logo PTS

NACIONAL

Reapertura del canje de deuda

Una “causa” de los especuladores

El lunes 26 Cristina anunció la reapertura del canje de bonos para trasladar el centro de pago de Nueva York a Buenos Aires. Además le abre la puerta a nuevos buitres y busca aislar a los que litigan en Nueva York.

Pablo Anino

29 de agosto 2013

Una “causa” de los especuladores

El lunes 26 Cristina anunció la reapertura del canje de bonos para trasladar el centro de pago de Nueva York a Buenos Aires. Además le abre la puerta a nuevos buitres y busca aislar a los que litigan en Nueva York. Es que el fallo del viernes 23 de la Corte de Apelaciones neoyorquina, que ratifica el del juez Griesa, posibilita un default técnico. Es decir, un no pago de obligaciones por el embargo de los fondos destinados a los holdouts (bonistas) que están cobrando regularmente para pagarle a los que litigan. La situación es compleja y el fallo podría afectar otros intereses. Tal vez por eso la Corte de Apelaciones “compensó” el fallo adverso con una postergación de sus efectos para que la Corte Suprema de EE.UU. analice si toma el caso.

Si bien es difícil no está descartado un fallo favorable a Argentina de la Corte Suprema de EE.UU.. Tras años de pirotecnia verbal el gobierno aflojó la confrontación. EE.UU. no estaría dispuesto a pronunciarse por Argentina por iniciativa propia. Pero si la Corte aceptara el caso podría pedirle su opinión y el gobierno de Obama se pronunciaría a favor de Argentina. De hecho desde abril hay pendiente una solicitud de la Corte Suprema de EE.UU. que invita al gobierno de Obama a opinar sobre la inmunidad soberana. Es que una ratificación del fallo adverso a la Argentina implicaría un embargo de los fondos depositados en el Bank of New York Mellon (que paga los bonos argentinos), poniendo en cuestión a la plaza neoyorkina como centro de cobro de los especuladores mundiales. Obama tiene otras razones para apoyar a Argentina: Detroit se declaró en quiebra hace un mes y deberá afrontar una reestructuración. Al FMI también le “preocupa” este litigio, aunque retrocedió de su posición original de apoyo a Argentina cediendo al lobby buitre, que actúa trasversalmente sobre republicanos y demócratas, aunque en la Corte predominan los demócratas, posiblemente favorables a Argentina. Tanta atención internacional se explica porque las reestructuraciones de deuda son la moneda de canje para hacer pasar los ajustes en Portugal, España, Grecia y Chipre, así como la única forma de que los especuladores cobren algo.

Todos buitres

La reapertura es un reaseguro para los especuladores que entraron a los canjes previos dado que podrán trasladar la plaza de los pagos a Buenos Aires más allá de los resultados en la justicia yanqui. En su gran mayoría los holdouts, tanto los que entraron a los canjes como los que no, compraron bonos del Estado Argentino por centavos y aún con la quita de la reestructuración hicieron una importante diferencia. No sólo eso, sino que las condiciones establecidas por Néstor Kirchner y Lavagna para el primer canje de 2005 otorgaba jugosos premios por el crecimiento del país (cupón PBI) y de la inflación. Esta es la causa del “éxito” de ese canje y del que luego hiciera Boudou en 2010. Entre ambos canjes la aceptación de los holdouts llegó al 93%.

El establishment financiero local respondió favorablemente. Como dijo Cristina “en pocos días más, vamos a pagar el BONAR 7, U$S2.000 millones cash. Es un bono en legislación nacional que se paga también aquí en la Caja de Valores pero que la mayoría se cobra en el extranjero porque la mayoría son tenedores extranjeros que lo hacen muy fácilmente”. Aldo Pignanelli, ex presidente del Banco Central durante el gobierno de Duhalde, llamó “traidores a la patria” a los que no apoyen la reapertura. Aclaró, eso sí, que asesora bonistas a los que les recomendará comprar los bonos de Nueva York a bajo precio para luego hacerse una buena diferencia con el canje. La UCR también votaría con el gobierno. Del resto de la oposición patronal, la que marca algún matiz es porque es aún más cipaya que los K. Hay que acabar con esta entrega y dejar de pagar la deuda externa.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: