logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

TRAS DERROTAR EL FRAUDE DE DAER Y EL MINISTERIO DE TRABAJO

PepsiCo: sigue la campaña

La semana pasada, los trabajadores y la Comisión Interna de PepsiCo derrotamos el fraude que intentó hacer la burocracia de Daer en común con la empresa y el aval del Ministerio de Trabajo el día de las elecciones.

30 de mayo 2013

PepsiCo: sigue la campaña

La semana pasada, los trabajadores y la Comisión Interna de PepsiCo derrotamos el fraude que intentó hacer la burocracia de Daer en común con la empresa y el aval del Ministerio de Trabajo el día de las elecciones. Más de 100 compañeros y compañeras se movilizaron para enfrentar a la patota, mientras el conjunto de la fábrica estaba en asamblea permanente. El fraude consistía en inflar los padrones con gente metida por la empresa a último momento para que voten y luego sacarlos. Una maniobra que de pasar, terminaría con las comisiones internas independientes y combativas en el movimiento obrero. Luego de esa jornada histórica salimos con un Boletín que estamos repartiendo en todas las fábricas de la alimentación, empezando por Kraft, Stani y FelFort donde explicamos que quieren sacarse de encima a una Interna de los trabajadores y sentar un precedente. Hasta hoy la empresa, la Verde de Daer y el Ministerio están viendo como levantan la derrota que tuvieron, mientras nosotros intensificamos la campaña en el gremio y en todo el movimiento obrero y juntamos fuerzas de todos los sectores políticos y sociales para que apoyen nuestra lucha. Abajo reproducimos una parte del boletín donde nuestros abogados explican detalladamente en qué consiste el fraude.


Carta del CeProDH a los trabajadores de PepsiCo

EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES Y SU ORGANIZACIÓN GREMIAL

Compañeros y compañeras:

Los saludamos en su ejemplar firmeza ante el descarado intento de fraude.
El Ministerio de Trabajo de la Nación ha optado por avalarlo, favoreciendo a la lista oficial del STIA través de su funcionaria, la Directora Nacional de Asociaciones Sindicales Elena de Otaola, negándose a aplicar la norma legal que puede impedir que las patronales puedan influir e interferir en el resultado electoral.
Cómo Uds. ya saben la antigüedad legal que tiene que tener un trabajador para elegir a su representante es de seis meses a la fecha de la elección.
Para no aplicar la ley (decreto reglamentario de la Ley de Asociaciones Sindicales) no dieron ningún fundamento, ni rebatieron nuestros argumentos.
Porque lo cierto es que las convocatorias de varios sindicatos como el del Neumático (SUTNA), Ferroviarios (UF), Lácteos (A.T.I.L.R.A), demuestran que se aplica el decreto reglamentario (antigüedad de 6 meses) para elecciones de delegados, además de las elecciones de autoridades del sindicato. Y este decreto debe aplicarse especialmente cuando se cambia unilateralmente el criterio de antigüedad que se viene usando.
¿Por qué es elemental que haya un mínimo de antigüedad para votar? Porque si no cualquier patronal puede ingresar “su“ personal para tener una comisión interna que le responda al empresario y no a los trabajadores. Esto se llama “sindicalismo amarillo“ y en realidad es el antisindicalismo.
Es un criterio liberal, contra la organización obrera, propio de la era menemista, para tratar de cambiar fraudulentamente la voluntad de la mayoría con personal...
...En una elección de delegados donde votan también los no afiliados el padrón es el de la empresa …
Con el criterio de la conducción del STIA y del Ministerio de Trabajo nunca habría un padrón definitivo, siempre sería provisorio: hasta poco tiempo antes de empezar el acto electoral se podría incluir a “alguien más” que la empresa (o la agencia) le haya dado el alta temprana en la AFIP. Un tembladeral.
Compañeras y compañeros: su decisión de no dejar pasar este atropello es ejemplar, no sólo para su gremio si no para todo el movimiento obrero, por no permitir un precedente nefasto donde los representantes de los trabajadores serían directamente puestos por las patronales.

Dr. Rubén Omar Tripi
Dr. Edgardo Mariano Moyano
Dr. Agustín Comas
Dra. Myriam Bregman

Temas relacionados: