logo PTS

NACIONAL

INTERPELACIÓN A CAPITANICH

Duro cruce de Nicolás del Caño con el jefe de Gabinete

En la sesión del 4 de junio Nicolás Del Caño interpeló al jefe de gabinete Jorge Capitanich a propósito del conflicto en la autopartista Gestamp. Respecto a los miles de despidos y suspensiones en todo el país, el día anterior en una sesión donde el oficialismo no dio quórum y sólo estaban los bloques opositores, Del Caño denunció esta situación, donde también se agregan las suspensiones de la autopartista Lear de zona norte. Reproducimos extractos de la interpelación a Jorge Capitanich.

PTS

5 de junio 2014

(…) “Ha quedado demostrado (N de R: en el conflicto de Gestamp) como falso el relato del gobierno que dice que el Estado está para ponerle límites a las corporaciones y al mercado.

Me hice presente en la empresa cuando tenían que ingresar los trabajadores el lunes 2 y días anteriores también. Era un operativo que parecía una guerra contra los trabajadores, a quienes se trata como delincuentes mientras a la empresa se la salva. El Estado verdaderamente actuó en función del interés de la multinacional Gestamp y no de los trabajadores. La falsedad del relato de que se le pone límites a las corporaciones quedó una vez más demostrada, no solamente con el pago al Club de París, como ya mencionaron otros diputados, pagando esa deuda fraudulenta, sino también respecto a este conflicto”.

Del Caño continuó: (…) “Quería que me explique por qué no nos contestó el día viernes, cuando seis diputados le hicimos un planteo ante la urgencia y la situación de los trabajadores de Gestamp. (…) Quería saber por qué usted junto con la Ministra Débora Giorgi se hizo vocero de la multinacional. (…)Dijeron que había una extorsión de parte de los trabajadores. Para ustedes 67 familias que se quedaron sin su único ingreso son extorsivos frente a una multinacional que en este momento en España está haciendo inversiones y no tiene ninguna crisis.”

“(..)Quiero hacer una aclaración sobre este conflicto, porque ha habido muchas mentiras de su gobierno y del sindicato SMATA. Es necesario recordar cómo comenzó todo: en abril la empresa lanza suspensiones por un mes, cuando finalizan, vuelve a suspender a los trabajadores, el 5 de mayo ellos se enteran y hacen una asamblea masiva donde deciden rechazar esas suspensiones y que sean rotativas, porque se suspendía al mismo personal en una actitud claramente discriminatoria de los activistas de la fábrica. Después de eso, por realizar esa asamblea despidieron a los trabajadores. Esa fue la respuesta patronal, porque se dijo que los trabajadores tomaron medidas violentas. Los trabajadores realizaron una asamblea y ese fue el motivo del despido. Luego los trabajadores realizaron un acampe en las puertas de la empresa y al no haber respuesta, tomaron la medida que todos conocemos. Frente a eso se dictó la conciliación y como ya dijo Néstor Pritola, en un hecho absolutamente inédito, después de que dictaron la conciliación el gobierno de la provincia de Buenos Aires retrocede en función de la presión del gobierno nacional y del sindicato que amenazó el lunes con llevar la patota, lo mismo que hizo la Unión Ferroviaria, también aliada de su gobierno, cuando asesinaron a Mariano Ferreyra. Y ahora hablan de infiltración de la izquierda en las fábricas, los mismos términos que usaban en la dictadura militar”.

Refiriéndose específicamente al SMATA, el diputado planteó: “(…) estamos hablando de un sindicato que fue cómplice de la desaparición de los trabajadores del cuerpo de delegados de Ford y de Mercedes Benz (…). Entonces este gobierno que habla de los derechos humanos avala las actitudes de este sindicato contrarias a la defensa más elemental de esos derechos y ahora resulta que hacen reuniones para discutir sobre la infiltración de la izquierda (N de R: se refiere al plenario de delegados llamado por el burócrata sindical Pignanelli)”.

Nicolás Del Caño también denunció que una de las alianzas estratégicas que tiene este gobierno es precisamente con ese tipo de sindicatos: “(…) son bandas paraestatales, como quedó demostrado con el asesinato del compañero Mariano Ferreyra”

Para concluir Del Caño quiso leer unas palabras del periodista y escritor Rodolfo Walsh, a propósito de la burocracia sindical. No pudo hacerlo porque la diputada Diana Conti, que dirigía la sesión, lo interrumpió abruptamente y haciendo gala de su cinismo le respondió: “nosotros conocemos y admiramos a Rodolfo Walsh…”, tras lo cual le cortó el micrófono. Un hecho que demuestra que su admiración del periodista asesinado por la dictadura es parte del falso relato kirchnerista.


Frente a las denuncias de Del Caño, Romero del FpV miembro del SMATA, responde con mentiras

En la misma sesión del miércoles 4, el diputado del FpV Oscar Romero, ofuscado por las verdades que sacó a la luz el diputado del PTS en el Frente de Izquierda intervino para defender a la dirigencia sindical, que como dijera Del Caño actuó como una verdadera banda para estatal. Cuestión ésta que se pudo observar en las solicitadas que publicó el SMATA y todas las declaraciones públicas del secretario general Ricardo Pignanelli que llegó a afirmar que “…si quieren que nosotros garanticemos la seguridad en la fábrica lo vamos a hacer, aunque no es lo que nos corresponde…” Esto mientras los trabajadores luchaban por la defensa de sus puestos de trabajo.

Para defender este tipo de accionar del SMATA, Romero volvió a tratar de irresponsables a los diputados del Frente de Izquierda que se solidarizaron con los trabajadores de Gestamp. Mintiendo una vez más sobre el largo y nefasto historial de este sindicato, que como planteara el diputado del PTS en el Frente de Izquierda, fue cómplice de la dictadura cívico militar entregando trabajadores a los militares genocidas.