logo PTS

Mundo Obrero

Tomada sigue desconociendo la voluntad de los trabajadores del Subte

Hasta pasada la medianoche del miércoles se extendió una nueva reunión entre los representantes del Cuerpo de Delegados y el Ministerio de Trabajo. Horas y horas de discusiones que no avanzan, la misma forma en que fueron tratados el mismo día los delegados de Kraft-Terrabusi, el desgaste de los compañeros que practican los funcionarios del Ministerio. Nuevamente, como en la reunión anterior, el gobierno cambia el eje de nuestro reclamo, haciendo aparecer la simple inscripción como algo imposible por lo cual deberíamos aceptar que, por ejemplo, sólo 20 de los más de 80 delegados cuenten con una extensión de la “tutela gremial” o devolvernos el robo escandandaloso del descuento del 1% de nuestro salario para la UTA.

Claudio Dellecarbonara

26 de noviembre 2009

Hasta pasada la medianoche del miércoles se extendió una nueva reunión entre los representantes del Cuerpo de Delegados y el Ministerio de Trabajo. Horas y horas de discusiones que no avanzan, la misma forma en que fueron tratados el mismo día los delegados de Kraft-Terrabusi, el desgaste de los compañeros que practican los funcionarios del Ministerio. Nuevamente, como en la reunión anterior, el gobierno cambia el eje de nuestro reclamo, haciendo aparecer la simple inscripción como algo imposible por lo cual deberíamos aceptar que, por ejemplo, sólo 20 de los más de 80 delegados cuenten con una extensión de la “tutela gremial” o devolvernos el robo escandandaloso del descuento del 1% de nuestro salario para la UTA. Por lo tanto, en la reunión que acaba de finalizar no hubo acuerdo y los integrantes de la delegación rechazaron la propuesta ministerial, como se refejó en las declaraciones posteriores en los medios. Tomada propuso un cuarto intermedio hasta las 15:30 del jueves 26.

Hay que destacar que todo lo que hemos conseguido y podamos conseguir los trabajadores del Subte es, sin duda, producto de los contundentes y masivos paros que demostraron quién tiene la representación gremial del principal medio de transporte de la Ciudad. En cambio, hasta ahora, la actuación del Ministerio de Trabajo sólo ha servido para frenar nuevas medidas de lucha que fueron las que nos colocaron en la agenda nacional, hicieron retroceder a la patota de la UTA y lograron las promesas que el gobierno ha tenido que hacer hasta ahora. Ese es el camino para lograr lo que venimos reclamando hace un año, la simple inscripción, que significaría un claro triunfo también para todos los trabajadores que enfrentan a la patronal y la burocracia sindical.

Sería un error en las próximas audiencias ceder a la presión de los funcionarios y firmar acuerdos sin consulta previa en las líneas y sectores, más aún si estos tienen el condicionante de impedir la continuidad de nuestro plan de lucha por la inscripción gremial con cualquier tipo de cláusula de paz social. En ese sentido el mandato de Tráfico de la Línea “B” (al igual que el acuerdo del cuerpo de delegados de esta línea) fue el de no firmar ningún acuerdo sin antes realizar asambleas con todos los trabajadores. Lo menos que podemos exigirle al Ministerio son propuestas claras y el tiempo suficiente para analizarlas y debatirlas nosotros mismos. Lo que resolvamos aceptar en asambleas, será un producto de la libre voluntad de los trabajadores, en beneficio de la unidad para la lucha y mantendrá nuestra tradición de democracia sindical.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: