logo PTS

Nacional

Transporte: grandes negocios, pésimos servicios para el pueblo trabajador

La situación del transporte público de pasajeros en Argentina es crítica, debido centralmente a la sed de ganancias que lleva a los empresarios a no invertir en infraestructura y a lucrar a costa de la salud e incluso de la vida de los trabajadores del sector y de los usuarios.

Verónica Zaldívar

13 de octubre 2011

La situación del transporte público de pasajeros en Argentina es crítica, debido centralmente a la sed de ganancias que lleva a los empresarios a no invertir en infraestructura y a lucrar a costa de la salud e incluso de la vida de los trabajadores del sector y de los usuarios. Esto ocurre con la complicidad del gobierno y sus organismos de control, a la que se suma la de la burocracia sindical de la UTA, la Unión Ferroviaria y otros gremios. El incremento de usuarios durante los últimos años, así como la incorporación de nuevas tareas, llevan a que los trabajadores del transporte vean empeorar paulatinamente sus condiciones de trabajo, viendo principalmente comprometida su salud, como ya hemos denunciado en LVO. El malestar por el pésimo servicio que dan las empresas muchas veces desemboca en agresiones contra los trabajadores, y provocó en varias ocasiones verdaderas rebeliones de usuarios, que manifestaron su indignación destruyendo parte de las instalaciones.


Usuarios por medio de transporte (CABA y GBA):

- Subte: 296 millones (40 millones más que 10 años atrás)

- Tren 420 millones

- Colectivos (urbanos): 1.610 millones (servicios autorizados) 300 millones más que 10 años atrás

El transporte aéreo, a pesar de existir una aerolínea de bandera, sigue siendo un carísimo privilegio al que la mayoría del pueblo trabajador no puede acceder.


Infraestructura

Colectivos: unidades obsoletas y sin mantenimiento suficiente: se quedan entre 6 y 10 por día. Circulan miles de camiones que no cumplen con los requisitos de antigüedad y mantenimiento. Vías de circulación en pésimo estado.

Subte : problemas en material rodante y vías. Este año un trabajador murió electrocutado en el taller de Constitución mientras trabajaba.

Trenes: hoy se cuenta con la cuarta parte del tendido ferroviario de la década del ’50. Son frecuentes los descarrilamientos, y parte de la infraestructura data de hace 100 años.

Por acuerdos con España y Portugal, se compraron unidades que allá fueron desechadas; gran parte todavía no fueron reparadas. “Se eliminaron frecuencias y formaciones, no se repararon los pasoniveles ni el sistema de señalización ni la vías adecuadamente. El sistema de suspensión vertical y lateral de los coches no da más, por eso no pueden desarrollar más velocidad y la frecuencia entre tren y tren no puede reducirse de 8 minutos” (Trabajador ferrocarril Roca).


Accidentes

La infraestructura desastrosa y los agotadores ritmos de trabajo impuestos a choferes y conductores provocan gran parte de las más de 7 mil muertes en accidentes viales en Argentina cada año, 300 de las cuales ocurren en los pasos a nivel, que no deberían existir (pero ni el gobierno nacional ni el municipal cumplen las prometidas obras de soterramiento).

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: