logo PTS

Internacional

EPIDEMIA DE COLERA EN HAITI

Nuevo capítulo de la criminal ocupación

Haití está padeciendo el agravamiento del hambre, la miseria y los sufrimientos inauditos de su población. En las últimas semanas el país se vio asolado por un serio brote de cólera. Desde mediados de octubre, más de 600 personas murieron, mientras unas 10.000 han sido hospitalizadas. Ya afectó la Capital, Puerto Príncipe, luego de haber sido asolada por el pasaje del huracán Tomas, que mató 21 personas.

Simone Ishibashi

11 de noviembre 2010

Haití está padeciendo el agravamiento del hambre, la miseria y los sufrimientos inauditos de su población. En las últimas semanas el país se vio asolado por un serio brote de cólera. Desde mediados de octubre, más de 600 personas murieron, mientras unas 10.000 han sido hospitalizadas. Ya afectó la Capital, Puerto Príncipe, luego de haber sido asolada por el pasaje del huracán Tomas, que mató 21 personas.

Sin embargo, nada de eso se debe sólo a “causas naturales”. Esta nueva catástrofe es consecuencia de la política de saqueo del imperialismo norteamericano.

Haití está ocupada desde 2005 por la misión “humanitaria” de la ONU, la Minustah, integrada por tropas de los gobiernos que se dicen progresistas de Uruguay, Argentina, Bolivia, Paraguay y Ecuador bajo dirección del gobierno brasilero de Lula. Desde el terremoto de comienzos de este año, como parte de la ofensiva militar, se incorporaron las tropas norteamericanas con más de 16.000 soldados, porta-aviones, barcos y helicópteros. Todo este despliegue de fuerzas en estos 11 meses no sólo no resolvieron los elementales problemas sanitarios sino que, agravaron las terribles condiciones generadas durante los cinco años que lleva la ocupación, lo que desnuda el carácter político y militar de la misión al servicio de los intereses imperialistas. Su política fue la de aumentar los efectivos militares e incrementar la represión sobre el pueblo. Mientras, la infraestructura precaria incluso antes del terremoto, es reducida a polvo, hospitales, escuelas y viviendas destruidas forman montañas de escombros en las ciudades, creando las condiciones para la proliferación de todos los tipos de enfermedades, generando una situación completamente insalubre.

Mientras el pueblo haitiano sucumbe en la miseria, las enfermedades, la humillación y la opresión, el gobierno brasilero a las órdenes de Lula, en uno de los últimos actos en el poder, acaba de aprobar indemnizaciones por 10 millones de Reales, para los familiares de 18 militares que sirvieron a la Minustah. Al pueblo haitiano la única cosa que le otorgan son muertos y mujeres violadas, represión y persecución a todos los que pretendan cuestionar el orden imperial. Más que nunca es necesario acabar con la ocupación de Haití.

* FUERA LAS TROPAS DE LA MINUSTAH Y DEL IMPERIALISMO

* ABAJO LA OCUPACION NORTEAMERICANA

* FUERA YANQUIS DE AMERICA LATINA

* QUE LA AYUDA HUMANITARIA SEA CONTROLADA POR LOS SINDICATOS Y ORGANIZACIONES POPULARES

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: