Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
7 de julio de 2020

La Verdad Obrera N° 324

CONTACTO [email protected]

¿Por qué no hay que votar a Pino Solanas de Proyecto Sur?

07 May 2009   |   comentarios

Hace unos pocos meses el ruralista Eduardo Buzzi dijo a la prensa que Pino Solanas es “claramente un referente” del sector. Cuando dice “sector” se refiere a los medianos y pequeños productores agrarios, en su mayoría rentistas, propietarios de más de 50 hectáreas que fueron claves en los piquetes del lockout agrario aliados a los agronegocios a partir de poner sus campos en alquiler a los sojeros de los pools de siembras. En una publicación del PCR, una fuerza que nadie puede tildar de “anti campo”, se informaba que “un chacarero que renta un campo de 50-60 hectáreas hoy puede vivir tranquilamente en el pueblo sin hacer nada, producto de la elevada renta agraria que cobra” 1. Una gran parte de la Federación Agraria está constituida por este sector.

La sostenida relación entre la CTA de Víctor De Gennaro y esa Federación es una de las alianzas que ayudó a cimentar la amistad entre Pino y Eduardo. No por nada Víctor -que apoya a Proyecto Sur en la Capital- le ha dicho a quien quiera oir lo impresionado que estaba porque “miles de compatriotas salieron a las rutas”2. Evidentemente no importa si quienes lo hacen están en un frente de “lucha” -y bajo un mismo reclamo- con la Sociedad Rural Argentina.

Los diputados de Proyecto Sur fueron –y son- fieles a esta amistad. En medio de los paros, cortes y bloqueos del “campo”, Solanas participó de uno de los actos de la Federación Agraria por invitación de su amigo Eduardo. La socióloga Alcira Argumedo, hoy candidata a legisladora por Proyecto Sur, se animó a elucubraciones sobre que “la Sociedad Rural no era la misma de antes”, un tema del que Eduardo Buzzi supo hablar en sus charlas en los anfiteatros de la CTA, para justificar su alianza en la Mesa de Enlace con Miguens.

Uno puede entender los cambios en el sector agropecuario, sobre todo si se quiere comparar con la oligarquía de principios de siglo. Los terratenientes de hoy están asociados al gran capital extranjero explotando las ventajas comparativas de la producción en gran escala y son aliados de los pools de siembra y las grandes exportadoras transnacionales de granos y oleaginosas. Pero lo que no se puede hacer es hablar de cambios estructurales para justificar lo injustificable.¿Por qué una fuerza que se dice progresista termina votando junto al macrismo, la Coalición Cívica, el duhaldismo, los Rodríguez Saá, el delasotismo, el partido de Patti y toda la zaga de partidos provinciales, como pasó en la sesión de diputados que rechazó la 125?

El voto de Proyecto Sur junto a la Mesa de Enlace sojera abrió un escándalo en los círculos del progresismo donde llueven las acusaciones de que Federación Agraria le bancó la campaña electoral a Solanas. Proyecto Sur terminó partiéndose en dos, entre quienes se decidieron a apoyar al gobierno y quienes siguen bancando a Buzzi, con Pino a la cabeza, en pos de “un campo productivo al servicio de la Nación”.

Para terminar de entender por qué Solanas y Proyecto Sur no constituyen una alternativa progresista nos bastan las palabras del propio Emilio Maranzana, presidente de la Junta Promotora de Proyecto Sur en Bolívar. Consultado sobre la postura de su partido con respecto al conflicto campo–gobierno responde “-Por televisión Buzzi y De Angeli dijeron que lo votaron a Pino Solanas y en Misiones vamos con un partido político que es hijo de Federación Agraria. Además, nuestro diputado Claudio Lozano presentó una cantidad de proyectos con referencia a la 125, siempre apoyando a los pequeños y medianos productores. Y Pino es productor de soja, tiene 80 hectáreas en Chacabuco”3. Para completarla, podemos decir que la alianza de la que habla Maranzana en Misiones, está integrada por el ex titular de la Pastoral Social y Cáritas de la Diócesis de Iguazú, Carlos Di Marco, quien fuera candidato a convencional constituyente por el Frente por la Dignidad del Obispo Piña, una coalición apoyada por el menemista Puerta, Macri, Sobisch, Blumberg, Lavagna y otros “progres”...

Proyecto Sur no representa una salida para los trabajadores y los sectores populares. No es otra cosa que una nueva cara de la vieja centroizquierda. Vale la pena recordar a nuestros lectores que sus proyectos ya terminaron en frustraciones varias: Pino fue la “pata izquierda” de un armado que empezó fundando el Frente Grande que encumbró a Chacho Alvarez. Los trabajadores y los jóvenes sabemos muy bien cómo concluyó esa experiencia: una estafa que continuó la “obra” del menemismo, en la corrupción de la “Banelco” y la Reforma Laboral antiobrera, en la miseria y el hambre para millones.

1 Revista Política y Teoría N° 65.

2 Diario Crítica, 30/8/2008.

3 Diario La Noticia. http://www.dlnweb.com.ar

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota