logo PTS

Nacional

IMPORTANTE PRONUNCIAMIENTO

Ni con el gobierno ni con las entidades patronales del campo

Docentes universitarios, periodistas, profesionales y trabajadores de la cultura son firmantes de la declaración que lleva el encabezado “Ni con el gobierno ni con las entidades patronales ‘del campo’”.

PTS

19 de junio 2008

Fernando Aiczizon, historiador, becario CONICET

“Hay que torcer la perspectiva actual dominante... hacia la izquierda”

¿Por qué adhirió a la declaración?

Porque comparto los trazos generales que la declaración sostiene; porque siempre, históricamente, la política en Argentina se polariza engañosamente entre alguna versión del peronismo y su rival de turno (golpismo, liberalismo, o el mismo peronismo) y allí justamente es necesario señalar que existen otras alternativas; porque me cuesta compartir los reclamos de un sector campestre como el argentino, patronal, rentístico, reaccionario, explotador, racista, machista y, por decantación, hostil a acompañar a otros sectores que reclaman por sus derechos porque allí empiezan los suyos (docentes, desocupados, indígenas, etc.).

¿Cómo ve el conflicto entre el gobierno y el “campo”?

Por un lado, mal. ¿Por qué?, porque me parece que en extensas capas de la sociedad argentina, traspasando incluso fronteras de clase, se va cristalizando una suerte de conciencia liberal, cívica, aquella que ve “justo “ y “legítimo” cualquier reclamo asentado en la libertad de circular, de comerciar, de acumular al fin, pero sin contemplar la dimensión social de ésas actividades, esto es, la explotación... Es decir, después de una década neoliberal llegamos, por efecto de rebote, a un amanecer liberal, donde importan el respeto a las libertades individuales pero entendidas sólo en su dimensión productiva. El argentino medio-medio está convencido, luego de traumáticas devaluaciones, hiperinflaciones, etc., de que merece su cuarto de hora liberal: por eso escuchamos por todas partes hablar de “modelos de gestión” transparentes, de empresarios con “responsabilidad social”, y todo ese tipo de imposibilidades sociológicas...El modelo reactualizado y renovado de este burgués posmoderno, es el joven chacarero, instruido e imbuido de técnicas de management, emprendedor, patriota, no violento pero exitoso como los Pumas, que le importa menos el color político del gobierno que el reaseguro jurídico de los negocios...Y ese perfil, enriquecido con motes de “reserva moral” de la nación, reserva que no resiste el más mínimo análisis histórico de su conformación, está acompañado por sectores de una dudosa y variopinta oposición obviamente “cívica” como Carrió, Luis Juez, Rodriguez Sáa, o Reutemman, por mencionar a los más ilustres, que evidentemente cuajaron fuerte en el sentir genuino de miles de argentinos celosos de construir una democracia liberal. Como en Europa...

Por otra parte, este conflicto tiene otras dimensiones que no habría que descuidar, y una de ellas es la saludable propensión de la gente a protestar, a organizarse en asambleas, a seguir de cerca a sus referentes, a no comerse el bofe de la redistribución al estilo K, y esto ocurre siempre que siente que ha sido tocada por la varita de la injusticia, sin importar mucho la lógica que recubra a su reclamo. Ése es el legado más intenso de los ’90. Cultivar cierto germen de rebelión permite alojar esperanzas cuando nunca se sabe bien qué curso tomarán las cosas...Y ese también, creo, es el punto: cómo se puede intervenir para torcer la perspectiva actual dominante, hoy claramente derechosa, hacia la izquierda...

¿Cuáles deben ser los pasos a seguir para amplificar la declaración?

Pienso que ampliando las adhesiones no sólo a periodistas, intelectuales, o referentes de la cultura, que son especialistas en armar y firmar convocatorias. La convocatoria la deberían firmar cualquiera que adhiera a ella, y listo. Eso amplificaría no sólo la convocatoria sino también le agregaría nuevos matices que harían sumar a los que aún tienen dudas. Por otra parte, es imperioso conformar un colectivo de izquierda lo más amplio posible, diverso, no necesariamente homogéneo, y que incorpore consignas y prácticas que enriquezcan a las que la culturalmente empobrecida izquierda argentina utiliza.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: