logo PTS

DEBATES

PO–Tribuna Docente en Ademys perdiendo el rumbo

Los compañeros del PO perdieron totalmente el rumbo político. Luego de un gran paro nacional, el PO está más preocupado por su alianza con Micheli (a quien no denunció el 10A) que por el nuevo estado de ánimo en la clase obrera. Dieron su primeros pasos priorizando sus acuerdos en listas comunes en CTA con el propio michelismo, y dejaron de denunciar el fraude y el manoseo al conjunto de los trabajadores. Con el argumento de enfrentar a listas pro kirchneristas, se unieron al michelismo en varias seccionales.

Alicia Navarro Palacios

24 de abril 2014

Los compañeros del PO perdieron totalmente el rumbo político. Luego de un gran paro nacional, el PO está más preocupado por su alianza con Micheli (a quien no denunció el 10A) que por el nuevo estado de ánimo en la clase obrera. Dieron su primeros pasos priorizando sus acuerdos en listas comunes en CTA con el propio michelismo, y dejaron de denunciar el fraude y el manoseo al conjunto de los trabajadores. Con el argumento de enfrentar a listas pro kirchneristas, se unieron al michelismo en varias seccionales.

En Ademys, en las últimas discusiones políticas que hizo el sindicato, el PO estuvo junto con sus aliados momentáneos de la Violeta y el MST. En el paro del 10A se opuso en asamblea a realizar piquetes centralizados junto a las comisiones internas combativas y votó en contra del corte en Puente Pueyrredón, cuando el piquete permitió visibilizar para millones de trabajadores docentes la importancia de Ademys como sindicato antiburocrático y para organizar al activismo.

Su integración al michelismo pegó un salto cuando el PO votó en el último Consejo Directivo el reparto de más rentas para el sindicato, junto con la Violeta y el MST, sólo para garantizar una comisión gremial para una militante de Tribuna. El conjunto del frente Multicolor se opuso a esta política y propuso asamblea.

Desde la 9 de Abril peleamos por la independencia de clase y planteamos como parte del programa del sindicato que el destino de sus recursos se tiene que discutir en asambleas donde los afiliados decidan dónde va su plata y qué sindicato necesitamos. ¡Vamos por un proceso estatuyente!

Temas relacionados: