logo PTS

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

“Berni también planta infiltrados entre los manifestantes”

Myriam Bregman, dirigente del PTS, integrante del Ce.Pro.D.H, abogada querellante en la causa ‘Proyecto X’ denunció hace dos años que Gendarmería infiltra y espía organizaciones obreras y populares a través de dicho sistema. En la última semana volvió a denunciarla porque personal de civil se infiltró en las manifestaciones de los trabajadores de Lear.

“Berni también planta infiltrados entre los manifestantes”
7 de agosto 2014

¿Por qué presentaste una nueva denuncia contra Gendarmería?

Gendarmería tiene orden de impedir las manifestaciones de los trabajadores de Lear, y para quebrar su lucha reprimió brutalmente el 8/7 a trabajadores y estudiantes que cortaban Panamericana. No escatimaron recursos: hidrantes, balas de goma y palos; dejaron varios heridos (muchos golpeados en la cara, como nuestro compañero Charly Platkowski) y cinco fueron detenidos. La lucha no retrocedió, continuó la campaña de solidaridad ampliándose a todo el país con el apoyo de intelectuales, organismos de DD.HH., periodistas y personalidades políticas. Pero el 30/7 los gendarmes intentaron varias formas de persuasión, desde infiltrarse entre los manifestantes hasta armar causas.
 
¿Cómo fueron los hechos?

Una persona canosa de civil se paseaba como uno más entre los trabajadores, daba instrucciones y señalaba a los efectivos de Gendarmería a qué manifestantes detener, hasta que lo descubrieron y lo echaron de la columna. Luego, en plena Panamericana, el comandante Juan Alberto López Torales, jefe de la Gendarmería, se tiró sobre el auto de un manifestante que participaba de la caravana solidaria de trabajadores, docentes, estudiantes, organismos de DD.HH. Rompió el parabrisas y se tiró al pavimento simulando haber sido atropellado, mientras sacaban del auto al conductor, lo golpeaban y detenían bajo los cargos de “atentado y resistencia a la autoridad” y “lesiones culposas”. Ante la evidencia de los hechos, el que estaba de civil intentó robar la cámara de uno de los fotógrafos que lo reconoció y, luego de forcejear, fue rescatado por sus compañeros gendarmes.
 
¿‘Proyecto X’ continúa?

Como venimos denunciando sigue en pie para criminalizar la protesta social. Berni también planta infiltrados entre los manifestantes, vestidos de civil y sin identificación. Estos hechos vamos a denunciarlos en la justicia penal, demostrando el accionar ilegal de Gendarmería, que no solo filma a los trabajadores, sino que simula incidentes para detener manifestantes e instrumentar la criminalización de la protesta. Tenemos todas las pruebas. No es el único gobierno que espía, a Macri le abrieron una causa por estas prácticas ilegales. Pero el gobierno nacional, en su momento de mayor giro a derecha, de ajuste y ataque contra los trabajadores lo hace de forma más descarada, y por eso nuestra denuncia cuenta con “pruebas” irrefutables. Nuestra pelea es por terminar con el espionaje y la infiltración contra quienes luchan por las causas de los explotados y oprimidos, hasta lograr la destrucción de la base de datos del “Proyecto X” y similares que posean otras fuerzas estatales o paraestatales; por el desprocesamiento de todos los luchadores, e impedir que se promulgue la ley antipiquetes.


Dos gendarmes citados a indagatoria

En estas horas se conoce la resolución del juez federal Sebastián Casanello, quien citó a indagatoria a dos gendarmes acusados por presunta violación a la Ley de Inteligencia nacional. Están acusados de infiltrarse entre los trabajadores de Kraft y de realizar tareas prohibidas por la Ley de Inteligencia.


El Ce.Pro.D.H. presentó dos denuncias penales contra Gendarmería

Los abogados Myriam Bregman y Agustín Comas del Ce.Pro.D.H. presentaron una denuncia penal por las lesiones que sufrieron las personas que participaban de la movilización del 8 de julio en Panamericana y Henry Ford, a fin de que se realice la investigación penal de los ilícitos cometidos por la Gendarmería.

Además, presentaron otra denuncia por el armado de una causa contra un manifestante cuando el 30 de julio, estando dentro de su vehículo, el jefe de Gendarmería, comandante Juan Alberto López Torales, se tiró sobre el capot del auto simulando ser agredido por el manifestante, al que llevaron detenido.