Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
25 de enero de 2020

La Verdad Obrera N° 579

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

Ante el ajuste en el gremio y los despidos anunciados en Donnelley

Por un paro con movilización de los miles de gráficos de Capital y GBA

24 Jul 2014   |   comentarios

Según un informe de la propia FAIGA (cámara empresaria gráfica) en el periodo 2010–2012 la actividad gráfica indicó un crecimiento superior en 5,5 puntos porcentuales al promedio de toda la industria manufacturera, con una participación del 6% en el producto bruto industrial. Según este mismo informe, la industria gráfica acumuló un crecimiento del 75,3% entre 2009 y 2011, y generó un valor agregado equivalente a $21.756 millones en 2012. Estas cifras fueron difundidas en un acto de la FAIGA, presidida por Juan Carlos Saco, actual vicepresidente de la UIA.
En el primer trimestre del 2014 hubo una caída en la rama, pero luego se recuperó. A pesar de estos informes que declaran el abultado crecimiento y las enormes ganancias que obtuvieron las patronales gráficas en los últimos años, ahora la FAIGA declaró la necesidad de la reestructuración general de toda la rama para asegurar su rentabilidad.

La multinacional norteamericana RR Donnelley se pone a la cabeza de esta política. Recientemente presentó ante el Ministerio de Trabajo de la Nación un preventivo de crisis con el cual pretende dejar 123 familias en la calle, despidiendo al 35% de la planta, reducir un 50% los salarios y modificar las condiciones de trabajo. Pero que la ofensiva mayor haya sido de los buitres norteamericanos, no significa que en el conjunto del gremio no estén haciendo una práctica de esta nueva política de “reestructuración” las distintas patronales.

Los trabajadores de Donnelley estamos impulsando una gran campaña en todos los talleres del gremio para difundir nuestra situación, buscar solidaridad y unir fuerzas entre todos los gráficos. En esas recorridas nos enteramos que los despidos por goteo, retiros voluntarios, jubilaciones adelantadas y modificaciones de las condiciones de trabajo son moneda corriente. Así como también el firme discurso de todas las patronales de la necesidad de ajuste “porque el negocio no rinde”.
Como parte la política de reestructuración y ajuste, y en respuesta al principal conflicto testigo que pretende marcar el camino dentro de la rama, las patronales gráficas y las grandes editoriales tienen un acuerdo para cambiar las condiciones de producción. Mientras que siempre se trabajó con contratos anuales, ahora empezaron a implementar una “nueva modalidad” de contratación mensual. Este cambio tiene el objetivo político de quebrar las luchas en el gremio, ya que busca impedir que los trabajadores detengamos la impresión de nuestros productos en otros talleres cuando estamos en conflicto.

En Donnelley vienen llevando adelante maniobras de vaciamiento, tercerizando trabajos hacia otros talleres, y ahora lo están profundizando mediante esta farsa de los “contratos mensuales”. Esta política ha pegado un salto de la mano de Claudio Vergara, un verdadero vaciador que en su momento cerró Conforty dejando 200 familias en la calle (hoy gráfica Patricios).

La política de las patronales gráficas es negar todas las ganancias que tuvieron en estos años de crecimiento, para centrarse en una reestructuración que avance sobre las conquistas de los trabajadores, vuelque el pago de su supuesta crisis sobre nuestras espaldas, y cambiar la relación de fuerzas en los talleres donde hay comisiones internas combativas y clasistas como es el caso de Donnelley.

El sindicato, la Federación Gráfica Bonaerense (FGB) rechazó el preventivo de crisis y los despidos, junto a la comisión interna de Donnelley ante el Ministerio de Trabajo. Sacó un comunicado para declarar el estado de alerta y movilización de todo el gremio y otro convocando a todos los talleres a no imprimir los trabajos de Donnelley. Este es un primer paso, pero no es suficiente. Es necesaria una respuesta contundente a la política de todas las patronales y ante los 123 despidos ya anunciados de la multinacional Donnelley. Necesitamos un plenario general de todos los delegados del gremio donde discutir un plan de lucha y medidas inmediatas, y preparar un paro con movilización de los miles de gráficos de Capital y GBA antes de que la patronal lance los despidos en Donnelley y se profundice este ataque a los trabajadores del conjunto del gremio.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota