logo PTS

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Berni y el “modelo haitiano”

Algunos medios lo reducen a un simple contrincante del gobernador Scioli y su ministro de Seguridad, Ricardo Casal, en aras de promover la candidatura de Alicia Kirchner para las elecciones legislativas de 2013.

Miguel Raider

17 de mayo 2012

Berni y el “modelo haitiano”

Algunos medios lo reducen a un simple contrincante del gobernador Scioli y su ministro de Seguridad, Ricardo Casal, en aras de promover la candidatura de Alicia Kirchner para las elecciones legislativas de 2013. Sin embargo, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, encarna la expresión más acabada del Acuerdo por una Seguridad Democrática, la nueva doctrina de Estado que sustituyó la demagogia punitiva de la mano dura para ejercer otra forma institucional de represión estatal

Tras el eclipse de Nilda Garré por la revelación del “Proyecto X”, Berni constituye el principal encargado de “disuadir” la protesta social en las calles con la letra que traza Cristina. Al respecto, el FPDS sostuvo que “el modelo haitiano que combina asistencia social focalizada y manejo de fuerzas de seguridad para evitar protestas no es ajeno a los métodos que el actual secretario de Seguridad siempre desarrolló” (www.marcha.org.ar,13/03). La observación concentra toda una definición. No por nada desembarcó María Cecilia Rodríguez, actual directora nacional de Asistencia Crítica de la Secretaría de Abordaje Territorial del Ministerio de Seguridad, experta en tareas de “asistencia humanitaria” en Haití y condecorada por Cristina por su labor junto a la MINUSTAH, la fuerza de ocupación enviada en 2004 por Néstor Kirchner, Lula, y otros países para garantizar la “estabilidad” y suplir el rol de EE.UU., debilitado por la guerra de Irak.

Brazo derecho de Berni, Rodríguez acercó la experiencia del modelo haitiano fundada en la “regulación del conflicto” de la MINUSTAH, la que completó la faena de EE.UU, tras el golpe de Estado que depuso por la fuerza a Jean Bertrand Aristide, aplastando a la masas agrupadas en Lavalas (el partido de Aristide). Sin embargo, las consecuencias de la epidemia de cólera y del último terremoto reorientaron su labor para garantizar el “control del territorio”. Así, 12.270 efectivos fueron desplegados sobre las barriadas más pobres de Puerto Príncipe, como Cite Soleil, Bel Air y Martissant, combinando la criminalización de la protesta social con el control clientelar de los movimientos sociales a partir del suministro de alimentos.

Salvando las diferencias, obviamente, los diversos operativos lanzados por el Ministerio de Seguridad, que conjugan la militarización de las villas y los barrios más humildes del conurbano bonaerense, con el chantaje de intendentes y punteros que manejan planes sociales, siguen la guía de este modelo. Ratificando esta línea, Berni acaba de lanzar una “fuerza de prevención” con 500 federales sobre las villas 31 y 31 bis “con un esquema similar al utilizado por la Gendarmería en los barrios del conurbano” (La Nación, 13/05).

Después de todo, este teniente coronel en licencia del Ejército, acusado de carapintada y de fluidos vínculos con Aldo Rico, es la mejor expresión de la Seguridad Democrática como subordinación de las fuerzas de seguridad al poder político que defiende a los capitalistas.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: