logo PTS

Sur GBA

Zona Sur del Gran Buenos Aires: De las universidades a las fábricas cargando la bandera de la solidaridad de clase

Al arrancar la semana encontrándonos con esta terrible noticia, lanzamos una gran campaña de solidaridad activa en las universidades y fabricas de la zona sur, recolectando aportes y vendiendo cientos de periódicos La Verdad Obrera que titulaban “La tormenta es natural, las muertes y el desastre NO”.

PTS

9 de abril 2013

Zona Sur del Gran Buenos Aires: De las universidades a las fábricas cargando la bandera de la solidaridad de clase

La campaña en las universidades, un señalamiento claro a los responsables políticos de este crimen social y gran repercusión del periódico La Verdad Obrera

En las universidades de Lanus y Quilmes y el CBC de avellaneda , todxs lxs compañerxs de la Juventud del PTS y decenas de compañerxs que se organizan con nosotros en las agrupaciones y las Secretarías de Prensa (UNLa) y Género y Diversidad (UNQ), con la bronca de ver la terrible situaciacion en la plata de mas de 50 muertos, miles de evacuados, llegamos el primer dia de clases y nos propusimos llevar adelante una campaña solidaria activa. Pasamos por todos los cursos, se realizaron asambleas con decenas de compañerxs independientes, en ellas se formaron comites para organizar la colecta de las donaciones, se propusieron festivales y se les exijia a las autoridades que financien el traslado de las donaciones. Con el transcurso de los dias, se fueron sumando mas y mas compañerxs colaborando con lo que podian. Es que a medida que pasan los dias, mas bronca nos da ver, como los funcionarios del gobierno se pelean entre ellos y las "soluciones" que se anuncian son una miseria, incluso muchas se dan en caracter de credito, endeudando a las familias que perdieron todo. Es destacable que en la UNLa vendimos más de 70 periódicos y más de 60 en la UNQ.

En el CBC de Avellaneda, donde propusimos a las corrientes que son parte de la conducción de la FUBA (PO, Mella y SUR) tomar ofensivamente esta campaña, nos encontramos solamente una tibia respuesta, se limitaron a acompañarnos en algunas pasadas por los cursos y ni repartieron la declaración que había sacado la conducción, jerarquizaron sus actividades prefijadas que no tenían relación alguna con los terribles sucesos de esta semana; frente a esta ubicación de la FUBA que es funcional a que la universidad sea una burbuja, la juventud del PTS marco la diferencia en la sede vendiendo más de 40 periódicos en dos horas, recolectando aportes, pasando por cursos y hablando con decenas de estudiantes que mostraban su indignación, lo cual demuestra que si el resto de las agrupaciones de la conducción estuviesen a la altura de los hechos podríamos despertar un enorme movimiento de apoyo a las víctimas del desastre.

Estudiantes de la EMPA se sumaron a tocar en el festival artístico solidario de la juventud del PTS, y en el Bellas Artes de Quilmes también hemos lanzado esta gran campaña.

De conjunto nuestra campaña encontró una enorme simpatía entre los estudiantes, decenas se han sumado a esta campaña, colaborando con la colecta, pintando carteles, difundiendo y organizándose en sus cursadas, participando de las asambleas y algunos incluso acompañándonos a ayudar a las casas de las familias obreras afectadas.

La solidaridad de los trabajadores es de otra clase

Luego nos dividimos en grupos para recorrer varias fábricas de la zona, hablar con los trabajadores, ofrecer nuestro periódico y llevar nuestra propuesta de hacer una colecta para dar lugar a la solidaridad obrera. Recorrimos neumáticos Firestone, distintas estaciones del Ferrocaril Roca, la ceramista Ferrum, la gráfica Morvillo, las alimenticias Neosol y Calza, también hablamos con trabajadores del polo petroquímico y de distintos sanatorios. Hablando con centenares de trabajadores se reafirmo que la indignación y la bronca son generalizadas.

Algo realmente destacable es que espontáneamente un numeroso grupo de trabajadores ferroviarios fueron a colaborar a una casa que fue totalmente tapada por el agua, donde viven familiares de un compañero del PTS que integra la lista Naranja, una gran muestra de solidaridad de clase. Teníamos una cita de honor en esta colaboración y también en las vías del ferrocarril Roca, donde vendimos decenas de periódicos y los ferroviarios de los barrios más afectados nos comentaban la terrible situación de la inundación.
En Firestone, una de las fabricas más grandes de la zona Sur, donde las enfermedades laborales son moneda corriente, mas de 30 laburantes se llevan La Verdad Obrera, con sus cuerpos cansados luego de soportar todo el turno varios se quedaron para hablar con nosotros, nos expresan su odio a las condiciones de trabajo y nos comparten el dolor que sienten por las víctimas de la catástrofe social de social. En las distintas fábricas a las que fuimos muchos laburantes quedan en contacto con nosotros para aportar a la colecta.

"Es un desastre esto que paso, encima se tiran la pelota entre Macri y Cristina, pero ellos también tienen la culpa, no invierten nada" dicen unos. “Ellos de viaje y nosotros acá, la gente es la que está ayudando más que ellos. Si no fuera por la gente no habría nada” denuncian los laburantes de obra, sector más precarizado que va de fabrica en fabrica con salarios muy bajos. Todos veían un ejemplo a seguir en la enorme campaña solidaria que vienen desarrollando las agrupaciones clasistas, como en Kraft y tantos otros lugares donde no dudaron ni un segundo en actuar ante los hechos.

Este crimen social no puede quedar impune

En tan solo tres días hemos recolectado gran cantidad de aportes para las familias de los barrios afectados, le propusimos a todas las corrientes universitarias encarar esta campaña en unidad, hemos vendido casi 300 números de La Verdad Obrera y hemos colaborado apelando a la solidaridad de decenas y decenas de trabajadores de la zona. Esto es solo el inicio de una gran campaña en la que cargamos con orgullo la bandera de la solidaridad de clase, pero que no se detiene ahí sino que tiene que incluir en su contenido la lucha para que este crimen social no quede impune. La inundación nos inunda de indignación, no vamos a parar hasta que la paguen todos los responsables políticos de esta masacre.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: