logo PTS

Chubut

¡Basta de impunidad y mano dura!

Chubut | Justicia por Julián Antillanca

El Poder Judicial y político le muestran a la sociedad los intereses que defienden. La absolución de todos los milicos involucrados en el asesinato de Julián Antillanca busca sentar un precedente de impunidad.

PTS

21 de marzo 2012

Chubut | Justicia por Julián Antillanca

(Trelew, 21/03/12) - El lunes pasado quedará en la historia por haber sido el día en que el Poder Judicial y político de la provincia le mostraron a la sociedad el papel que juegan y los intereses que defienden. La absolución de todos los milicos involucrados en el asesinato de Julián Antillanca tiene como objetivo marcar un precedente de impunidad para seguir legitimando el accionar represivo de la Policía Provincial contra el pueblo pobre en general. Sin embargo, debemos decir que este vergonzoso y escandaloso fallo judicial no cayó de un repollo: Chubut, y en particular Trelew, comenzó el año con un clima político enrarecido no sólo por las rencillas al interior del PJ, que aun perduran luego de las elecciones, si no que además se vio convulsionada por una serie de hechos aberrantes que tuvo como principal actor al putrefacto aparato policial. Luego de la represión al Sindicato de Camioneros, la detención y posterior violación en una comisaría a un pibe de 16 años y una cantidad importante de casos de gatillo fácil, el clima hostil del pueblo en general hacia las fuerzas represivas del Estado le costó el puesto a dos Jefes de la Policía Provincial en menos de 15 días. Obviamente esto fue no sólo un duro golpe para la fuerza policial, sino también para el gobierno de Martín Buzzi, que vio cómo la fuerza de choque que utiliza para espiar y reprimir al pueblo se iba desprestigiando vertiginosamente. Frente a este escenario es que se hizo harto imperioso cambiar el clima para tratar de represtigiar el podrido y corrupto aparato de represión policial. En este sentido tanto el gobierno, como la oposición patronal y los medios burgueses de comunicación vienen ya hace semanas intentando cambiar la agenda política tratando de hacerle creer al conjunto del pueblo la necesidad imperiosa de contar con un aparato policial profesional y supuestamente democrático. Este discurso de “mayor seguridad” tuvo su concreción con la firma de un convenio con la Ministra de Seguridad Nacional Nilda Garré, para el envío de 100 efectivos de Gendarmería Nacional a la provincia, la creación de una Brigada de Investigaciones de esta fuerza en Comodoro Rivadavia y la incorporación de 40 efectivos más de la Policía Provincial a las calles de Trelew, entre otras medidas.

Es en este marco que tenemos que ver y analizar el bochornoso fallo judicial que terminó con la absolución de todos los milicos involucrados en el asesinato de Julián Antillanca. La impunidad del aparato policial es el basamento fundamental para que todo este discurso de “mayor seguridad” se concrete en los hechos, ya que de haberse producido una sentencia ejemplar se sentaba precedente ante toda la sociedad del papel de esta fuerza represiva y además de que es en las calles y con movilización donde se conquista la justicia y no en los despachos judiciales.

Es por eso que desde el PTS y su Juventud planteamos que el pedido “mayor seguridad” del Estado, sus gobiernos de turno, la oposición patronal y los medios de comunicación va en un sentido contrario a la exigencia de justicia. A pocos días de cumplirse 36 años del Golpe de Estado y con más de 30000 compañeros desaparecidos tenemos que aprender la lección al servicio de quién están estas fuerzas. Pedir mayor seguridad, es pedirle a los mismos que asesinan cada 28 horas mediante gatillo fácil; a los mismos que desaparecieron a Julio López, Luciano Arruga e Iván Torres; a los mismos que violaron al pibe en la Comisaría Segunda; a los que te levantan por tomarte una birra o fumarte un fasito (que generalmente son en las barriadas populares) mientras ellos son los principales responsables junto a jueces y políticos corruptos del narcortráfico y la trata de personas; es pedirles a los mismos que se infiltran en las organizaciones y movilizaciones sociales, como Gendarmería con el Proyecto “X”, para espiarnos y procesarnos por luchar por nuestros derechos; en fin, es pedirles al mismo aparato podrido que asesinó a Julián que nos cuiden. Desde el PTS y su Juventud planteamos que no existen “manzanas podridas” en las fuerzas represivas del Estado, sino que TODA LA INSTITUCIÓN tiene un mismo fin que es reprimir a los trabajadores y el pueblo y velar por los intereses de los poderosos. De ahí que no planteamos “mayor seguridad” ni profesionalización ni nada que fortalezca a este podrido aparato represivo, sino que nos manifestamos por la disolución del mismo. Los trabajadores y el pueblo no necesitamos de nadie que nos cuiden, podemos cuidarnos nosotros mismos mediante métodos de autoorganización que salgan del conjunto del pueblo.



·BASTA DE IMPUNIDAD, JUSTICIA POR JULIAN ANTILLANCA.

·ABAJO EL PROYECTO “X” DE GENDARMERÍ.

·¡30.000 COMPAÑEROS DESPARECIDOS Y JULIAN ANTILLANCA PRESENTES, AHORA Y SIEMPRE!


PARTIDO DE LOS TRABAJADORES SOCIALISTAS
JUVENTUD DEL PTS

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: