Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
16 de noviembre de 2019

La Verdad Obrera N° 375

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

CAMARAS DE “SEGURIDAD” EN ROSARIO

El decadente Gran Hermano “socialista”

20 May 2010   |   comentarios

“Tigre es nuestro modelo”, dice el intendente socialista de Rosario, Miguel Lifschitz, refiriéndose a la proliferación de cámaras de seguridad en este partido del Gran Buenos Aires. Allá las cámaras registran todo. Un festín para los fascistas reportes de América TV que, con imágenes frescas, instalan la idea de que todos somos víctimas de las mafias de los trapitos, los cuidacoches, de los nenes vendedores de pañuelos descartables, de los indigentes y, por qué no, las mafias de desocupados que se organizan en movimientos, y de trabajadores que enfrentan a burócratas y empresarios, frente a las cámaras de un Estado panóptico.

Rosario, que busca estar a la vanguardia en lo que a “seguridad” (mano dura) se refiere, busca instalar 150 cámaras para controlar el crimen: un Gran Hermano que recogerá la información de miles de ojos ocultos, para resguardar la “propiedad privada” y cuidar a “la gente”. La conducción de la CGT Rosario, que no puede estar más alejada de los intereses del pueblo trabajador, aprovecha asaltos contra taxistas para sumarse a la derechista campaña “contra la inseguridad”, es decir, a favor de la gran delincuente argentina, la Policía, en este caso Santafesina.

La llamada Santafesina S.A., por el nivel de podredumbre, lejos de ser una “combatiente” contra el crimen, es una institución fascista que todos los días genera una nueva víctima de la represión policial y el gatillo fácil. El caso más reciente: el fusilamiento del adolescente Brian López en la Zona Oeste de la ciudad, repudiada por familiares y vecinos. Pero no es el único caso: ya en diciembre vimos el caso de Leonel González, también fusilado, al que la policía quiso hacer pasar por ladrón, plantando una falsa escena del crimen. Pero las “cámaras socialistas” no son para denunciar el gatillo fácil sino para amedrentar a los trabajadores y a los pobres.

Tampoco las “cámaras” de Lifschitz y Binner son para controlar a los genocidas que gozan de impunidad. Lofiego y Cía., destacados asesinos durante la dictadura, caminan libremente por las calles. Binner prometió acabar con la impunidad de la policía que asesinó a numerosos compañeros el 19 y 20 de diciembre de 2001, pero la Santafesina aumentó sus refuerzos, poder e impunidad. Expresión brutal de esto es el asesinato de la testigo en juicios contra los genocidas, Silvia Suppo, que murió en un supuesto asalto no aclarado. En este terrible crimen la Policía Santafesina es la principal sospechosa, ya que Silvia denunció a varios de sus jefes.

Esta es la policía de la que hace uso Binner y por esa razón este crimen sigue impune a casi dos meses, mientras los socialistas toman la idea del ex UCD Sergio Massa, intendente de Tigre, de controlar todo con cámaras.

Solamente con los trabajadores y el pueblo movilizados, atacando al sistema capitalista que genera miserias y desigualdades sobre las que fermenta el delito, y desmantelando ese verdadero organizador del crimen que son las policías y las fuerzas represivas, es posible pensar una resolución a la cuestión de la inseguridad, pero solamente acabando con el hambre, la desocupación, la riqueza de pocos y pobreza de muchos. No con las camaritas buchonas del decadente Gran Hermano “socialista”.

Temas Relacionados: Libertades Democráticas , Nacional , Santa Fe









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota