Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
19 de noviembre de 2019

La Verdad Obrera N° 368 (Solo en internet)

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

PINO SOLANAS IMPIDIÓ QUE HAYA UNA MARCHA UNITARIA CONTRA EL PAGO DE LA DEUDA

Por un bloque de independencia de clase en la izquierda

01 Apr 2010   |   comentarios

Después de varias reuniones en las que, finalmente, se definió la consigna “30.000 razones para no pagar la deuda ilegítima y fraudulenta”, Pino Solanas y Proyecto Sur junto a otras fuerzas de centroizquierda, como los ex kirchneristas de Libres del Sur y el sector que encabeza Víctor De Gennaro en la CTA, impidieron que el martes 30 de marzo, se realizara un marcha unitaria. La centroizquierda vetó que haya oradores de las fuerzas de la izquierda clasista, como el PO y el PTS. Lo que se propuso, inicialmente, como una marcha unitaria que culminaría en Plaza de Mayo, terminó siendo un acto en Congreso no muy nutrido, donde el planteo del no pago de la deuda quedó completamente diluido, ante la tesitura de Solanas, de limitarse a investigarla.

En momentos en que el gobierno ya tiene carta blanca para pagar la deuda con las reservas y se vanagloria del negociado con los fondos buitres y la banca financiera con la apertura del nuevo canje, Pino Solanas y quienes lo acompañan en “el Interbloque” de diputados del Congreso, muestran que no quieren lograr la movilización más amplia para terminar con el flagelo de la deuda. Esto es congruente con sus posturas de depositar los pagos de la deuda en la banca de Basilea, mientras se investiga, o sea otra variante de quienes no quieren cortar de raíz el pago de una deuda, en su totalidad, ilegítima y fraudulenta.

El PCR-CCC y el MST de Ripoll los siguieron como la sombra al cuerpo. El PCR que hace bandera de su “antiparlamentarismo” abstracto terminó siendo, en concreto, el grupo de apoyo de la política parlamentarista de Solanas. El MST aceptó participar del acto aún luego del veto impuesto a las fuerzas de izquierda clasista, en pos de su histórico proyecto, hasta ahora fracasado, de “unir a la izquierda y la centroizquierda”. Ambos siguen a este “espacio” de conciliación de clases como ayer lo hicieron con las patronales rurales.

El ala no kirchnerista de la conducción de la CTA, que encabeza De Gennaro, es parte fundamental de esta política. En lugar de impulsar la movilización de los sindicatos que dirigen para poner a la clase trabajadora en acción contra esta entrega nacional, se ubican como la apoyatura de los parlamentarios de centroizquierda, que en el Congreso termina, usualmente, votando con el “Grupo A” de Carrió, Pinedo y la UCR.

Frente al intento de subordinar a la izquierda a esa política (y al seguidismo de la CCC y el MST), es preciso oponer la perspectiva de un bloque de la izquierda por la independencia política de clase. En particular, llamamos al Partido Obrero a conformar este bloque, no sólo para impulsar la movilización por el no pago de la deuda externa y levantar un programa independiente del gobierno, la oposición patronal y la centroizquierda, sino fundamentalmente para impulsar en común un ala clasista dentro de los sindicatos. Esto podría ponerse en práctica ya dentro de la CTA, donde participan los compañeros del PO, frente a las dos alas de la burocracia sindical, tanto del sector de Yasky, que junto a Moyano, firmaron su apoyo a la utilización de reservas para pagar la deuda, como de la fracción que lidera De Genaro, que ya mostró su orientación apoyando a las patronales agrarias.

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota