logo PTS

Suplementos

La Juventud del PTS junto a la izquierda obrera militante

Suplemento "Revolución" nro. 2

PTS

28 de mayo 2012

Campaña de la Alimentación con La Bordó
La Juventud del PTS avanza junto al movimiento obrero

Por Leni Rodríguez y Jesica Calcagno

Fortalecer una corriente militante en la alimentación, un desafío para la Juventud del PTS

“Las diferencias de fondo son ideológicas. La Bordó se plantea una revolución para la transformación de la sociedad”. Estas fueron las palabras en una entrevista de Rodolfo Daer, en el mismo momento que los trabajadores de Kraft, Pepsico y Stani, junto a la Juventud del PTS hacían un corte por aumento de salario y para denunciar las leyes noventistas que se mantienen en el gremio. No podía haber elegido mejores palabras para graficar nuestras diferencias. La presidenta CFK hizo horas más tarde un acto con la patronal en la planta de Stani (hoy en manos de la multinacional yanqui de Kraft Terrabusi). Mientras la Juventud K, que no faltó a este acto, apoya la profundización del modelo “patronal-imperialista”, la Juventud del PTS profundiza los lazos establecidos con obreros y obreras de la alimentación para enfrentar “su modelo”. El nuevo desafío para la juventud que militó esta campaña, es transformar el apoyo de miles de obreros a la Bordó, en una mayor fuerza militante en la alimentación, que potencie el desarrollo del sindicalismo combativo y de izquierda.

Fueron semanas muy intensas donde llevamos a cabo una campaña militante junto a La Lista Bordó. El 40% de los trabajadores brindó su apoyo a lista encabezada por Javier “Poke” Hermosilla, de la interna de Kraft Terrabusi y Caty Balaguer, de la interna de Pepsico, ambos dirigentes del PTS, junto a las internas de Felfort, Bonafide y la ex lista 2 de Stani, para echar al burócrata de Rodolfo Daer, el hombre de Cristina Fernández en la Alimentación. En 14 fábricas se impuso “La Bordó”, entre ellas las más numerosas, como en Kraft, Pepsico y Felfort. También en Ice Cream, Suschen, Neosol, donde la burocracia “verde” tenía peso. El resultado de esta elección constituye un gran avance de la izquierda obrera, porque fue el apoyo a un programa de independencia de clase y antiburocrático, con las asambleas como método de organización de base.
En el suplemento anterior convocamos a todos aquellos jóvenes activistas y organizaciones de izquierda a tomar en sus manos esta campaña de la alimentación junto a la Lista Bordó. Fueron muchos los que se sumaron a esta pelea. El objetivo inmediato que nucleó a quienes asumimos el desafío fue el de echar a Rodolfo Daer para recuperar el sindicato para los laburantes. Pero el fundamento general, el más importante, fue el de demostrar que cuando trabajadores y estudiantes confluyen, como parte de un mismo proyecto clasista y revolucionario, se fortalecen estas ideas y llegan a más trabajadores, debilitando a nuestros enemigos: la patronal, el gobierno, la burocracia, y el estado. Sin este esfuerzo militante consciente, sin la pasión por nuestras ideas y nuestro programa, ligado a la construcción de fuertes corrientes en el movimiento obrero industrial, alcanzar el resultado del 40% y la posibilidad concreta de extender la influencia en la alimentación, hubiesen sido imposibles. Esta alianza está empezando a materializarse, y se está preparando para nuevas batallas.

***

Miércoles 9 de mayo, 10 de la noche. Horas antes de comenzar la votación en el sindicato de alimentación, cientos de obreros de las fábricas y militantes del PTS y su juventud, aceleraban los preparativos. No fue tarea fácil cubrir una elección en 100 fábricas de Capital Federal, zona norte, oeste y sur del Gran Buenos Aires. Menos cuando la burocracia de Daer tenía preparadas todo tipo de maniobras para hacer fraude. Conseguir certificados para faltar al laburo y dedicar el día a esta gran pelea, garantizar los autos para movilizarse de un lugar a otro, dividir las fábricas entre los fiscales obreros de La Bordó y los militantes que íbamos a acompañarlos durante esta jornada. Más de 200 trabajadores y trabajadoras entraban y salían del local de la interna de Kraft a metros de la planta, para buscar sus credenciales de fiscales, y terminar de discutir los últimos detalles. A las 2 AM, más de 40 autos se movilizaron por Capital y GBA para llegar a tiempo. Luego de días de una gran campaña militante, llegaba el momento de la elección.

Tan distintos. De resguardos y de riesgos

Los miles de dólares que cobran los burócratas de la Verde no son la única diferencia que los separa de La Bordó. Aquellos que decidieron fiscalizar para Daer, sabían que un manto de privilegios y resguardos de parte de la patronal iba a envolverlos: categorías, aumentos, horas extras. Y, por supuesto, estabilidad para todos los buchones. Por el contrario, la decisión de fiscalizar para La Bordó, tiene un significado opuesto: que los marquen los gerentes, recibir aprietes de todo burócrata y patrón, poner en juego sus trabajos. El valor de los más de 200 trabajadores de la alimentación que fiscalizaron, es más que la sola tarea de defender los votos, es un compromiso mayor con las ideas de la Lista Bordó. 

La fusión entre activismo obrero, el partido y la juventud
Casi 1.400 trabajadores dieron su apoyo a La Bordó. El odio a los burócratas, que como Daer cobran $70.000 por mes, se extendió en cada rincón. La bronca que se venía expresando en una gran desafiliación al sindicato, se empezó a transformar en una fuerza que ve la posibilidad de recuperarlo, y asume ese desafió con convicción. Fue el grito de ¡Los fines de semana para las familias! ¡8 horas diarias, 5 días a la semana! ¡Basta de dejar la vida en las fábricas! Se empezó a generar a lo largo de la campaña, una voz expansiva entre los trabajadores, que hacían propias estas demandas, que se sentían parte de La Lista Bordo, muchas veces sin conocer a esos compañeros. La actividad militante que hizo la Juventud del PTS en numerosas fábricas, tuvo como uno de los resultados conocer a esos laburantes que ven a La Bordó y sus ideas con simpatía. Activistas, jóvenes trabajadores, otros más grandes, algunos con más experiencia, o que quieren conocerlo todo, mujeres que van al frente.

El mismo día de la elección, se planteaban más dificultades. Cada uno de los fiscales tenía que hacerse cargo por las suyas de las urnas y la defensa de los votos de La Bordo, frente a las maniobras de los burócratas verdes, a las fábricas no podían entran más que los trabajadores de la alimentación autorizados para fiscalizar. Pero no estuvieron solos, la Juventud del PTS y muchos otros militantes del partido de distintos sectores, organizamos con ellos brigadas, con alrededor de cinco compañeros, que hicieron guardias en cada puerta de las fábricas. Así se dio una permanente discusión durante toda la jornada y una actuación común entre los más destacados activistas de La Bordó, aquellos trabajadores que recién nos conocieron en estas elecciones, con el PTS y su juventud. Fue un día donde se expresó una verdadera fusión, que se originó al calor de la lucha de Kraft en el 2009, cuando el movimiento estudiantil, con el CEFyL a la cabeza, hacía los cortes junto a los trabajadores en la Panamericana y en Callao y Corrientes. 
 

Una alianza estratégica

El contenido de esta gran campaña militante expresó demandas básicas, muy sentidas para la clase obrera. Los patrones exprimen fibras y músculos, disponen del tiempo obrero. El poco momento que resta solo alcanza para cargar media pila y retornar a la rutina dura y gris de la fábrica ¿La contracara de este sacrificio? La vida relajada y pomposa de un puñado de empresarios. Las demandas democráticas que encarnó la Lista Bordó, al ser tomadas activamente y en forma militante por los mismos trabajadores, nativos e inmigrantes, estudiantes y la juventud, fortalecen la confianza en la propia fuerza como clase y en esa alianza social. No sólo para conseguir esas demandas urgentes y necesarias, sino para empezar a trazar un proyecto de conjunto que se proponga destruir de raíz la causante de sus miserias. Lo que en apariencia es sólo una legítima lucha sindical contra una burocracia podrida, se puede transformar, mediante la experiencia misma de los trabajadores y estudiantes que asumieron como propia esta campaña, en una fuerza social que comience a plantearse la necesidad de terminar con la explotación y la opresión en todas sus formas. La Juventud del PTS asume el desafío de construir un partido revolucionario que nutriéndose de miles de obrerxs y estudiantes, luche por la revolución obrera y socialista. Aunque la campaña en la alimentación sea una pequeña expresión de un desafío más ambicioso, constituye un paso importante en esta perspectiva. Y esto no por un idealismo mecánico que nos haga pensar que ganar posiciones dentro del movimiento obrero desembocará inevitablemente –ni mucho menos- en una revolución, sino por las ideas y la estrategia que transmitimos desde el PTS y su juventud dando batalla en cada instancia de la lucha de clases (como esta elección), para que miles de obreros saquen sus propias conclusiones y, mediante una experiencia con la tradición revolucionaria que defendemos, sean sujetos de su propia historia y destino. 
 

Una batalla estratégica… pero sólo un primer paso
¿Por qué los revolucionarios participamos en los sindicatos?

Los sindicatos, son las organizaciones de masas de los trabajadores, para defender sus intereses. Pero en nuestro país, si bien un 45% está bajo convenio, tan sólo el 12% de los trabajadores tiene delegados, es decir una ínfima minoría.

Los revolucionarios intervenimos en los sindicatos para transformarlos en herramientas poderosas para los intereses de la clase obrera, no para amoldarnos a las "reglas" que ponen los empresarios, burócratas y el estado. No para ocupar "puestos sindicales" en sí mismos, sino para utilizar esas trincheras conquistadas para hablarle al conjunto de los trabajadores, a todos los que quedan por fuera de esa organización, para unir sus intereses en una gran fuerza social. Como decía León Trotsky, nuestra tarea “no consiste solamente en ganar influencia en los sindicatos tal como son, sino en ganar a través de los sindicatos influencia en la mayoría de la clase obrera”.

El trabajo de los revolucionarios en los sindicatos, sobre todo industriales por el peso estratégico que tienen en la economía, es fundamental para avanzar en unir la fuerza de la clase obrera, mostrando que son los que pueden dar salida a las miserias y padecimientos del capitalismo. Nuestro ejemplo es el Sindicato Ceramista de Neuquén, con Zanon a la cabeza, que poniendo a producir la fábrica bajo control obrero dio respuesta al cierre que iba a dejar en la calle a cientos de trabajadores y sus familias, generando nuevos puestos de trabajo y uniéndose con el movimiento de desocupados. O construyendo barrios con los materiales que ellos producen para los sin techo, aliándose a las comunidades originarias en defensa de sus tierras. Los que trabajan en negro, precarizados, los inmigrantes superexplotados, los tercerizados, los desocupados, pertenecen a la misma clase obrera que los trabajadores en blanco y sindicalizados, pero están silenciados. Nosotros peleamos por los sindicatos, para transformarlos en verdaderas tribunas de la clase obrera más explotada.

La gran mayoría de los sindicatos está en manos de la burocracia sindical, y su rol es el de “policía del capital, mucho más eficaz que la policía oficial”, como decía Trotsky. Ellos son los encargados, junto a la patronal y el estado, de mantener fragmentada a la clase obrera. Por eso, el enfrentamiento con la burocracia, es ineludible para la transformación de los sindicatos. El revolucionario ruso, agregaba “Hemos buscado caminos clandestinos, métodos conspirativos para engañar a la policía. Hay que hacer lo mismo con la policía reformista de los sindicatos. Este es el único trabajo verdaderamente serio”.

Mensajes de lxs trabajadorxs de La Bordó a la Juventud del PTS

Obrero de Stani: «Saludo enorme a Lorena militante del PTS y docente, y a todos los chicos que me ayudaron en esta elección siendo yo fiscal. Me apoyaron y en momentos tensos estuvieron conmigo. Aparte descubrí unas personas con una calidad humana increíble. Gracias de todo corazón. Y vamos la lucha del trabajador."

Juan: «Esa es la juventud que necesita la clase obrera»

Obrera de Stani: «Nos estaban esperando un grupo de chicos del PTS, te imaginás como te pega eso. Mandales saludos»

Obrero de Kraft: «Es muy buena la experiencia de estos compañeros con nuestra juventud y militantes juntos en esta pelea que dimos».

Natalia: «Fuertes, unidos y luchadores... Felicitaciones por la conquista y por demostrar que se puede y sabemos que recién empieza. Asi que fuerzas por todo lo que viene. Un orgullo verlos combatir»

Miles de estudiantes en Entre Ríos contra la intervención en la Universidad

Luego de la marcha del 26 de abril, con más de 2000 estudiantes en las calles, hay un antes y un después en la Universidad (NO) Autónoma de Entre Ríos. El martes 8 de mayo más de 2500 estudiantes y docentes nos volvimos a movilizar para echar a la Intervención del gobierno K de Urribarri que hace más de una década viene poniendo a las autoridades a dedo. Sí, en la UADER, al rector y los decanos los pone el gobierno provincial! El fallo de la justicia ratificando la intervención demuestra que nada podemos esperar de este gobierno y su justicia. El miércoles 16 el gobierno llamó a una mesa de diálogo, pero su verdadera intención fue apostar desgastarnos en negociados a espaldas del movimiento estudiantil.

Reclamamos que, luego de tirar la intervención, se convoquen las elecciones para un cogobierno con mayoría estudiantil y con elección directa de todos los representantes. La juventud del PTS y los docentes de la Corriente 9 de Abril luchan por esta verdadera democratización, para enfrentar la LES, y conquistar una UADER autónoma de los gobiernos, la iglesia y los grandes empresarios, unida a los intereses de los trabajadores y el pueblo.
 

Nacionalizar esta pelea para echar a la intervención y enfrentar a la LES

Las Federaciones y Centros opositores a la Franja, el PS y los K, no pueden seguir mirando para otro lado. Las declaraciones de solidaridad no bastan, tienen que ponerse a la altura de las circunstancias, apoyando activamente al movimiento estudiantil entrerriano, como puntapié para tirar abajo la LES y esta universidad al servicio de las grandes patronales del campo y la ciudad.

Los Centros y Federaciones de Entre Ríos, empezando por los que tienen peso del PCR – CEPA (UNITE y la Corriente), MST y Estudiantes Sur (Proyecto SUR), o de los compañeros del Movimiento de Estudiantes en Lucha (MEL) tienen que ponerse a la cabeza de esta tarea y apostar en serio a la organización democrática de los estudiantes. También la FUBA, FUR, y otras, deben convocar ya mismo acciones en apoyo a los estudiantes y docentes de UADER. La marcha educativa nacional del 18/05 debe ser un primer paso para echar a la intervención.
 

Organización desde las bases y coordinación para triunfar
 
La movilización y las asambleas multitudinarias muestran la fuerza del movimiento. Pero derrotar la política del gobierno y ganar, tenemos que redoblar la apuesta y profundizar el camino de las Asambleas por facultad, poner en pie Cuerpos de Delegados con mandatos de base y revocables. Es la única alternativa para que los miles que se movilizaron y apoyan la lucha, tengan voz y voto, comprometiéndose y aportando desde cada facultad, y para que las agrupaciones que dirigen los Centros o tienen Consejeros, no decidan en una “mesa chica”. En la UADER ya nos cansamos de los Urribarri y de la (in)Justicia, que nos callen la boca y decidan por nosotros.
 


- Asambleas por facultad e InterFacultades. Cuerpos de Delegados con mandato revocable.
- Exigimos la renuncia del Rector y Vice-Rector que mandan a reprimir estudiantes violando incluso la autonomía universitaria.
- Por una UADER co-gobernada con mayoría estudiantil, con elección directa de sus representantes, con plena ciudadanía para todxs, autónoma y democrática y al servicio de la clase trabajadora y el pueblo pobre.
- Ningún convenio con empresas capitalistas. Unidad obrero estudiantil.

 

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: