Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
14 de noviembre de 2019

Nacional

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

EMPRESARIOS Y BUROCRATAS EN EL FERROCARRIL

Pedraza lo hizo

28 Oct 2010   |   comentarios

Noviembre de 2009. El teatro ferroviario de la calle Independencia luce repleto. No hay trabajadores invitados, las flamantes butacas las ocupan ministros y directivos del sindicato.

El hombre se acerca al micrófono y arranca.“Hay un punto de inflexión para nosotros. Cuando asume el Presidente Néstor Kirchner, en el año 2003, define la recuperación de los ferrocarriles como prioridad nacional. Allí comienza el crecimiento de los trabajadores ferroviarios. Terminamos con la modalidad tercerizada, que significaba trabajo en negro.

Aumentamos la cantidad de afiliados, y también la cantidad de ingresos de la Unión Ferroviaria”.

José Pedraza mira al público que lo aplaude, y deja la palabra a la mujer que está sentada a su lado. Cristina Fernández no puede más que devolver tanta gentileza. “Yo soy una profunda admiradora de este modelo sindical, porque somos el primer país del continente que pronunció ‘trabajo decente para todos’, en blanco, salarios dignos. Son ustedes quienes han sido concebidos para construir, y sobre todas las cosas, para articular esfuerzos entre capital y trabajo”.

‘Articulando’ capital y trabajo I

De los años 90, es conocido el rol de José Pedraza y la directiva de la Unión Ferroviaria en las privatizaciones que dejaron 80 mil trabajadores en la calle. Entonces se encargó de negociar con los nuevos dueños de los trenes convenios por empresas y entregar conquistas históricas de los ferroviarios, para ponerse a tono con la flexibilización laboral.

Tamaña entrega fue retribuida por el gobierno de Menem, que les otorgó un lugar en el gerenciamiento de Ferrocarriles Argentinos, y antes de irse la concesión del Belgrano Cargas.

Como todo esto no le alcanzaba y los aportes al sindicato habían menguado con los despidos, Pedraza apeló a nuevas maniobras y negocios. Entonces vinieron la quiebra de la Obra Social, tras el desvío de fondos a empresas de su propiedad; el vaciamiento de la Mutual Unión Ferroviaria; la estafa con el Programa de Propiedad Participada que debían recibir los trabajadores de las privatizadas. El caso más escandaloso fue el fraude con el fondo de sepelios: tras un acuerdo con las empresas, le realizó a los ferroviarios un descuento compulsivo durante años, por un servicio que no iba a brindar.

Semejante prontuario no le impidió ser parte de la “recuperación del ferrocarril” prometida por los Kirchner.

‘Articulando’ capital y trabajo II

Durante estos años, el gobierno nacional mantuvo el viejo legado menemista, con condimentos propios.

Fue Sergio Tasselli, el empresario cercano al kirchnerismo que manejaba el FFCC Roca, uno de los promotores del fraude laboral a través de tercerizadas como Poliservicios y Catering World, expulsadas del ferrocarril con la lucha de los trabajadores y la oposición que integraba la Lista Bordó.

A contramano de la rebelión por el pase a planta, la Unión Ferroviaria buscaba ser parte del negocio. Por eso ya en 2004 registró la cooperativa Unión del Mercosur, bajo responsabilidad de Armando Matarazzo (secretario de Finanzas de la UF) y Raúl Castellano (Secretario de Comunicación).

Tras la rebelión en Constitución en 2007, los nuevos gerenciadores privados extendieron nuevamente la modalidad de las tercerizadas, con la complicidad de la Lista Verde y la Secretaría de Transporte (ver recuadro).
Fue entonces que Unión del Mercosur se sumó al negocio.

No fue esa la única fuente de “recursos” de la burocracia sindical durante estos años. La Unión Ferroviaria- y también La Fraternidad- no sólo dejaron pasar la precarización laboral, sino que además se asociaron al capital en las concesiones.

Por eso se dividen junto a Moyano el 20 % de las acciones del FFCC Belgrano Cargas, de cuyo directorio forma parte Graciela Coria, mujer de Pedraza.

Pero además, hombres clave de ambos gremios fueron ubicados en entes oficiales que manejan millones de pesos en subsidios, infraestructura e inversiones. Son Antonio Luna, hoy subsecretario de Transporte Ferroviario; Juan Rosauro Araya y Agustín Special que encabezan la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SOFSE),José Villafañe, responsable de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).

De los dos lados del mostrador

“¡Qué hermoso, qué fantástico lugar!, se le escuchó decir a Cristina, en su primera impresión de la casa, entre mármoles relucientes y los coloridos reflejos de los vitraux”. La escena que describe la revista de la UF transcurrió aquella tarde de noviembre de 2009, pero perfectamente podría haber sido en la mansión que Pedraza tiene en Villa Sarmiento (Morón), comprada en 700 mil dólares. El mismo lujo que despliega en sus estadías en el Sheraton de Río o sus viajes por Europa.

Después de permitir el despido de miles de ferroviarios, de entregar sus conquistas, después de garantizar durante décadas el negocio de las privatizadas y cuanto régimen de precarización laboral se les haya ocurrido a las patronales, Pedraza y la directiva de la UF terminaron asociándose al capital para explotar a los obreros ferroviarios.

Encima el caradura se encarga de difundir que hace décadas fue delegado de base e integró la CGT de los Argentinos. Aquella que denunció que“hay dirigentes que han adoptado las formas de vida, los automóviles, las casas, las inversiones y los gustos de la oligarquía a la que dicen combatir. Desde luego, con una actitud de ese tipo, no pueden encabezar a la clase obrera”.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota