logo PTS

Mujer

Nosotras

Con muchísimo entusiasmo, el sábado pasado nos juntamos más de cien mujeres de distintas localidades de la zona norte del Gran Buenos Aires para ver el video NOSOTRAS, que registra el reciente XXIII Encuentro Nacional de Mujeres que se realizó en Neuquén y luego debatir cómo desplegar la fuerza imparable de un movimiento de mujeres en lucha por sus derechos. A

18 de septiembre 2008

Con muchísimo entusiasmo, el sábado pasado nos juntamos más de cien mujeres de distintas localidades de la zona norte del Gran Buenos Aires para ver el video NOSOTRAS, que registra el reciente XXIII Encuentro Nacional de Mujeres que se realizó en Neuquén y luego debatir cómo desplegar la fuerza imparable de un movimiento de mujeres en lucha por sus derechos. A esta invitación respondieron trabajadoras metalúrgicas, docentes, obreras de la alimentación, de laboratorios, estudiantes secundarias y terciarias, trabajadoras de la UTA y del SMATA y amas de casa que se conmovieron ante las escenas de aquel Encuentro que se veía en pantalla y que mostraba la participación de la agrupación de mujeres Pan y Rosas, la lucha de las obreras y obreros de la fábrica Zanon que está bajo gestión de los trabajadores, las discusiones y debates que se dieron en los talleres sobre el derecho al aborto, sobre el trabajo precario, sobre el gobierno y su disputa con las patronales agrarias, sobre las condiciones de vida de las mujeres y muchos temas más. Después, muchas compañeras contaron lo que significó para ellas participar de este Encuentro y cómo, con ese entusiasmo, lograron entusiasmar a su vez a otras amigas, compañeras y vecinas que hoy quieren sumarse a Pan y Rosas y luchar por nuestros derechos.

Las propuestas para seguir adelante fueron muchas, que ya estamos empezando a concretar: en un barrio de José C. Paz está en marcha la realización de un programa de radio para organizar a las vecinas; en otro barrio de Pacheco, las maestras propusieron pasar este video en las escuelas, invitando a las compañeras y a las madres de los chicos. Mabel Maidana, que vino a la reunión y cuyo hijo fue asesinado por la policía, planteó que había que luchar contra la impunidad y participar en la marcha que se hace a dos años de la desaparición de Julio López. Estamos convencidas de que podemos ser muchas más las mujeres organizadas para luchar contra la explotación y la opresión.

Temas relacionados: