logo PTS

NOTAS RELACIONADAS

Una movilización que conmovió al Uruguay

El pasado viernes 28 de Junio se llevó a cabo una gran movilización de los sindicatos de la enseñanza que contó con la participación de más de 15 mil docentes, trabajadores, padres, madres, y estudiantes de todos los sectores de la educación pública, y que contó con la solidaridad del sindicato del taxi.

PTS

4 de julio 2013

Una gran demostración de fuerzas

El pasado viernes 28 de Junio se llevó a cabo una gran movilización de los sindicatos de la enseñanza que contó con la participación de más de 15 mil docentes, trabajadores, padres, madres, y estudiantes de todos los sectores de la educación pública, y que contó con la solidaridad del sindicato del taxi. La misma se realizaba en el marco del fin del plazo para la entrega del proyecto presupuestal (Rendición de Cuentas) por parte del Poder Ejecutivo hacia el Parlamento, donde no se contempla el reclamo de dichos sectores, y el gobierno y la bancada del Frente Amplio se han plantado firme pidiendo “mantener las cuentas en orden”.

Los docentes secundarios se mantienen movilizados desde fines de Mayo donde se votó la huelga que comenzó el 20 de Junio. Además, los docentes de Montevideo vienen luchando desde fines de 2010 contra proyectos de financiación privada de la educación pública (PROFIME-PROMEJORA), y más recientemente contra el proyecto de UTEC.

En la movilización los manifestantes coreaban cánticos como: “diputado diputado, que contento se te ve, vos ganas más de cien palos, yo no llego a fin de mes”, etc. Es que dos días antes, en la Asamblea General de la Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria de Montevideo, los/as docentes votaron con gran entusiasmo iniciar una campaña para que los parlamentarios y los ministros cobren lo mismo que un docente Grado 1 con 20hs semanales, 14mil pesos (contrastados más 170mil que cobran los diputados), una política que golpea en el corazón del régimen político que para mantenerse necesita de una casta privilegiada de políticos profesionales al servicio de los negociados patronales.

La burocracia sindical y su "incomodidad" en la situación actual

La dirección del PIT-CNT ha intentado por todos los medios ponerle freno a las luchas para evitar que se transformen en batallas políticas contra el gobierno, y mantener la estabilidad social y política con la que todavía goza el FA.

El jueves pasado, decidió a último momento ponerse al frente de la manifestación, después de que durante varios días jugara un rol directamente traidor, llegando a ir en contra de una resolución de la asamblea de maestros de Montevideo que solicitaba la desafiliación para jerarcas gubernamentales como Florit o Gómez. La semana pasada el diario El País daba cuenta de la preocupación de los sindicalistas frenteamplistas, e informaba de la creación de una "Mesa Sindical" del FA para coordinar frente a los "avances de los grupos radicales". Esto deja a la vista el rol de los Olivera, Castillo, Abdala, Pereira, etc., enteramente al servicio de ser la polea de trasmisión de las políticas del gobierno en el movimiento obrero. Fue por esto, que al llegar a la Plaza Independencia (y frente a la maniobra de la burocracia que puso el estrado antes para no ir a la Presidencia), gran cantidad de los/as presentes decidieron seguir hasta la Torre Ejecutiva, demostrando realmente la fuerza de la movilización y haciendo que la dirección del PIT-CNT levantara el acto por “problemas de audio”. Esto no hace más que seguir demostrando la complicidad del PIT-CNT con el gobierno, que el día anterior había levantado el paro en homenaje a la huelga general de 1973 para que no se expresara el descontento de los sectores en lucha. Pero el viernes no pudieron impedirlo y la lucha docente tuvo una gran expresión. En su reunión de Secretariado Ejecutivo el pasado Martes, el PIT-CNT vuelve nuevamente a atacar a los sindicatos docentes en huelga tildándolos de “patoteros”.

Un programa para vencer

Frente a los intentos de dividirnos por parte del gobierno y la dirección del PIT-CNT (como ya lo intentaron hacer con la universidad para que se bajara de las protestas), desde el Zonal Prado (donde participamos) proponemos levantar amplias coordinaciones por zonales con el resto de los sindicatos de la enseñanza, y desde las bases. Esta política además de favorecer la auto-organización de los/as trabajadores/as, tiende un puente hacia el resto de los sectores de la educación y las fabricas, como primer paso hacia la unificación nacional de los conflictos. El PIT-CNT, que ha estado más del lado del gobierno que de los docentes, debería convocar a un paro general de 48hs para apoyar esta huelga, con movilización y oratoria a cargo de delegados electos en las asambleas de cada sindicato. Frente a la discusión que algunas agrupaciones plantean acerca de la viabilidad económica del conflicto, debemos exigir claramente que los recursos económicos del PIT-CNT deben estar al servicio de garantizar el fondo de huelga. Esta lucha por la Educación Pública al servicio de los trabajadores, debe y puede doblegar al gobierno. La gran movilización del viernes pasado marca un gran punto de inflexión desde el cual debemos partir para imponer nuestras reivindicaciones mediante la lucha callejera y la organización.

Temas relacionados: