logo PTS

NACIONAL

AUMENTO DEL SALARIO MÍNIMO Y JUBILACIONES

Cristina reparte migajas para las elecciones

El jueves 25 se reunió el Consejo del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo Vital y Móvil.

Pablo Anino

1ro de agosto 2013

Cristina reparte migajas para las elecciones

El jueves 25 se reunió el Consejo del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo Vital y Móvil. En trámite abreviado el gobierno, la burocracia oficialista y las patronales elevaron el salario mínimo a $3.300 desde agosto y $3.600 desde enero de 2014. Los apremios electorales llevaron a reunir al Consejo un mes antes que el año pasado. El salario mínimo subirá el 25,2%, aunque en términos anuales es menos ya que se aplica en cuotas. Los trabajadores que enfrentan a la patota y la intervención del INDEC calculaban en diciembre de 2012 la canasta básica en $7.006. La inflación sigue carcomiendo el salario. Esa canasta hoy es más cara. El nuevo salario mínimo alcanzará para menos de 15 días o para consumir cada día la mitad de lo necesario. El sueldo promedio de todos los trabajadores, en negro y en blanco, fue de $3.837 en el último trimestre de 2012. La “mano de obra” barata es el ingrediente principal del “modelo”.

Al finalizar la reunión del Consejo CFK se acercó para sacarse la foto y anunciar que se eximía del pago del impuesto al salario al medio aguinaldo. Con mínimos retoques intenta moderar la bronca extendida en el movimiento obrero mientras cada mes se produce un saqueo gigante con este impuesto. Lo mismo ocurrió en febrero cuando se aumentó un 20% el mínimo no imponible, poco y nada para la mayoría de los trabajadores que pagan el impuesto.

Cristina se “olvidó” del 82% móvil

El miércoles 31 CFK anunció en la Bolsa de Comercio (nido de especuladores) que las jubilaciones aumentarán 14% desde septiembre. La mínima, que cobra la mayoría de los jubilados, pasará a $2.476. Comparando con la canasta familiar, alcanzará para los primeros diez días del mes. Una vergüenza. Cristina tiró muchas cifras pero “olvidó” el 82% móvil, una necesidad urgente de los jubilados. Eso sí, la ANSES siguen dilapidando recursos en el pago de la deuda y en financiar a las grandes patronales cuyos representantes escucharon a la presidenta muy atentos.

Cinismo “nacional y popular”

Para el INDEC la desocupación bajó unas décimas. Motivo de celebración oficial. Martín Insaurralde, el candidato K en Buenos Aires, repite que “somos una máquina de generar trabajo”. Debería agregar “en negro, precario y flexibilizado”. Más de la mitad de los trabajadores está en esas condiciones. Lomas de Zamora, el municipio que gobierna, tiene un reguero de contratos basura. El Consejo del Salario en 2012 creó una Comisión para combatir el empleo en negro. Pero el propio Ministerio del Trabajo es un “modelo” de precariedad, donde los trabajadores que deberían controlar que no haya empleo en negro sufren el fraude laboral del Estado. La parálisis absoluta de la Comisión no es casual.

La precarización y flexibilización laboral menemista y la devaluación del salario de Duhalde fueron grandes servicios a las patronales, muy bien aprovechados por el kirchnerismo. La CGT de Moyano y la CTA de Micheli rechazan el acuerdo del Consejo, pero no convocan a medidas de lucha. Los empresarios la siguen “levantando con pala”.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: