Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
17 de noviembre de 2019

La Verdad Obrera N° 380

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

OTRA VEZ LA PELOTA AFUERA

Moyano y la UIA ponen un tope al salario

24 Jun 2010   |   comentarios

La primer jugada de ‘los que patean contra el 35 %’ había arrancado hace meses. Hugo Yasky había acordado 23,5 % de aumento para el salario docente. Hugo Moyano, consciente de la bronca existente en la base obrera y el peso de Camioneros en la discusión paritaria, venía pidiendo ‘madurez y responsabilidad’. Hasta hubo abrazo para la foto.

Pero la lucha de la alimentación, seguida por millones de trabajadores a través de los medios de comunicación, había metido la cuña. La acción directa y el estado de deliberación que habían impuesto las internas de Kraft y Pepsico junto a las bases de Arcor cambiaron el escenario de la discusión salarial, y todos tomaron nota. “Nosotros también queremos el 35” se repetía en muchos lugares de trabajo.

La nueva jugada llegó la semana pasada. Con la excusa de discutir ‘el comercio internacional’, las cúpulas de la CGT y la UIA se sentaron a cerrar un plan para poner tope a los salarios.

Para que los acuerdos no queden en palabras, Moyano le puso la firma al aumento de camioneros: 25 %, recién en marzo de 2011. Lejos del famoso ‘índice changuito’ que se jactaba de usar para medir la inflación. Para no dejar dudas, agregó que “hemos dado una muestra de madurez total, porque a pesar que en algunos momentos aparecía como un desborde salarial, empresarios y trabajadores acordamos por séptimo año el tema salarial”. Más claro imposible. Ante el ‘momento de desborde salarial’ que habían abierto las paritarias de la alimentación, el mensaje de la CGT fue ponerle techo a las discusiones en curso.

Las últimas negociaciones habían contado con las órdenes y el seguimiento del mismo gobierno nacional. Como dijo Carlos Tomada al salir de la reunión entre camioneros y transportistas, “este acuerdo llega en un momento en que estamos empeñados en que se cumpla esta directiva de la presidenta de la Nación en orden a que los salarios mantengan su capacidad adquisitiva y que los empleadores mantengan su rentabilidad. La negociación colectiva demostró otra vez ser la más democrática de las instituciones del mundo del trabajo”.

Para pelear por la verdadera ‘democracia en el mundo del trabajo’

Como vienen denunciando los sectores combativos en estas paritarias, el pacto de la burocracia sindical con el gobierno y los empresarios sacrifica el salario y las condiciones de vida de la clase trabajadora para “que los empleadores mantengan su rentabilidad”. 

Millones de trabajadores en negro quedan afuera de “la más democrática de las instituciones del mundo del trabajo”, mientras los que están en blanco ven como los dirigentes negociaban a sus espaldas, y las condiciones laborales que conquistaron los patrones en los 90 siguen vigentes. Para Tomada que 4 dirigentes decidan por millones de trabajadores es democracia pura.

El techo de Moyano tras la ‘psicosis’ de la UIA vuelve a poner en relieve el enorme significado de la lucha de la alimentación, y el rol jugado por el llamado sindicalismo de base. No nos vamos a cansar de repetirlo. Allí se pudieron ver realmente “las más democráticas de las instituciones del trabajo”: los cortes de ruta, las asambleas y paros, los piquetes de convencimiento y las movilizaciones permitieron el 35 % de aumento y el básico de 3200 pesos.

Aún con la jugada de Moyano, el partido no ha terminado. Los jaboneros de Alicorp también demostraron que desde una comisión interna combativa se puede imponer el reclamo al conjunto del gremio, y con medidas de fuerza obtuvieron un aumento como el de la alimentación. En Gráficos los de Donneley (ex Atlantida) hicieron punta y facilitaron que otros talleres conquistaran lo que ellos le habían arrancado a su patronal, muy por arriba de lo que firmó la burocracia del gremio. Los trabajadores de Fate y el SUTNA San Fernando se mantienen movilizados con el mismo planteo, y aún falta la paritaria en el subte.

Desarrollar estas tendencias a romper los techos salariales, unir las filas obreras y recuperar las viejas conquistas arrasadas en los 90 son las tareas del momento. Como la lucha contra el despido de activistas, que hoy se producen en Fel Fort, Arcor Córdoba o el Aeroparque. Y la exigencia de que ningún salario tribute impuesto a las ganancias.

Con ese objetivo es que las internas de Kraft, Pepsico y el SUTNA San Fernando convocan a delegados y agrupaciones antiburocráticas a reunirse este 31 de julio. Sigamos ese camino.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota