logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

ECOS DE LA LUCHA DE VOLKSWAGEN

Nuevos aires en el movimiento obrero cordobés

“Esto era lo que había que hacerle a la fábrica, demostrarles que no pueden hacer lo que quieran con la gente”, dice un trabajador que fue parte de la jornada del miércoles 13. Ese día la producción se paró, los obreros estaban luchando en defensa de sus compañeros despedidos presentes en la planta, Walter y “Biguá”.

Joaquín Ramírez

21 de noviembre 2013

Nuevos aires en el movimiento obrero cordobés

“Esto era lo que había que hacerle a la fábrica, demostrarles que no pueden hacer lo que quieran con la gente”, dice un trabajador que fue parte de la jornada del miércoles 13. Ese día la producción se paró, los obreros estaban luchando en defensa de sus compañeros despedidos presentes en la planta, Walter y “Biguá”. Desde que ellos entraron, con las órdenes de reinstalación en mano y contando con el apoyo de adentro, empezó una jornada histórica de lucha.

La patronal se dio cuenta de golpe que, en movimiento coordinado, tenía a los despedidos adentro y un piquete en la puerta con una importante delegación de la Juventud del PTS, junto a las fuerzas del FIT. La decisión de los obreros de enfrentar a la empresa se contagió y el paro en planta fue un hecho. “La acción estuvo buenísima, para que ni la empresa ni los compañeros se olviden que los despedidos siguen luchando, y que no vamos a permitir ni un despido más” agrega otro obrero. En el comedor se aplaude la medida. La empresa no tarda en pedir la ayuda de la Infantería de la Policía. Desde la línea llegan mensajes: “si la policía quiere entrar nos vamos a ir todos para la línea de armado, los vamos a defender”. La infantería se parapeta minutos después al interior de la planta. Los obreros le hacen frente rodeando a los despedidos. “Los compañeros de la 250 pusieron todo lo que había que poner, lo tenemos que hacer todos, porque ya sabemos que acá el sindicato nunca va a venir a hacerlo por nosotros”. La conducción del SMATA, buscando boicotear la acción, a coro con la patronal, le dice a los medios que no hay ninguna medida. “Hubo supervisores, gerentes, hasta la policía, el que no estuvo otra vez fue el sindicato”.

La firmeza con la que los trabajadores responden a la presencia policial hace que la “fuerza pública” tenga que retirarse. “La empresa no sólo viola la ley y compra al sindicato y sus delegados, sino que ahora también compra a la policía para que haga lo que ella quiera” dice otro laburante.

Un golpe preparado

Esta medida no cayó del cielo. La extensa lucha contra el fraude de noviembre del 2012 y los despidos del 2 de enero ayudaron a templar el ánimo obrero. Los despedidos entraron a la planta con medidas cautelares a favor de la reinstalación, producto de las peleas de los abogados del CeProDH, que pusieron evidencia la ilegalidad en la que se halla VW. Esa campaña sumó además el apoyo de importantes personalidades como Adolfo Pérez Esquivel y Osvaldo Bayer entre otros así como resoluciones del INADI que rechazan los despidos por “discriminatorios”. Tampoco es menor que los trabajadores sienten el respaldo que significa la gran elección del FIT en la provincia y en el país, lista a la cual muchos de ellos votaron.

Todo eso preparó la gran acción de este miércoles 13/11. Este nuevo ánimo significa que la lucha por la reincorporación de los compañeros está más viva que nunca y que no le será fácil a VW pasar nuevos despidos, como planea contra los candidatos de la Lista 2 perjudicados por el fraude y que ahora se quedan sin fueros gremiales. 

El inicio de un cambio

Sólo 48 horas antes de esta jornada, la autopartista Valeo era tomada por sus obreros exigiendo aumento salarial y rechazando despidos. Tres días después otra autopartista, la WEG, paraba en repudio a un despido. Hace un mes, los trabajadores de Cargo-Renault paraban en apoyo a César Aguja Quiñones.

En pocas semanas sectores de los trabajadores metalmecánicos mostraron una nueva disposición para enfrentar los ataques patronales, parando la producción, apoyando conscientemente a los compañeros que pelean por su reincorporación y repudiando a la burocracia traidora.

Las patronales automotrices empiezan a suspender y despedir extorsionando a los obreros, la lucha de VW se transforma en un antecedente importante. Un nuevo paso en la lucha del movimiento obrero cordobés que se tiene que preparar para las futuras batallas nada lejanas.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: