logo PTS

MUJER

Tres Arroyos dice basta de violencia hacia las mujeres

El martes murió en el hospital Pirovano, luego de ser brutalmente torturada por su pareja, Daniela Torres, una joven de 25 años, madre de 4 hijos,

PTS

7 de noviembre 2013

El martes murió en el hospital Pirovano, luego de ser brutalmente torturada por su pareja, Daniela Torres, una joven de 25 años, madre de 4 hijos, porque Daniel Zuñiga, el FEMICIDA, estaba celoso y le quiso dar un "correctivo", la golpeó y torturo durante tres días, acompañado por el silencio de su familia que vio como su hijo asesinaba a Daniela sin hacer nada.

La indignación de las mujeres y la población tresarroyense no se hizo esperar, enseguida desde las redes sociales se convocó a una movilización para exigir juicio y castigo al asesino y sus cómplices.

Unas 700 personas se hicieron presentes para decir ¡BASTA DE VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES! El reclamo de la movilización fue directamente contra las instituciones estatales que ejercen el poder.

Este caso provocó el estallido social, y se produce como consecuencia de la impunidad con la que siguen funcionando los prostíbulos, el juego clandestino, las coimas, el maltrato hacia los adolescentes en los barrios, las zonas liberadas, etc. Los trabajadores y el sector más empobrecido de la ciudad, sufren cotidianamente el abuso de poder ejercido desde las instituciones, la falta de respuesta a las demandas que se realizan a los políticos que dicen representarnos y un poder judicial consecuente con toda la corrupción planteada.

La gente masivamente acusó de cómplices de la tranza y la prostitución a las mafias policiales de la ciudad sostenidos con el consentimiento del poder judicial y político, tanto del oficialismo como de la oposición. Y aunque algunos representantes de las fuerzas de seguridad, como el comisario, intentaron esbozar algún tipo de enunciado, los cientos de personas allí presentes taparon su voz con insultos, por lo que se tuvieron que retirar en forma vergonzosa hacia adentro de la comisaría local.

Las dobles cadenas que tenemos las mujeres, es decir el sometimiento que sufrimos tanto a nivel laboral con el trabajo precarizado, como la explotación en el hogar, son sostenidas desde el estado. El discurso político, el de los medios de comunicación, el del poder judicial, son reproductores de la violencia hacia la mujer. La falta de recursos económicos y legales que protejan a las mujeres, son un claro ejemplo de esta política estatal.
Porque peleamos contra la explotación y la opresión ¡Las mujeres combativas decimos BASTA!

Desde Pan y Rosas en el Frente de Izquierda decimos: ¡Basta de violencia hacia las mujeres!

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: