logo PTS

Nacional

ENTRE MACRISTAS Y KIRCHNERISTAS SE TIRAN RESPONSABILIDADES Y NINGUNO RESUELVE NADA

Basta de desalojos en la Ciudad

Los habitantes de la Villa 31, con el corte de la Autopista Illia, volvieron a poner en primera plana la más cruda realidad de miles de habitantes de la ciudad: precariedad, hacinamiento, falta de servicios, falta de escuelas para los niños y niñas, en villas y asentamientos.

Virginia Pescarmona

27 de noviembre 2008

Los habitantes de la Villa 31, con el corte de la Autopista Illia, volvieron a poner en primera plana la más cruda realidad de miles de habitantes de la ciudad: precariedad, hacinamiento, falta de servicios, falta de escuelas para los niños y niñas, en villas y asentamientos. El gobierno macrista quiere avanzar en el desalojo utilizando hipócritamente el argumento de la peligrosidad de las viviendas, pero con el verdadero objetivo de “recuperar” los terrenos de la Villa para que lucren con ellos el ferrocarril y los pulpos inmobiliarios y de la construcción.

¿De quién son los terrenos?, ¿quién define el destino? ¿reurbanizar o reubicar? ¿primero resolver el problema de vivienda o de los servicios? ¿quién pone la plata? Estos son los debates “acalorados” dentro de los bloques de la Legislatura entre macristas y kirchneristas, para terminar no resolviendo nada, mientras los problemas habitacionales arrastran años y gobiernos.

Hace más de 60 años existe el “barrio de emergencia” en Retiro. Según el diario Página 12 “...comenzó a formarse en 1930, luego de la crisis del ’29, tuvo como habitantes originales a familias de obreros portuarios desocupados” ( 20-11-08) Fue la Villa Esperanza, luego Villa Desocupación, más tarde Kilómetro Tres, Saldías, Güemes o Comunicaciones, más recientemente la Villa 31 y 31 Bis. Lo que no cambió son las condiciones de marginalidad y precariedad.
Más allá de que algunos delegados de la Villa 31 hayan llegado a un principio de acuerdo con el gobierno de Macri evitando momentáneamente el desalojo, el problema sigue vigente y la crisis habitacional se sigue profundizando en la Ciudad.

Sólo en la Villa 31 y 31 bis viven alrededor de 70 mil personas y si contamos todas las villas y asentamientos de la ciudad, hay alrededor de 200 mil personas viviendo en condiciones precarias, sin cloacas, sin gas natural, sin agua corriente, en otras palabras totalmente excluidos. Y si sumamos las personas que viven en las llamadas casas tomadas, conventillos, pensiones, hoteles clandestinos, inquilinatos, o directamente en la calle, los números rondan las 650 mil personas.
Además, el ritmo de desalojos va en aumento, sólo en el mes de septiembre hubo 253 y se estiman cerca de 200 desalojos más para lo que queda del año, violencia y en la mayoría de los casos represión que cae sobre trabajadores y trabajadoras precarios e inmigrantes.
Estos son los datos que se estipulan cruzando distintos censos pero casualmente datos oficiales no hay. Mientras, la población en villas y asentamientos crece mes a mes a partir de que la Ciudad de Buenos Aires se transformó en una zona para los negocios inmobiliarios de las grandes corporaciones.

Ante la Ciudad de los grandes negociados, las corporaciones y multinacionales, los trabajadores y el pueblo pobre debemos luchar por la inmediata prohibición de los desalojos. Los sindicatos, las organizaciones sociales, estudiantiles, los organismos de derechos humanos, debemos hacer nuestro y exigir este reclamo. Y levantar una salida propia que llegue a una profunda reforma urbana, que sobre la base de la confiscación de las grandes propiedades y tierras, desarrolle un plan de construcción de viviendas populares, controlado por los trabajadores de la construcción y organizaciones sociales, y que verdaderamente pueda asegurar el techo y condiciones habitacionales para los que no lo tienen. Ese plan debe ser financiado mediante el impuesto progresivo a los grandes capitalistas y a las grandes fortunas, como de la confiscación a los grandes propietarios de viviendas ociosas, y sobre la Iglesia, uno de los principales terratenientes inmobiliarios de la Ciudad.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837