logo PTS

INTERNACIONAL

22 de Marzo - Estado español

Multitudinaria movilización en Madrid

PTS

27 de marzo 2014

Multitudinaria movilización en Madrid

Clase contra Clase

Casi un millón y medio de personas colmaron las calles del centro de Madrid en la culminación de las Marchas por la Dignidad que durante semanas han estado recorriendo carreteras, pueblos y ciudades de todo el Estado, nutriéndose a cada paso de más compañeras y compañeros.
Una movilización histórica que justo antes de culminar su acto central, fue reprimida brutalmente por el inmenso dispositivo policial desplegado por el Gobierno, con un saldo de 24 detenciones y decenas de heridos.

Una marea de indignación social con importante presencia de las luchas obreras

El 22M se trató de un verdadero clamor social contra las graves consecuencias de la crisis capitalista que vienen descargándose contra los trabajadores y sectores populares (los afectados por la hipoteca, por las políticas de recortes en educación y sanidad, los parados, los jornaleros sin tierra, las mujeres, la juventud, los inmigrantes). También se hicieron presentes distintas luchas de trabajadores y trabajadoras que están enfrentando cierres, despidos, rebajas draconianas de salario y pérdida de conquistas: los mineros, trabajadores de la sanidad, de limpieza, enseñanza, de EMT, metro, los bomberos, los jardineros en lucha de Zaragoza...
La pancarta de cabecera de la manifestación era llevada por representantes de algunas de estas luchas. En ella estaban también trabajadores de las dos principales huelgas en curso del Estado español: la de Coca-Cola Fuenlabrada con casi dos meses de lucha contra el cierre y la de Panrico Santa Perpetua con más de cinco meses de huelga contra cientos de despidos y una rebaja salarial draconiana.

Panrico y Coca Cola: un cortejo obrero por la coordinación de las luchas

Justamente fue el cortejo formado por las bravas trabajadoras y trabajadores de Coca-Cola y Panrico uno de los más destacados y vistosos. Este cortejo se mantuvo toda la manifestación agitando a favor de la unificación de las luchas, la huelga general y otras consignas de unidad entre ambas luchas.
Los y las militantes de Clase contra Clase marchamos junto a estas luchas, que vienen siendo la avanzadilla de unos nuevos aires en el movimiento obrero que cuestionan en los hechos la política del “mal menor” alentada por las direcciones burocráticas de CCOO y UGT, plantándose contra los despidos y recortes y demostrando que la lucha es el único camino para dejar de retroceder. Por ello nos manifestamos con las compañeras y compañeros de Coca-Cola y Panrico en la marcha, y también con los trabajadores de Parques y Jardines de Zaragoza que se preparan para ir a la huelga indefinida a partir del mes de abril dentro de la columna alternativa convocada por CGT, CoBas, CSC, Solidaridad Obrera y la Intersindical de Aragón.
Este clamor de indignación pone totalmente en entredicho el discurso de muchos burócratas sindicales y dirigentes de la izquierda reformista de que “la gente no está por movilizarse”.
Las masivas movilizaciones del 22M marcan el camino opuesto a la pasividad que quieren imponer estos dirigentes vendidos. Un camino que es el único que puede realmente torcerle el brazo al Gobierno del PP, su agenda de recortes y a una patronal que está haciendo “su agosto” gracias a la reforma laboral. Debemos intentar transformar la indignación social en una potente movilización que ayude a que la clase trabajadora, pueda retomar sus métodos de combate y ponerse a la cabeza de todas las demandas populares. De hecho ésta era la conclusión que se expresaba en muchos de los cánticos de diferentes columnas como la de Coca-Cola y Panrico o la de los mineros: “Así, así, ni un paso atrás, unificar las luchas, a la huelga general”, y ha quedado planteado por una gran parte de las intervenciones de la asamblea general de las marchas realizadas el domingo por la mañana.

El Gobierno del PP responde con represión

El Gobierno de Rajoy ha desarrollado toda una campaña para intentar limitar al máximo el efecto que pudiese tener esta gran movilización. Cuando ésta ya era un hecho y se había convertido en una de las mayores manifestaciones que ha vivido la capital arremetieron con el operativo de 1.700 antidisturbios traídos de todo el Estado. Comenzaron a cargar con pelotas y porras contra los manifestantes, dejando un saldo de 24 detenidos y decenas de heridos.

Hacia la unificación de las luchas. Hacia la huelga general

Las marchas han mostrado la potencialidad que tiene el unir desde abajo lo que las direcciones sindicales hasta ahora se niegan a coordinar: las luchas de los trabajadores y trabajadoras, los sectores afectados por los desahucios, por la pérdida de derechos en sanidad y servicios sociales, a los vecinos de barrios populares, etc. Es necesario avanzar decididamente en la coordinación de todas las luchas, y plantear la necesidad de retomar el camino de la huelga general contra el Gobierno, la Troika y la Unión Europea del capital. Para terminar con el podrido Régimen del ’78 y abrir un proceso constituyente revolucionario, que permita resolver las grandes demandas democráticas, contra el paro, la precariedad laboral, la pobreza... en favor de las mayorías sociales y por encima de los intereses del puñado de capitalistas que hasta hoy dirigen nuestras vidas. Un proceso que sirva para imponer un Gobierno de los trabajadores y el pueblo basado en nuestros propios organismos de auto-organización y acabar para siempre con los Gobiernos del IBEX35 y la CEOE que tras la máscara del PP, el PSOE o CiU nos están haciendo la vida imposible.

Versión completa en www.ft-ci.org

Temas relacionados: