logo PTS

NOTAS RELACIONADAS

ENTREVISTA A JORGE ALTAMIRA

"Un crimen político contra la clase obrera"

Jorge Altamira, dirigente nacional del Partido Obrero, fue entrevistado por La Verdad Obrera y el sábado salió al aire por Pateando el Tablero. En ambas conversaciones afirmó que el asesinato de Mariano Ferreyra fue un crimen político cometido por la clase capitalista, su Estado y la burocracia sindical contra la clase obrera. Leé y escuchá las entrevistas.

PTS

2 de agosto 2012

"Un crimen político contra la clase obrera"

¿Qué expectativas tiene el Partido Obrero en este juicio histórico que se inicia?

El asesinato de nuestro compañero Mariano Ferreyra fue un crimen político cometido por la clase capitalista, su Estado y la burocracia sindical contra la clase obrera. Nuestra expectativa es que logremos el desarrollo de una agitación y de una movilización política de tal envergadura que esta caracterización sea asumida por un sector muy amplio de trabajadores, con todas las conclusiones que se derivan de ella. La condena de la patota pedracista y de la policía va a ser un subproducto de este desenvolvimiento político –nunca el resultado de una acción confinada al ámbito judicial–, que incluso en el caso de una condena dejará abierta una vía ulterior de impunidad (como ha ocurrido en el ciento por ciento de casos semejantes), apenas refluya el alerta y la atención de las masas.

Para nosotros, los socialistas revolucionarios, esta lucha entronca con los objetivos estratégicos de la clase obrera: liberación de los sindicatos de la burocracia anti-obrera; transformación de ellos en organizaciones de lucha de clases de los trabajadores; desenmascaramiento del gobierno como representante (y por lo tanto encubridor) de la clase capitalista; por un gobierno de trabajadores; y, fundamental, señalamiento del maridaje entre el aparato de represión del Estado (en este caso la Policía Federal) con las patronales y la burocracia sindical.

Final y felizmente se logró que los efectivos de la Federal que liberaron la zona para que se cometiera el crimen también estén en el banquillo. ¿Quiénes son los otros responsables ideológicos o políticos?

Destacamos con fuerza, en lo que hace a este punto, que la cúpula policial colaboró con la operación criminal de la patota desde la Jefatura, como lo demuestran las escuchas telefónicas, tanto en el ingreso como en la tentativa de encubrir su fuga. De aquí se desprende que la carátula de “abandono de persona”, como es presentada en este juicio, está fuera de lugar, y que le cabe “complicidad con el homicidio”. Esta clarificación permite entender porqué señalamos el encubrimiento de parte de la Secretaría de Seguridad.

La clase capitalista -los llamados “empresarios” de UGOFE- no estarán presentes en el tribunal, pero todo el crimen gira en torno a la defensa de la superexplotación de los compañeros ferroviarios, por la vía de la tercerización o sub-contratación laboral. Ellos habilitaron la salida de la patota para ejecutar este crimen. Si los ‘nacionales y populares’ que funcionan como gobierno hubieran prestado oídos a la denuncia que hicimos en Plaza de Mayo, en la movilización popular contra el asesinato de Mariano, las gravísimas heridas provocadas contra nuestra compañera Elsa Rodríguez, y a otros compañeros; la masacre de Once nunca se habría producido. La clase capitalista está comprometida, en este caso, con un crimen de lesa humanidad contra la clase obrera. Mariano simboliza a la juventud obrera, estudiosa, militante y socialista que crece en Argentina y en el mundo.

¿Cuál es tu opinión sobre la campaña que vienen llevando adelante las distintas organizaciones de izquierda, de trabajadores combativos, de los organismos de DDHH independientes del gobierno desde el mismo día en el que se cometió este crimen contra la clase obrera?

No se ha visto, desde poco después de la salida de la dictadura militar, una movilización tan intensa como la que se desplegó contra el crimen de Mariano, por parte de las organizaciones de izquierda y del conjunto de organizaciones populares. No solamente en términos de empeño, persistencia y masividad. Ocurre que, desde el inicio, fuimos muy claros en definir los términos políticos de esta lucha, que con grados diversos, naturalmente, fueron asumidos por todas las organizaciones que reclaman Justicia. En el campo de las organizaciones populares del oficialismo y de personalidades progresistas que apoyan al gobierno, todo esto provocó una crisis importante; por eso las adhesiones a esta lucha por parte de este sector continúan siendo individuales. Quedó manifiesta la completa desnaturalización de la organización de Madres de Bonafini, así como de grupos de derechos humanos oficiales, que pusieron su crítica contra los luchadores, de ningún modo contra los verdugos de la burocracia y del capital. La violación de los derechos humanos es inseparable de la dominación capitalista, no importa si su forma de gobierno es supuestamente democrática. Es un punto que debemos destacar todos los días, frente a la demagogia oficial en la materia.

¿Querés agregar algo más?

El carácter estratégico de esta lucha. Su desenvolvimiento y su resultado gravitará fuertemente en el movimiento obrero y en la izquierda revolucionaria. Coincide con un estadio excepcional de la crisis política del régimen en el poder. En el futuro asociaremos la imagen de Mariano y de Elsa con una etapa de conquista de la independencia política del proletariado y de una aceleración de la preparación de la clase obrera para el combate por su propio poder.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: