Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
5 de agosto de 2020

La Verdad Obrera N° 544 (sólo en internet)

CONTACTO [email protected]

DILMA Y EL PT LLEVAN A CABO LA MAYOR PRIVATIZACIÓN DE LA HISTORIA DE BRASIL

Perdimos la batalla pero ¡ganaremos la guerra!

24 Oct 2013 | Por Leandro Lanfredi, LER-QI – Río de Janeiro   |   comentarios

Con un inmenso operativo del Ejército, la Marina, la Fuerza de Seguridad Nacional y de la asesina y represora Policía Militar del Estado de Río de Janeiro (PMERJ), Dilma consumó su plan entreguista. Abierto el único sobre de esta licitación, el mundo conoció que el 60% del megacampo de Libra (que representa por si solo un volumen de petróleo igual a todo el restante ya descubierto en el país, o de 8 a 15 mil millones de barriles recuperables) será controlado por las imperialistas Shell y Total (20% cada una) en asociación con las chinas CNOOC y CNPC juntas (10% cada una) y Petrobras (40%). En la licitación defendida por Dilma, las empresas pagarán R$15 mil millones de reales por una riqueza de valor estimado, en precios actuales, en R$ 3 billones de reales (¡casi el PIB anual de todo Brasil!). El entreguismo es tal que la estatal Petrobras tendrá que desembolsar R$ 6 mil millones de reales para explotar el campo que ella misma descubrió, mientas que Shell y Total pagarán 3 mil millones cada una y las chinas 1,5 mil millones.

La cancelación de la subasta era la principal pauta de la histórica huelga que los petroleros estamos llevando adelante en todo el país, que incluye también la lucha contra el Proyecto de Ley (PL) 4330 que precariza aun más la tercerización y diversas cláusulas del acuerdo colectivo. Bajo la dictadura patronal que no permite que los huelguistas desembarquen de las plataformas, con la policía en la puerta de las refinerías y heridos por balas de goma y gas lacrimógeno, participamos de la pequeña pero valiente manifestación de ayer en Barra da Tijuca, junto a jóvenes y organizaciones de izquierda. Dilma acaparó todo el espacio en televisión para garantizar a los brasileños que lo que ocurrió no fue una privatización. ¡Una hipocresía sin límites!

De toda la producción, el 60% será controlado por empresas imperialistas y sus socias chinas. Petrobras será la operadora del consorcio. Será la tercerizada de los intereses de Shell y Total, en asociación menor con los chinos. Pero más aún, las ganancias de Petrobras y el petróleo que deberán ser entregados a la nueva estatal Petrosal (cerca del 42%) no irán a la salud ni a la educación como mintió ayer Dilma. De todo el presupuesto federal, el 47% es usado para el pago de la deuda externa e interna. En medio de las jornadas de junio fue votada una ley festejada por la Unión Nacional Estudiantes (UNE) para garantizar recursos del petróleo a la educación, pero se trata sólo de los intereses del capital acumulado por el fondo que se creará con este 42% del petróleo de Libra. ¡Son sólo los intereses! El bruto va a los banqueros. Lo que sobra de los banqueros irá a obras faraónicas de empresas para el Mundial, las Olimpíadas, a la caja del BNDES que es especialista en dar miles de millones a los millonarios como Eike Batista, la JBS y los llamados “campeones nacionales”; recién entonces lo que sobre de todo esto irá a salud, educación, vivienda…

Esta enorme privatización, para el orgullo del ex presidente Fernando Henrique Cardoso (FHC), no será la última. Dilma solo lleva adelante lo que Lula comenzó, realizando 5 licitaciones de petróleo cuando FHC había realizado solo 4. Y en el gobierno de Dilma, la privatización del campo de Libra es solo continuidad de las privatizaciones de puertos, aeropuertos y carreteras. Más grave que las privatizaciones, se trata de la entrega de los recursos naturales y de la tecnología de petróleo a grandes monopolios privados imperialistas y estatales chinos. Los petroleros hicimos nuestra parte. La batalla fue perdida. Pero no la guerra. Dilma va a seguir avanzando en su plan privatizador, debemos seguir luchando para impedir nuevas privatizaciones y revertir las que ya se dieron.

Es necesario sacar dos lecciones de la lucha contra la licitación de Libra. Primero: era posible derrotar la licitación, la dimensión del aparato represivo puso en evidencia el temor del gobierno que esperaba manifestaciones de “junio”. Podríamos haber vencido, pero ninguna de las centrales sindicales como la CUT, For˜ça Sindical y la CTB se movilizó para que el pueblo brasileño supiese de este crimen. No movilizaron a sus bases en ningún lado. No pusieron un centavo para una campaña que saliese a las calles, en las radios, TVs. Fue la huelga de los petroleros, de los últimos días, la que puso sobre la mesa esta entrega de la riqueza nacional.

Lo mismo vale para la UNE, que llevó un puñado de banderas a los actos, pero no pasó ni por una universidad o escuela llamando a movilizarse, a parar. Ligado a este primer balance es necesario mostrar a los petroleros cómo la Federación Única de los Petroleros (FUP) adhirió pero sólo a último momento pues está vinculada justamente al gobierno que privatiza y a la administración capitalista de Petrobrás. No derrotaremos a estos entreguistas vestidos de trabajadores como es el caso del PT y de Dilma sin encarar inmensas batallas como la realización de una verdadera huelga general que exceda los límites que tuvieron los días 11 de julio y 30 de agosto (que no incluían la licitación en su pliego de reclamos llevado a las calles por obra de la misma burocracia sindical).

Segunda lección: en las manos de los empresarios y sus funcionarios políticos petistas y del PMDB -que controlan Petrobrás, militarizan nuestra huelga, contratan empresas tercerizadas a sus socios y parientes, matan todos los años a por lo menos 20 trabajadores tercerizados en accidentes de trabajo completamente evitables- se mantendrá la sangría de los recursos de la nación. Es necesario luchar para que el 100% del petróleo, del gas y de la propia Petrobras sean estatales y que Petrobras sea administrada por sus propios trabajadores junto a especialistas en medio ambiente, en ingeniería, logística, etc., para que estas vastas pero finitas y contaminantes riquezas naturales, sirvan efectivamente al pueblo brasileño y sean usadas de forma racional y no en función del lucro.

23-10-2013









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota