logo PTS

NACIONAL

Una vez más... los acuerdos del PRO y el FPV en la Ciudad

Se hicieron públicas varias charlas privadas entre Cristina y Mauricio que pusieron celoso a más de un gobernador oficialista. Ya nadie puede decir que es una rareza ver a los diputados del PRO aplaudir los ataques del kirchnerismo a los docentes o la ley anti-piquetes.

Una vez más... los acuerdos del PRO y el FPV en la Ciudad
15 de mayo 2014

Se hicieron públicas varias charlas privadas entre Cristina y Mauricio que pusieron celoso a más de un gobernador oficialista. Ya nadie puede decir que es una rareza ver a los diputados del PRO aplaudir los ataques del kirchnerismo a los docentes o la ley anti-piquetes.

Una nueva muestra de esto se vivió el jueves 8 en la Legislatura porteña. El FPV y el PRO votaron el traspaso de la ex ESMA y otros edificios del Instituto Espacio para la Memoria de la Ciudad a la Nación, originando el repudio de Pérez Esquivel, el CeProDH, AEDD y otros organismos de derechos humanos. La banca del FIT que compartimos con Marcelo Ramal del PO se hizo escuchar en la sesión con la denuncia de este acuerdo, rechazando también la emisión de deuda pública en dólares y el negociado de los bares en las plazas que pretendía el macrismo. Fue la única voz con un programa independiente de todos los bandos capitalistas.
Estos gestos afectuosos no son más que parte de una agenda común del PRO y el FPV que se ve cotidianamente en la gestión de Macri, que está transformando la Ciudad cada vez más a favor de los empresarios y los sectores más ricos.

Esto no es nuevo. En 2012, en una sesión donde se retiraron todos los bloques excepto PRO y FPV, se votó una serie de negociados millonarios como el shopping de IRSA en Palermo, la venta del Edificio del Plata, el Centro Cívico de Barracas en el predio del Borda y la rezonificación de terrenos del ferrocarril en Pompeya, Parque Patricios, Palermo, Caballito y Liniers. A fines de 2013 los votos del PRO y el FPV sirvieron para condonarle una deuda de más de $1.000 millones a Cristóbal López, el zar del juego y las apuestas, con los que obtiene millonarias ganancias.

Posando de opositores

El kirchnerismo se propone en la Ciudad ser sólo una “oposición” que no salga de lo discursivo. Por ejemplo, hace años que la UTE, el principal sindicato docente, viene acordando paritarias sin ningún plan de lucha serio que enfrente la caída del salario. Mucho menos se puede esperar de las patotas del SUTECBA, que negocian todo con el macrismo a espaldas de los trabajadores municipales.

El recrudecimiento de la crisis habitacional es otro resultado. Sigue sin cumplirse la ley 148 que la Legislatura aprobó en 1998, que implicaba dar atención prioritaria a la problemática habitacional en villas, mientras el PRO y el FPV modifican los códigos de urbanización para construir edificios de lujo y shoppings, expulsando a los sectores de menores recursos a la periferia de la ciudad o al conurbano.

La única oposición al macrismo en la Ciudad es la izquierda. Es la oposición a la cooptación kirchnerista en el subte, los delegados clasistas telefónicos, la interna de la Coca Cola, los aeronáuticos, los trabajadores municipales junto a las internas opositoras del INDEC, el Garrahan y los ministerios de Economía y Trabajo, que tienen que mostrar el camino para organizar una oposición de izquierda en la Ciudad. Además, la banca del FIT en la Legislatura está a disposición de fortalecer la organización de los trabajadores y denunciar todos los negociados a los que nos tienen acostumbrados, y plantea un proyecto independiente de todas las salidas capitalistas en la Ciudad y en el país. Por todo esto, vamos a impulsar con todo un encuentro del movimiento obrero combativo el 31 de mayo para dar respuesta a estos reclamos con un programa contra el ajuste e independiente de todos los bandos patronales.

Temas relacionados: