar de López”. Perspicaz para darse cuenta que el Estado tiene mucho que esconder.
Venimos denunciando a Grondona, mafioso abotonado a un puesto clave desde la dictadura militar y que trepó a fuerza de curro y coima hasta vicepresidencia de la FIFA. Denunciamos también su soberbia y omnipotencia que lo lleva a tomar medidas arbitrarias con total y absoluta impunidad, llegando al colmo de la prohibición de hinchadas visitantes. Si, se tiene que ir. Pero al mismo tiempo no creemos que con la ida de éste se solucionen los problemas del fútbol.
La culpa de llegar a esta situación limite es de todos los que hacen del fútbol un multimillonario y podrido negocio que necesita para subsistir de: partidos arreglados, árbitros a dedo, fixtures truchos y para la TV, periodistas que no preguntan, dirigentes y barras a sueldo, etc.
Los aprietes a los jugadores de Gimnasia de los barras y el escandaloso partido frente a Boca vino a ventilar lo que es sabido por todo aquél que conoce este paño. Pero no es patrimonio argentino, se conocen la compra de partidos en el fútbol de Italia y en otros países.
La división de los jugadores muestra que es utópico pretender que quienes ganan fortunas se unan sindicalmente entre ellos y menos con los que no son megaestrellas. Menos les importa los del ascenso que muchas veces necesitan otro trabajo para llegar a fin de mes.
Tiene que estar demasiado podrido todo como para que el mismo Grondona denuncie que la otra parte no está conforme con el arreglo: “La AFA, a partir del año que viene, tendrá el 50 por ciento bruto de lo que recaude la televisión por el fútbol. El otro 50 lo tendrá el grupo Clarín y TyC. Hasta ahora, todo les pertenecía a ellos y nos daban una cuota fija, pero es insuficiente. La discusión viene desde marzo, pero no avanzamos”. Evidentemente después de reunirse con Aníbal Fernández, el de Sarandí queda debilitado, habiendo retrocedido de su medida de que no haya público salvo los socios y plateas abonadas.
El gobierno arbitra como si no tuviera nada que ver con el asunto, pero se ha destapado “la función social” que prestan las barras de los clubes en el “gobierno popular”. Para muestra basta con lo de la patota del Hospital Francés, barras de Chacarita y Chicago con ligazón directa con Alberto Fernández. Además, la hinchada de Racing vista en varios actos kirchneristas, club de los amores de K. O los hechos de San Vicente que, no sólo mostraron la podredumbre de la burocracia sindical peronista, sino también que la fuerza de choque moyanista es la brava de Independiente. Podríamos llenar varias páginas con las relaciones carnales entre patotas y dirigentes (de clubes y de los partidos patronales).
Por otro lado, ya circulan nombres para continuar en el cargo de la AFA que contarían con el visto bueno de K: Raúl Gámez, ex presidente de Vélez; y el banquero del Credicoop Carlos Heller, ex vicepresidente de Boca previo a la era Macri y quien se quedara con los ahorros de muchos en el 2001.
La policía, que da palos a los que van a la cancha, salvo a las barras amparadas por los sectores de poder de los clubes, como se vio en el caso de Gimnasia, en el que los directivos amenazaron a los jugadores para que no dijeran nada. ¿Miedo a quedar pegados? Felipe Solá, en tanto, amenaza con no enviar policías a las canchas bonaerenses. La crisis también destapó que la maldita policía pretende aumentar el cachet que reciben de los clubes por partido. Qué casualidad que haya tanta violencia en los estadios ¿no?
El fútbol argentino huele a podrido.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: