logo PTS

Mundo Obrero

¿Qué pasa en FOETRA Bs. As.?

Las telefonicas vienen amasando fortunas, entre otras cosas porque pagan salarios lejanos a la canasta familiar y tienen miles de trabajadores tercerizados como los contratistas y los call centers y también gracias a la ayuda que le brindaron los Kirchner. Telefónica de Argentina, registró en 2008 un beneficio neto de $337 millones, un 368% más que en 2007. Como si esto fuera poco, se corre el rumor que en el viaje de Cristina a España, acordaron un aumento de las tarifas telefónicas de un 15%.

Martin Durand y Carlos Artacho

19 de febrero 2009

Las telefonicas vienen amasando fortunas, entre otras cosas porque pagan salarios lejanos a la canasta familiar y tienen miles de trabajadores tercerizados como los contratistas y los call centers y también gracias a la ayuda que le brindaron los Kirchner. Telefónica de Argentina, registró en 2008 un beneficio neto de $337 millones, un 368% más que en 2007. Como si esto fuera poco, se corre el rumor que en el viaje de Cristina a España, acordaron un aumento de las tarifas telefónicas de un 15%.

Además, en los últimos años, la conducción de FOETRA Bs As, ferviente defensora de los pactos sociales de K y CFK, viene profundizando una línea de colaboración tanto con el gobierno como con las patronales. Así impone los techos salariales, inclusive levantando conflictos burocráticamente como en julio del 2007 en la asamblea masiva de Racing, donde la votación fue adversa a la dirección, desgastando la heroica lucha contra el tercerismo de fines del 2006 cuando levantó la gran huelga unificada entre efectivos y contratistas en un plenario sin mandato, abriendo así el paso al vaciamiento y los avances de la patronal sobre el convenio colectivo de trabajo, imponiendo productividad y polifunción.

Una crisis en el sindicato

Mientras se extiende el reclamo de democratizar el sindicato, que se respeten las decisiones de la base y los mandatos de las asambleas, se profundiza un proceso de experiencia de importantes sectores de la base con la actual conducción, la Azul y Blanca, a la que ven responsable por los bajos salarios, el tercerismo y el vaciamiento. Los telefónicos de la Lista Violeta venimos peleando contra esta política en cada plenario de delegados, asambleas generales y de edificio y en cada lucha junto a cientos de compañeros levantando los reclamos de los trabajadores, por un método democrático y por una política independiente de las patronales y el gobierno. Luchamos por un salario acorde a la canasta familiar, un convenio telefónico para todos los tercerizados, en el camino de lograr el pase a planta permanente y la elección de delegados que representen a los mismos en nuestro sindicato.

Estos son los principales puntos de los cuales debemos partir para poder enfrentar el avance de las empresas con la polifunción, la productividad, la deslocalización, el vaciamiento y la precarización de nuestro convenio.
Producto del enorme desprestigio de los actuales dirigentes, junto al hecho de que este año hay elecciones, se vienen produciendo una serie de rupturas y divisiones en las filas de la Azul y Blanca.

Desde la Lista Violeta creemos que una verdadera oposición debe plantearse un cambio profundo en el sindicato empezando por el compromiso, de que las decisiones principales sean tomadas por los plenarios de delegados y asambleas generales, donde la dirección sindical tenga la función de Comisión Administrativa, y acate toda decisión democrática por parte de los trabajadores y no su propia voluntad. Esto incorporando a delegados votados por los tercerizados, para levantar sus demandas y lograr la mayor unidad contra las empresas.

Seguir el modelo del Cuerpo de Delegados del subte

La crisis que esta sufriendo la burocracia de FOETRA es la crisis del modelo sindical del gobierno y la CGT, de sindicatos verticalistas y burocráticos, donde las direcciones se subordinan a los pactos sociales, para mantener los salarios bajos y las divisiones entre los trabajadores para garantizar las ganancias capitalistas.

Frente a esta realidad creemos necesario la unidad de la oposición. La unidad es posible si todos nos comprometemos, mas allá de las diferencias que podamos tener, a que sigamos el ejemplo que muestra el Subte.

Ellos vienen construyendo una experiencia de lucha y organización democrática, enfrentando los ataques de las patotas de la UTA y Metrovías con paros y una gran unidad mostrando un camino para todos los trabajadores sobre cómo debe ser la organización sindical: cuerpos de delegados elegidos por las bases en los lugares de trabajo, donde también estén representados los tercerizados y donde cada decisión sea tomada con la metodología de mandatos de asamblea de base. Y ahora van por su sindicato independiente de la UTA para garantizar y extender esta experiencia democrática. Seguir su ejemplo también en telefónicos para que de verdad los que resuelvan en FOETRA sean el conjunto de los telefónicos, efectivos y tercerizados.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: