Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
14 de noviembre de 2019

La Verdad Obrera N° 357

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

SOLANAS PROPONE A BINNER UN ACUERDO PARA EL 2011

Plantando un “Pino” en la soja

07 Jan 2010   |   comentarios

De repente, Pino Solanas mostró sus cartas. No llamó a los trabajadores y al pueblo porteños a movilizarse hasta que caigan Macri y sus ministros, como esperan los que lo votaron como alternativa a los K y la derecha. No. Declaró que le gustaría construir una “tercera opción”, alternativa al PJ y a la UCR , con el Gobernador de Santa Fe, Hermes Binner. El rótulo, tan parecido a “tercera vía” no puede ser menos feliz: así se llamó a los gobiernos que propusieron gestionar “desde la centroizquierda” los negocios de los grandes capitalistas.

Solanas y su Proyecto Sur, desde su gran elección en Capital el 28 de junio, apoyaron tanto proyectos de los K como de la oposición patronal en Diputados: votaron “estatizar” Aerolíneas pagando 900 millones de pesos a los ladrones de Marsans, apoyaron la Ley de Medios de los K y Telefónica, y luego transaron las comisiones de la Cámara con Carrió, de Narváez, y otros derechistas. El llamado a Binner, sin embargo, es un salto en calidad.

Pino busca aliarse con el Partido Sojalista (perdón, Socialista), que en las elecciones de 2007 le puso el vice a la chupacirios Elisa Carrió, y lo hace justo cuando miles de docentes santafesinos vieron truncada su ilusión en el PS, que defiende a los empresarios y niega aumentos de salarios a los trabajadores. Nadie puede, sin embargo, acusar a Pino de incoherente, ya que ya tuvo un acuerdo muy importante con el PS: ambas fuerzas votaron en el 2008 contra la Resolución 125, por pedido de la Mesa de Enlace.
Solanas, por ello, niega con sus acciones los principios con los que ganó popularidad. Mientras que habla de la “nacionalización de los recursos naturales”, se niega a plantear la expropiación de los principales terratenientes. ¿No es contradictorio hablar de un “Plan Agrario Nacional” para “garantizar la autosuficiencia alimentaria (…) en riesgo por la expansión de la frontera sojera”, y unirse con Binner, que garantiza que Santa Fe sea “La Meca” de los sojeros?

Otra de las “causas” de Proyecto Sur es una “reforma tributaria” que contemple “una disminución de los impuestos al consumo y el estricto control del impuesto a las ganancias, a la tenencia de la tierra y a las exportaciones”. Pero el amigo de Pino, Binner, desde su asunción hasta hoy mantuvo los “regímenes de promoción industrial” con 100% de exenciones de impuestos a los grandes empresarios, la cesión de terrenos para funcionar y el financiamiento estatal para extender instalaciones.

Aunque Pino proponga “favorecer a los pequeños productores”, estos regímenes favorecen a empresas no tan pequeñas como General Motors.
Proyecto Sur, en los papeles, defiende el “control público sobre los puertos, el comercio exterior y las exportaciones, actualmente en manos de corporaciones transnacionales”. Pero en Santa Fe estas corporaciones amasan fortunas inconmensurables y controlan el principal puerto de cereales (el San Martín), donde se facturan U$S 4 mil millones al año, y desde donde sale, al menos, el 50% de la soja del país, negocio defendido por el “socialista” Binner.

Por último, otra de las “causas” de Proyecto Sur es la “reorganización de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, subordinadas a la voluntad soberana del pueblo”. No creemos posible subordinar a las FF.AA. y las policías genocidas y corruptas, dominadas por los intereses de los capitalistas, a “la voluntad del pueblo”. Pero menos la Policía Santafesina, mimada por Binner, encarna esa utopía: es la que fusiló a Pocho Lepratti y a varios más el 20/12 de 2001, la que asesinó a la dirigente de las meretrices Sandra Cabrera, la de más altos índices de “gatillo fácil”, la que viene de matar al niño Leonel González, la que aprieta a los testigos en la causa contra su jefe en la dictadura, Feced. Esta será la policía “democrática y nacional” de Binner y, parece ser, de Pino.

Pino, día a día, ratifica que el rumbo de la centroizquierda es conciliar los intereses de los trabajadores con los de los capitalistas. La “tercera opción” que propone, uniendo a los K desencantados de Libres del Sur con ex aliancistas como el PS, lejos de ser una alternativa al PJ y UCR, como esperaron los votantes que creyeron en su discurso y denuncias, prepara nuevos fracasos: de lo que se trata es de construir una alternativa política de los trabajadores, que levante un programa contra los capitalistas, su estado y sus partidos.

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota