logo PTS

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

"Baby" Etchecopar y la "seguridad" de los ricos

La derecha volvió a meter la cola agitando la campaña por la “seguridad ciudadana”. Pero esta vez escalaron hasta el éxtasis porque se trata de uno de los suyos, el “célebre” conductor radial de posiciones reaccionarias en todos los órdenes de la vida.

Miguel Raider

15 de marzo 2012

La derecha volvió a meter la cola agitando la campaña por la “seguridad ciudadana”. Pero esta vez escalaron hasta el éxtasis porque se trata de uno de los suyos, el “célebre” conductor radial de posiciones reaccionarias en todos los órdenes de la vida.

Su mansión en San Isidro fue asaltada por tres ladrones que interceptaron el Mercedes Benz que conducía su hijo. Según las versiones, “Baby” entregó $3.000 y joyas pero luego fingió un infarto para echar mano de una pistola y disparar. Alejandro Morilla, joven de 20 años, en libertad condicional por robo calificado, cayó muerto por ocho balazos, otro pibe de 17 fue herido de cuatro tiros y el tercero logró huir.

Pese a que la situación aún es confusa, resulta poco creíble que “Baby” actuó “en defensa propia”. “Le di a uno”, festejaba pese a las heridas de su hijo. Baby tenía cuatro armas.

En varias ocasiones el “Angel de la Medianoche” propagandizó que hay que “matar a todos los chorros” para solucionar el problema de “inseguridad”, naturalizando así la descomposición social que genera el capitalismo y exculpando a sus responsables, los grandes capitalistas.

Igual que el film “El vengador anónimo” protagonizado por Charles Bronson, “Baby” parece haber asumido el rol de justiciero de las clases medias blancas contra los “delincuentes” de los estratos más pobres del conurbano bonaerense, una postura a favor de criminalizar la pobreza.

Obviamente, no resulta casual que entre sus allegados figuren personajes semifascistas como Oscar González Oro, Eduardo Feinmann, Alberto Kohan y Juan Carlos Blumberg, notables socios del club de la pena de muerte.
Entre tanto espasmo, si hay algo que pasó desapercibido fue que el policía de custodia de la garita se retiró temprano “por un fuerte dolor de estómago”. Ningún medio puso en tela de juicio la posibilidad cierta de que la
Policía reclutara a los “pibes chorros”, extorsionándolos para robar en su provecho a partir de “liberar el territorio”, la técnica que salió a la luz tras la desaparición del joven Luciano Arruga.

Pero si hay algo que registraron los medios fue el fuerte “crecimiento de muertes producidas por delitos”. Las estadísticas del ministerio de Justicia demuestran que el 70% de los homicidios dolosos no sobrevienen en ocasión de delito sino producto de violencia de género, riña entre vecinos y gatillo fácil. Hasta el responsable de la sección policiales de Clarín, Ernesto Canaletti, admitió que los delitos de sangre habían decrecido, aunque los delitos contra la propiedad (particularmente el robo calificado) se habían incrementado. Evidentemente, con “Baby” vuelve la campaña por “seguridad”.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: