logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

ENTREVISTA CON RAÚL GODOY

Primeros pasos de la campaña

Después de la Conferencia Nacional de Trabajadores, el PTS largó una campaña de agitación política con dos consignas centrales: por sindicatos sin burócratas y por un partido de trabajadores sin patrones.

PTS

26 de julio 2012

Primeros pasos de la campaña

Después de la Conferencia Nacional de Trabajadores, el PTS largó una campaña de agitación política con dos consignas centrales: por sindicatos sin burócratas y por un partido de trabajadores sin patrones. Contanos un poco cómo viene y que importancia tiene esta campaña.

Sí, estamos llevando adelante una gran campaña para difundir estas ideas masivamente. Queremos llegar a los trabajadores de las grandes concentraciones obreras, donde ya empezamos a tener presencia pero necesitamos multiplicarla y llegar también a los que trabajan en pequeños talleres, en comercios, precarizados, en la construcción. A los jóvenes y mujeres trabajadoras, a los compañeros inmigrantes, a los que luchan contra la discriminación y los derechos de las personas LGTB y todos los sectores que oprime y reprime este sistema capitalista.

La importancia de la campaña es que siembra en dos ideas profundas, la idea de organización antiburocrática y de independencia de clase, en un contexto político de división de la clase obrera, donde el 70 % de los trabajadores no tiene ni siquiera representación sindical, y quienes la tenemos, la burocracia la dividió en 5 centrales sindicales: 3 CGTs y 2 CTAs. Nuestro sindicato ceramista, que va por una nueva renovación del mandato, con rotación de los dirigentes es un ejemplo práctico y concreto que esto es posible.

Los analistas económicos, con matices, vienen diciendo que este 2012 terminaría sin sobresaltos y ya hablan del 2013 con problemas de crecimiento y crisis internacional, pero justamente la crisis internacional, es un gran factor de inestabilidad. La situación abierta en Europa en general y España en particular dan cuanta de esto. El lock-out patronal de la General Motors en Brasil, que cerró 8 plantas estos días, son elementos que resuenan en nuestro país.

Hoy está a la orden del día, una militancia más política en sectores de base, que trascienda lo sindical. Esta discusión, comienza a plantearse naturalmente en muchos lugares de trabajo y estudio, y en miles de hogares obreros. 
 
¿Cómo fueron los primeros pasos de la campaña en Neuquén?

Hace unos días se realizó una actividad social al aire libre con fútbol y asado en Centenario. Participaron más de 60 compañeros de distintas fábricas del Parque Industrial, varios de los cuales fueron de la conferencia y se hizo un balance muy positivo. Se armó un debate con varias intervenciones que plantearon que la conferencia fue una muy buena experiencia y que no podemos encerrarnos en nuestras fábricas y que los trabajadores necesitamos y debemos comprometernos por sindicatos sin burócratas y empezar a discutir que necesitamos nuestro propio partido sin patrones. Para el 10 de agosto está convocada una nueva actividad de la Escuela Político Sindical “Nuestra Lucha” en el Sindicato Ceramista, en la cual vamos a abordar el balance histórico de la corriente del “sindicalismo revolucionario” y profundizar el debate sobre la necesidad de la independencia política de los trabajadores y estamos charlando sobre la posibilidad de convocar un plenario de la Corriente Nuestra Lucha en septiembre para reagrupar a los distintos sectores obreros, de mujeres trabajadoras, estatales, docentes y también jóvenes para avanzar en la organización y difusión de esta campaña en común con los compañeros con los que sostenemos la lucha cotidianamente. 

Vos decías que la idea es instalar estas consignas a nivel masivo, llegando a todos los sectores de la clase obrera, qué relación te parece que tienen estas propuestas con la lucha por la unidad de las filas obreras. 

Y mirá, la burocracia sindical es el principal garante de las divisiones que hay al interior de la clase trabajadora. La lucha por sindicatos sin burócratas es asimismo la lucha por organizaciones sindicales que defiendan sin distinción a los contratados y efectivos, que luchen contra la tercerización y por el pase a planta, que defiendan los derechos de las compañeras mujeres, empezando por el reclamo de a igual trabajo igual salario que los compañeros varones, que plantee la unidad más allá de las nacionalidades, porque argentinos, bolivianos, peruanos o paraguayos, los trabajadores somos igualmente explotados y nos une el mismo interés de clase. La organización democrática de los trabajadores, echando a la burocracia sindical y llevando adelante todos estos reclamos, es un paso indispensable para conquistar esta unidad. 
 
Y en el mismo sentido, la lucha por un partido de la clase trabajadora sin patrones, apunta a la misma idea, una organización política que defienda los intereses de la clase obrera con una perspectiva precisamente de clase, partiendo de identificar que los trabajadores y los patrones tenemos intereses contrapuestos y que en última instancia sin un gobierno de la clase obrera, la solución definitiva de nuestros problemas seguirá estando lejos. En este sentido, la idea de un partido de trabajadores sin patrones, apunta a algo más que la unidad de la clase obrera. Apunta también a dotarnos de una estrategia de hegemonía obrera, es decir una política tendiente a unificar los reclamos de todos los sectores oprimidos por el capitalismo. La clase obrera y su vanguardia, tiene que tomar esta tarea en sus manos y construir una alianza social que se plantee vencer a los capitalistas e instalar un gobierno de los trabajadores y el pueblo. La campaña está tomando fuerza, y queremos multiplicar estos primeros pasos.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: