Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
8 de abril de 2020

La Verdad Obrera N° 352

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

¿Por qué el PO le da la espalda al Plenario de Trabajadores Clasistas?

19 Nov 2009   |   comentarios

Es inconcebible la campaña sucia de desprestigio que el Partido Obrero ha lanzado contra los dirigentes de Zanon, el Sindicato Ceramista, el PTS y todos los que impulsamos el Plenario de Trabajadores Clasistas que se reunió este 14 de noviembre en Neuquén.

Sin ningún tipo de fundamentos, el PO sostiene que la orientación de la dirección del SOECN de intervenir activamente en la CTA regional Neuquén, implica “la renuncia a plantear un programa, una política y un método desde la experiencia de la lucha de Zanon y del conjunto del movimiento clasista, en oposición a una central dirigida por una burocracia sindical pro-gubernamental, que ha traicionado en forma sistemática las luchas de la clase obrera”. ¿De dónde saca esto el Partido Obrero? Concluyen: “Esperemos que en la reunión del PTS del próximo fin de semana se levante una voz para rechazar la capitulación ante la burocracia de la CTA y para reclamar, en cambio, que la CTA de Neuquén llame a un Congreso de Bases por la unidad integral del movimiento obrero y una política de autonomía clasista”. (PO, 12/11)

Contra esta sarta de mentiras, está la evidencia del claro programa antiburocrático y antipatronal votado en Neuquén (ver páginas 4 y 5) donde el PO no se atrevió a levantar ni “una voz”, siendo que la primera parte era abierta a todas las corrientes que quisieran opinar, como siempre hicieron los ceramistas. Dentro de las resoluciones adoptadas se señala que “la conducción del Sindicato Ceramista de Neuquén, llevamos como propuesta para discutir y votar en las asambleas de las fábricas, el ingreso del SOECN a la CTA regional, que agrupa a los docentes y la enorme mayoría de estatales que han protagonizado las principales luchas de la provincia en los últimos años, para pelear por el conjunto de este programa y desde allí, agrupados en una corriente común con los centenares de compañeros y compañeras clasistas de toda la provincia y del país, fortalecer la pelea por la democracia de los trabajadores (asambleas, plenarios provinciales de delegados, etc.) y la coordinación, por la unidad de los trabajadores en lucha y por una herramienta política de los trabajadores que con un programa clasista que genere una alternativa obrera ante todas las variantes patronales, desde el MPN hasta el UNE (que hoy cogobierno la Municipalidad de Neuquén y que cuenta con el apoyo de las dos alas de la dirección nacional de la CTA)”. Si la decisión del PO de darle la espalda al Plenario de Trabajadores Clasistas fuera por la consigna de “Congreso de bases”, ¿qué queda de sus argumentos? Fue adoptada una formulación similar: “plenario provincial de delegados”. ¿Qué más tiene para decir el PO?

El Partido Obrero no pretenderá que el sindicato clasista de Neuquén se mantenga aislado, sin disputar la mayoría trabajadora enrolada en la CTA provincial dejando el camino libre a la burocracia. Sabemos que el PO no sostiene una orientación de “sindicatos rojos” separados de las centrales de masas. En el gremio docente el PO forma o formó parte de algunas directivas seccionales, como lo hizo en su momento en ATEN de Neuquén, e inclusive llegó a tener hasta un miembro en la directiva de la CTA de Santa Cruz cuando dirigían ADOSAC. Muy por el contrario, el PO ha desarrollado una desviación opuesta, la adaptación al régimen de los sindicatos, especialmente en la CTA vía las seccionales docentes donde desarrolla casi todo su trabajo político. Su consigna de “Congreso de bases” es concebida como una instancia democrática dentro de las fronteras gremiales, un curalotodo para lograr “la unidad integral del movimiento obrero y una política de autonomía clasista”. Por el contrario, la orientación del Sindicato Ceramista que apoya el PTS tiene otra visión de la democracia obrera: ésta no es plena si sólo da derechos a los agremiados dejando por fuera a millones de desocupados, trabajadores precarizados y en negro. Como sostiene la resolución adoptada en el Plenario de Trabajadores Clasistas “queremos derrotar a la burocracia porque impide la unidad de las filas de los trabajadores (ocupados y desocupados, efectivos y contratados, sindicalizados y “en negro”) y el pueblo pobre para luchar contra las patronales y los gobiernos que las defienden. Queremos recuperar los sindicatos para ponerlos al servicio de los trabajadores. Por esto nuestro método son las asambleas soberanas donde los trabajadores deciden, la recuperación de los cuerpos de delegados y comisiones internas, la libertad para las tendencias políticas de los trabajadores y la realización de plenarios de delegados democráticos por provincia (como hemos planteado los ceramistas a la CTA en Neuquén) o por gremio”.

Este programa de los ceramistas retoma las conclusiones de la propia lucha de clases en Neuquén, de la que el PO parece no haber aprendido nada. Cada vez que estuvo planteada una crisis política aguda, como el Cutralcazo en el 97 o las movilizaciones contra el asesinato de Fuentealba en 2007, se necesitó un organismo de unidad para la lucha entre los docentes y estatales con los desocupados y el pueblo pobre, que pudiera superar el bloqueo de la dirección de la CTA, de un lado, y el control del MPN en los barrios, del otro. La adaptación del PO a los sindicatos es paralela a su acomodamiento a la división entre ocupados y desocupados.

En el período 2001-2002, el PO se opuso a la confluencia entre los movimientos de desocupados con los sectores antiburocráticos de los sindicatos. Hasta se negaron a integrar la Coordinadora del Alto Valle entre el Sindicato Ceramista y el principal movimiento de desocupados de la provincia, el MTD, juntos a los agrupamientos antiburocráticos de estatales y docentes. Al mismo tiempo, fueron defensores de los “canales orgánicos” burocráticos en FOETRA ante las primeras luchas de los tercerizados de las telefónicas, negándoles incluso el derecho a representación gremial en el cuerpo de delegados, cuando el PO era parte de la directiva junto a los dirigentes Iadarola de la CGT y Marín de la CTA.

Por el contrario, la entrada del SOECN a la CTA neuquina potenciará el agrupamiento de todos los sectores antiburocráticos y clasistas que luchan hoy debilitados en su interior. El Partido Obrero debiera reflexionar sobre esto, cambiar el rumbo y sumarse al impulso del Plenario de Trabajadores Clasistas en Neuquén y en todo el país.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota