logo PTS

MUJER

8 de Marzo - DÍ INTERNACIONAL DE LA MUJER

Nada que festejar

Este jueves 8 de marzo a partir de las 15:00 hs., las compañeras de Pan y Rosas y el PTS participaremos de una jornada, en Plaza de Mayo, por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, por el desmantelamiento de las redes de trata, contra todas las formas de violencia hacia las mujeres, contra la precarización laboral, la ley Antiterrorista y los ajustes y tarifazos, para marchar a las 18:00 hs. hacia el Congreso.

Pan y Rosas

8 de marzo 2012

Nada que festejar

El “modelo” del kirchnerismo es también “nunca menos” de 300 mujeres muriendo, cada año, por las consecuencias de los abortos clandestinos.

Durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, ya murieron casi 3 mil mujeres por causas evitables: ¡60 tragedias como las de Once, por negarse furiosamente a aprobar la legalización del aborto! ¿Y quiénes son las que mueren? Las mujeres que tienen tomar tierras para tener una vivienda, las que viajan hacinadas en los ruinosos trenes del conurbano para ir a estudiar o para llegar a los talleres textiles, a los comercios y a las fábricas donde trabajan en negro, sin derechos, por magros salarios, las hermanas inmigrantes que sólo acceden a los peores trabajos y son discriminadas.
¿Cuántas muertes más hay que esperar para que la presidenta se digne tomar en cuenta lo que los kirchneristas “progres” denominan “asignaturas pendientes”?

Quienes confían aún en Cristina y quieren que se apruebe la legalización del aborto nos dicen que la decisión no depende del gobierno nacional, que el derecho al aborto será decisión del Congreso. ¡Pero con mayoría automática en ambas cámaras, el oficialismo podría dar impulso a la ley que presentó la Campaña por el Derecho al Aborto! (por tercera vez, ya que el proyecto caducó sin siquiera ser tratado en dos ocasiones).

Si no lo hacen es porque no está en la agenda del oficialismo. El año pasado, cuando se empezó a debatir en la Comisión de Legislación Penal, el kirchnerismo brilló por su ausencia y sus propios diputados tuvieron que admitir que la presidenta había ordenado no dar quórum para este debate. “Es verdad también que este no es un debate que esté en la agenda del Poder Ejecutivo nacional. Tenemos un Poder Ejecutivo fuerte: cuando quiere poner un tema en la agenda envía su propio proyecto, y no es éste el caso.”, dijo en esa ocasión la diputada kirchnerista Diana Conti. Y recientemente, un diputado kirchnerista que apoya la legalización, volvió a reiterarlo: “Ella no va a bloquear el tratamiento explícitamente, pero varias veces se pronunció en contra y eso ya es suficiente para que no salga.”

Seguir diciendo que el derecho al aborto es una de las “asignaturas pendientes” es un eufemismo vergonzante y cínico: este gobierno está en contra de avanzar en un derecho democrático tan elemental como el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y a no morir por las consecuencias de los abortos clandestinos.

Por eso, seguir esperando que el gobierno definitivamente rompa con el clero y permita que avancemos en el derecho al aborto, es irrisorio. Pero tampoco podremos arrancar nuestro derecho al Congreso haciendo lobby con los diputados o con actos y marchas testimoniales. La CTA, los organismos de DDHH, la FUBA y todas las personalidades y organizaciones sociales, sindicales, estudiantiles, feministas y políticas que dicen estar a favor de la legalización del aborto tienen que ponerse a la cabeza, para encarar seriamente la preparación de una manifestación activa y contundente de un gran movimiento nacional de lucha, para que podamos arrancarle al Congreso nuestro derecho.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados:

Mujer

/   

Pan y Rosas