logo PTS

CRIMEN SOCIAL DE LA PLATA

¡Que se vaya Bruera!

En los días posteriores a las inundaciones en La Plata asistimos a un enorme despliegue de solidaridad. Pero junto a la ayuda popular a los damnificados surgió la bronca por abajo que se empieza a organizar.

¡Que se vaya Bruera!
18 de abril 2013

En los días posteriores a las inundaciones en La Plata asistimos a un enorme despliegue de solidaridad. Pero junto a la ayuda popular a los damnificados surgió la bronca por abajo que se empieza a organizar. En los barrios resurgieron las asambleas de vecinos que comienzan a juntarse para discutir sus reclamos, redactar petitorios, señalar la responsabilidad política en este crimen y exigir respuestas para quienes lo perdieron todo, así como esclarecer la verdadera cifra de fallecidos.
La bronca se transforma en organización en muchos barrios que tienden a confluir en la Asamblea Interbarrial, que ya tuvo su primera cita el pasado domingo. En el movimiento estudiantil se reavivó la participación y toda la solidaridad que se expresó la semana pasada continuó y se transformó en organización de enormes asambleas en todas las facultades y colegios.
Esta organización es algo para destacar, ya que en los próximos días tenemos una gran pulseada: o se impone la impunidad, como pretenden desde el gobierno, o logramos vencer este intento y se desarrolla un gran movimiento para exigir justicia por las víctimas, el juicio y castigo porque hay responsables políticos de lo sucedido y todas las reivindicaciones de resarcimiento para quienes lo han perdido todo en el temporal. La asamblea del PTS con más de 300 trabajadores y estudiantes que se reunió el sábado 13 en la Facultad de Trabajo Social resolvió profundizar su actividad con estos objetivos. 

La juventud del PTS al frente de la solidaridad

Durante toda la semana la juventud del PTS tuvo un rol destacado en la organización de la solidaridad. Se realizaron muchas asambleas a lo largo de la semana que reunieron en total a más de mil compañeros en varias facultades como Trabajo Social, Humanidades, Psicología, Derecho y Bellas Artes y también los compañeros secundarios. Logramos desarrollar una asamblea Interestudiantil en la que participaron más de 700 compañeros y donde discutimos coordinadamente cuáles son los pasos que vamos a dar como movimiento estudiantil.

Esta asamblea resolvió mantener las facultades como centros de acopio y distribución de las donaciones para llevar a los barrios, en contra incluso de la política que viene teniendo la gestión de la Universidad y las autoridades de las respectivas facultades que en muchos casos nos negaron el lugar para poner las cosas, como forma de desviar toda la ayuda al bunker de reparto de las donaciones que armaron en la Facultad de Periodismo junto con La Cámpora, Unidos y Organizados e incluso con la Gendarmería y el Ejército.

Incluso en algunas facultades las autoridades se negaron a que las aulas sean lugares de debate y querían normalizar todo rápidamente como si no hubiese pasado nada. Logramos enfrentar este intento de normalización pasando por todas las cursadas y dando el debate con los estudiantes. 

La Interestudiantil definió sostener esa organización en las facultades, proponer a la Interbarrial una movilización por el juicio y castigo a todos los responsables del crimen social, por subsidios e indemnizaciones, y la propuesta de proponerle a las federaciones estudiantiles de todo el país que el día de la movilización se haga de manera coordinada en Argentina entre todas la federaciones y centros de estudiantes.

Esta semana el rector de la UNLP Tauber se reunió con el Intendente, Pablo Bruera, y luego con el gobernador Scioli. Queda claro que las autoridades de la universidad se han subido con todo al operativo que están poniendo en pie los responsables de este crimen, en su intento de sellar la impunidad.

Fortalecer las asambleas barriales, estudiantiles, en los lugares de trabajo y la Interbarrial 

Hay dos grupos de demandas muy sentidas que se debaten en todas las asambleas barriales. Una tiene que ver con el reclamo de justicia de los familiares y el esclarecimiento del número de víctimas. Hay un operativo de punto final en esta tragedia por parte del gobierno, que no quiere sumar más víctimas y ya nadie cree el número oficial de 52 fallecidos. Desde el CeProDH estamos ayudando a los familiares a organizarse y denunciar, porque la causa está plagada de irregularidades. Una movilización de 300 familiares y vecinos irrumpió este martes en una sesión del Concejo Deliberante pidiendo justicia y reclamando la destitución de Bruera. Ahí chocaron dos realidades opuestas: la de las víctimas y el pueblo trabajador indignado y la de los políticos que quieren imponer su impunidad.

Por otro lado, hay otra serie de demandas que tiene que ver con la falta de respuesta estatal frente a la catástrofe. Subsidios e indemnizaciones son un reclamo enorme junto con que se realicen las obras de infraestructura que deben hacerse y se deje de priorizar el negocio inmobiliario de la edificación de mega torres de las grandes constructoras y se invierta en obra pública con control de los vecinos, para que esto no vuelva a suceder.

Estos son los ejes de las asambleas y de la interbarrial que comenzó a unificar los reclamos en un petitorio común de todas las asambleas y que volverá a reunirse el próximo domingo.

Debemos desarrollar las asambleas barriales, la interbarrial junto al movimiento estudiantil y las organizaciones combativas del movimiento obrero, para impulsar una gran movilización para vencer la impunidad y lograr todas las demandas.
 

Temas relacionados: