logo PTS

Córdoba

UNIVERSIDAD DE CORDOBA

Sobre la Asamblea Universitaria y la “reforma política” de Scotto

La rectora Scotto y sus aliados se disponen a llevar adelante una supuesta “reforma política” que ya deja ver que no es más que un maquillaje para mantener lo esencial de la antidemocrática estructura de poder al interior de la UNC.

PTS Córdoba

1ro de abril 2008

Dando cuenta del carácter insosteniblemente antidemocrático del régimen político de nuestra universidad, quiere evitar el surgimiento de cuestionamientos que, como en la UBA o en la Universidad del Comahue, llevaron a la intervención directa del movimiento estudiantil en busca de una democratización real de sus universidades.

Vemos, por lo tanto, necesario y urgente abrir el debate entre todos los docentes y estudiantes para enfrentar esta maniobra y abrir el camino de una lucha por transformar esta universidad de pies a cabeza, universidad que hoy se encuentra subordinada a los mezquinos intereses de la pequeña minoría que la gobierna y de las empresas privadas que amparadas en la LES tienen injerencia directa en la producción de conocimientos.

Es así que el Rectorado quiere hacer pasar por “gran medida democrática” permitir que los docentes interinos, que son cerca del 70% de la UNC, puedan votar. Pero eso sí, Scotto se asegura de que esta gran mayoría de docentes no puedan ser elegidos, con lo cual demuestra que sólo busca legitimar a las mismas minorías que gozan del derecho de ser elegidas autoridades. Frente a esto nos unimos al reclamo de numerosos docentes de ¡ciudadanía plena para todos los docentes de la UNC!, o sea, que puedan votar y ser elegidos para integrar los órganos de gobierno universitario.

Tampoco se tocaría el derecho sagrado de estos encumbrados sectores docentes de gozar de mayorías totales en los órganos de co-gobierno. Se mantiene así la representación adoptada por mandato de la menemista Ley de Educación Superior que intenta ser una valla a cualquier impulso transformador que surja desde las bases del movimiento estudiantil. Desde la agrupación Tesis XI-PTS levantamos, muy por el contrario, la reivindicación de ¡mayoría estudiantil en los órganos de cogobierno universitario! Nuestro planteo se basa no sólo en la abrumadora mayoría que representa el claustro estudiantil sino también en el cuestionamiento total al “derecho sagrado” que basado en una supuesta mayor acumulación de “saber”, otorgaría a los docentes la facultad de decidir sobre todos los aspectos del destino de nuestra universidad. Por otro lado cualquier impulso de lucha para transformar radicalmente la universidad tiene que surgir desde las bases del movimiento estudiantil, por lo que tenemos que abrirnos paso en los anquilosados consejos de la mayoría automática de la casta minoritaria.

No hay discusión democrática ni debate serio en la universidad

Es en gran parte por este carácter enormemente engañoso de la “reforma política” que la discusión sólo transcurre por los pasillos del poder en la UNC. Los estudiantes e incluso la mayoría de los docentes solamente nos enteramos de algunos trascendidos por los medios de comunicación. Demuestra así, el scottismo, que teme el desarrollo verdaderamente democrático de una discusión que pueda poner en peligro sus privilegios de élite. Intentan a lo sumo algunas jornadas de discusión para después argumentar, como lo hizo la decana de nuestra facultad, que “se discutió en todos los claustros” cuando no existe el mínimo derecho de decidir sobre ningún punto de los proyectos; tenemos que conformarnos con poder “aconsejarlos” en tal o cual cuestión.

Muy por el contrario, lo que necesitamos para empezar a discutir cómo cambiar desde las bases esta universidad, es la más amplia participación democrática, donde todos los docentes y estudiantes podamos discutir proyectos de universidad buscando la participación directa de sectores organizados de los trabajadores, desocupados y demás sectores oprimidos por esta sociedad. Por esto llamamos a pelear por tirar abajo este régimen antidemocrático e imponer una Asamblea Estatuyente que siente las bases para una refundación de la universidad que la ponga realmente al servicio de los trabajadores y del pueblo pobre.

El Andén avala la reforma “trucha” de Scotto

La rectora de la UNC cuenta con la inclaudicable ayuda de agrupaciones estudiantiles para llevar a cabo su proyecto de universidad. Entre estas se cuenta a la Franja Morada y la Bisagra que directamente integran su gabinete compartiendo la Secretaría de Asuntos Estudiantiles de la UNC. Es natural entonces que La Bisagra se limite a tibios proyectos aceptables a los ojos de la señora rectora. Pero esta vez La Bisagra cuenta con el pleno apoyo de ¡nuestro centro de estudiantes!
Sin ningún tipo de discusión democrática, ni asamblea llamada por El Andén, conducción del centro, los estudiantes de la facultad nos enteramos por mail que nuestra organización firma con La Bisagra una declaración donde ni siquiera apoya el legítimo reclamo del derecho de la mayoría docente de presentarse a elecciones. En una actitud totalmente corporativista, los “representantes” de los estudiantes, se niegan a levantar esta demanda mínima que reclaman muchos docentes, como forma de lograr una lucha unitaria. En esto también se mantienen a tono con “su” rectora (Scotto) que el año pasado llamó a enfrentar a los estudiantes con los docentes en huelga.

Tampoco plantea en lo mas mínimo una democratización de la discusión, sino que apela a los acotados consejos como “ámbitos de discusión plural” sin nombrar en ningún momento la necesidad de asambleas de base estudiantiles ni nada por el estilo, convocando acriticamente a las “jornadas” de decanato. Es así como la conducción de nuestro centro evita la participación mientras propone tibias reformas aceptables para la rectora: exigen una supuesta “igualdad docente-estudiantil” pero acto seguido aclaran que en “caso de empate” decide obviamente "un docente" (sic). Esta propuesta sin apelar a ninguna acción de los estudiantes no es más que una cobertura para no oponer ninguna resistencia a Scotto. Nos están demostrando así que, más allá de románticas reivindicaciones de la reforma del 18’, cuando se trata de decisiones políticas trascendentes se alinean con la rectora, como ya lo hicieron al votarla en el 2006.

Llamamos a los compañeros de El Andén a revisar su posición y convocar a asambleas estudiantiles donde discutamos cual es la posición y las salidas que proponen los estudiantes de Filosofía y Humanidades, el centro no es propiedad de una agrupación sino que tiene que tomar sus decisiones de manera democrática.

¡Plena ciudadanía para todos los docentes!

¡Mayoría estudiantil en los órganos de co-gobierno!

¡Asamblea Estatuyente Universitaria!

¡Asambleas estudiantiles para discutir nuestras posiciones independientemente de rectorado y decanato!

Agrupación Tesis XI-PTS

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: