Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
21 de noviembre de 2019

NACIONAL

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

LA CLASE OBRERA EN EL KIRCHNERISMO

¿Quién dice que ganamos?

23 May 2013   |   comentarios

“Década ganada” dicen los voceros del gobierno, corean los spots y los afiches, repite el burócrata desde el sillón. “Década ganada” dice el gerente siguiendo la flecha que sube y sube en el gráfico de la facturación anual. ¿”Década ganada”?, se pregunta el hombre mientras se saca los guantes en el vestuario de la fábrica; y la mujer que lleva doce horas embolsando.

En estos 10 años, la clase obrera ha sufrido una importante transformación. Veníamos de años de alta desocupación, un 25% estaba en la calle. Ha renovado sus fuerzas, con el ingreso de millones de trabajadores a fábricas y empresas. Pero fue tras el mazazo al salario obrero que significó la devaluación, y en las condiciones que habían conquistado los patrones durante el menemismo. Los que volvían a atravesar los portones de las empresas, y los jóvenes que trabajaban por primera vez, lo hicieron obligados a esas condiciones: precarización, trabajo en negro, jornadas y ritmos extenuantes, la falta de representación sindical en el lugar de trabajo, salarios lejanos a la canasta familiar, el aumento de las enfermedades y accidentes de trabajo, la brutal explotación de la mujer y la juventud trabajadora.

Como muestran los testimonios y los números que reflejamos en estas páginas, el “modelo kirchnerista” sostuvo la mayoría de las condiciones laborales que había impuesto el neoliberalismo. Y a costa del sudor, la explotación, y también la sangre de la clase obrera, “el modelo” convirtió a los capitalistas en los verdaderos ganadores.

La burocracia sindical, que había entregado cada uno de esos derechos y conquistas, se sumó a la alianza de gobierno. A cambio, recibió incalculables fondos y privilegios.

Pero la recuperación del peso de los sindicatos, y el espacio que aprovechaban los burócratas, eran el reflejo deformado de las nuevas fuerzas del movimiento obrero. Fuerzas que se mostraban en la ambición por recobrar las conquistas perdidas, por recuperar las organizaciones de base, en una nueva disposición a la lucha aunque se tratase muchas veces de reivindicaciones inmediatas. Si en la última crisis los protagonistas habían sido los movimientos de desocupados y las fábricas ocupadas, desde 2003 los trabajadores ocupados comenzaban a luchar para recuperar el salario, por condiciones de trabajo, contra la tercerización y los despidos. Contra esas condiciones noventistas y la santa alianza de gobernantes, funcionarios y burócratas, miles de trabajadores comenzaban a mover los músculos y las gargantas que parecían haber quedado dormidos en los años grises.

Por eso, estos testimonios que reflejamos, no sólo revelan lo que realmente significa el “modelo kirchnerista” para miles y miles de trabajadores. También la existencia de un importante franja del movimiento obrero que no sólo es parte de la oposición a la burocracia sindical, que no sólo enfrenta diariamente la prepotencia patronal, sino que viene haciendo una experiencia política con el gobierno que le levanta el brazo de “ganador” mientras los verdaderos ganadores del “modelo” son los explotadores.

Esa es nuestra “década ganada”: los primeros pero importantes pasos en la construcción de una izquierda de los trabajadores, que conquista comisiones internas, delegados y puestos de lucha en decenas de gremios. Son los primeros e indispensables avances en la tarea de moldear una vanguardia clasista y en perspectiva revolucionaria entre los trabajadores. En esa tarea está comprometido el PTS.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota