logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

Shell no acata reinstalaciones dispuestas por la Justicia

La multinacional anglo-holandesa continúa negándose a reincorporar a dos de los trabajadores despedidos por organizarse, como lo ordenan sendos fallos judiciales.

Shell no acata reinstalaciones dispuestas por la Justicia
7 de agosto 2014

El lunes 4 me presenté junto a mi compañera Analía Portillo y nuestros abogados del Ce.Pro.D.H. en la refinería de Dock Sud, Avellaneda, para hacer efectivos los fallos de la Justicia que exigen nuestra inmediata reinstalación. Una vez más la empresa se negó a recibirnos. Esta había apelado un primer fallo respecto de la resolución de Analía impidiéndole entrar días atrás, pero esto fue rechazado por la Justicia que ratificó su pedido de reinstalación inmediata. En cuanto a mi caso, Shell tampoco se encuentra en condiciones de apelar, ya que se trata de un fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo que resolvió dar lugar a la medida cautelar de reinstalación. O sea, Shell tiene que reinstalarnos o directamente violar la ley.
La petrolera se suma a otras multinacionales buitres que, como la estadounidense Lear se niegan a cumplir los fallos de la Justicia argentina. Vamos a tomar las medidas que sean necesarias para que cumpla con esta resolución, lograda por la continuidad de nuestra lucha.

Roberti, secretario general del sindicato, actúa a la par de Pignanelli y armó la lista negra para que Shell nos despida. También es diputado nacional por el massismo. Estos diputados defienden los intereses de las multinacionales, así como lo hace el gobierno junto a Pignanelli contra los compañeros de Lear y todos los luchadores.
La empresa nos despidió por defender nuestros derechos y organizarnos. Esta misma lucha es la que hoy nos acerca más a la reincorporación, y continuaremos dándola con los compañeros y compañeras de Lear, Calsa y los de Honda. Ellos fueron recientemente despedidos por las mismas razones, por pelear contra estas patronales buitres y las burocracias cómplices que respalda el gobierno. Seguiremos en la lucha para que ninguna familia quede en la calle.