Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
18 de febrero de 2019

La Verdad Obrera N° 571

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

POLICÍ DE SANTA FÉ

Pobreza crucificada

29 May 2014 | Mérida Doussou. Estudiante del profesorado de Historia Olga Cosettini- Rosario   |   comentarios

Hace una semana, en la localidad de San Francisco, Córdoba, fue encontrado crucificado un joven con un cartel que decía “no robarás”. Este joven trabajador de 27 años, Víctor Robledo, acusó a la policía santafecina de la localidad de Frontera. El hecho es aberrante: la policía lo fue a buscar a la casa porque “alguien les había dicho que estaba robando”, lo tuvieron detenido durante todo un día y luego de una paliza lo encintaron en una cruz. Por el caso están detenidos doce policías.

Santa Fe y Córdoba son las provincias del interior donde más casos hay de torturas, abuso policial, corrupción y complicidad con el narcotráfico. Han salido a la luz decenas de denuncias del negocio de las policías como gerentes del narco organizado. En ambas provincias el más encumbrado sector de jefes policiales fue separado de sus cargos por liderar el tráfico de drogas. Son provincias que, además, cuentan en su haber con los mayores índices de desigualdad social. Allí la gran mayoría de la población vive hacinada, mientras se inflan burbujas inmobiliarias sobre la especulación con las ganancias sojeras.

En ciudades donde muchos viven el “día a día” y un puñado acumula negocios y riquezas, se persigue, estigmatiza y hostiga a los jóvenes pobres. La gran campaña mediática que se ha lanzado desde los medios de comunicación fortalece la visión estigmatizadora de que andar en moto, tener una gorra, o ser “morocho” es en sí mismo un delito. Mientras no se tipifica de igual manera a la gran cantidad de empresas que mantienen en la ilegalidad a sus trabajadores, precarizándolos y echándolos. Las policías y los gobiernos que las estimulan son aquí otro de los eslabones para fortalecer este discurso que se transforma en acción. Acción comprendida por gatillo fácil y abusos. El caso de Víctor es uno de los que sale a la luz. Pero hay cientos.

Hace más de un mes desembarcaron en la ciudad de Rosario miles de gendarmes de la mano del carapintada K, Sergio Berni. El gobierno de los K y del Partido “Socialista” FA-UNEN se unieron con la excusa supuesta de enfrentar el narco, pero la realidad es que no hay preso ni uno solo de los grandes organizadores del tráfico de drogas. El gobernador Bonfatti llama "resultado positivo" a la gestión de Berni, pero para ellos la eficacia consta en militarizar los barrios populares, vigilar la ciudad desde helicópteros como en un Estado de Sitio, requisar por “portación de rostro” a los obreros que se dirigen a sus puestos de trabajo en moto y moler a palos a los jóvenes por fumar un porro. Dentro de este mes plagado de gendarmes, ya van 11 nuevos crímenes en la ciudad.

En Rosario se aumenta el boleto del colectivo cada 4 meses, las escuelas públicas y los hospitales se caen a pedazos. La inversión pública se destina a más patrulleros, a formar una policía comunitaria, abrir más comisarías. Hay plata para fomentar la represión, solo para eso.









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota