logo PTS

Notas relacionadas

Mil jóvenes de la Juventud del PTS presentes: “Obreros y estudiantes para cambiar la historia”

Una delegación de casi mil compañeros de Capital, La Plata, Gran Bs. As., Mendoza, Córdoba, B. Blanca, Trelew, Puerto Madryn y Mar del Plata fue a Zanon a conmemorar los diez años de gestión obrera junto a los ceramistas

PTS

24 de noviembre 2011

Mil jóvenes de la Juventud del PTS presentes: “Obreros y estudiantes para cambiar la historia”

por Juventud del PTS

Desde todo el país llegaban los micros con cientos de jóvenes que tras horas de viaje bajábamos en el Alto Valle neuquino, que guarda historia de lucha de clases, para pisar la arcilla que cubre el piso de la fábrica Zanon, desde hace diez años bajo control obrero. La Juventud del PTS viajó con una delegación de casi mil compañeros de Capital Federal, La Plata, Gran Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Bahía Blanca, Trelew, Puerto Madryn, Mar del Plata.

Éramos estudiantes de facultades y colegios, junto a jóvenes trabajadores y delegados. Muchos militantes, y muchos que todavía no militan.

No había cansancio que calle la voz de los jóvenes que llegamos gritando “obreros y estudiantes para cambiar la historia”. Abrazos, lágrimas, emoción, fundían a los jóvenes que viajamos desde todo el país para decir “presente”. Una nueva generación que en su mayoría no vivió el 2001, a diez años de una de las experiencias más avanzadas del movimiento obrero argentino, donde los trotskistas del PTS, junto a los ceramistas, pusimos a prueba nuestras ideas, nuestra tradición y nuestro programa, para darle una respuesta a la crisis social del 2001, donde las fábricas cerraban y aumentaban las filas de los desocupados. Una experiencia que se revaloriza al calor de la crisis económica internacional actual, porque Zanon demuestra que hay una respuesta obrera a la crisis, que hay un camino recorrido previamente, y que también hay una salida.

Después de armar las carpas, entre mate y mate, una ronda interminable de jóvenes se armó alrededor de Raúl Godoy, obrero de Zanon y dirigente del PTS. Estaba también Alejandro López, ceramista de la Lista Marrón y diputado electo por el Frente de Izquierda. También vino a compartir esta experiencia con nosotros Bárbara Brito, estudiante chilena y militante del PTR, organización hermana del PTS en Chile. No faltaron tampoco jóvenes trabajadores como Daniel Romero, delegado despedido y perseguido por la patronal pinochetista de Disco, junto a estatales del Indec, telefónicos, trabajadores del subte, aeronáuticos y gráficos, entre otros.

Se armó un silencio conmovedor cuando compañeros de la Juventud del PTS leyeron frente a los centenares de jóvenes y los ceramistas presentes la carta que escribimos a los obreros de Zanon por estos 10 años de lucha. No queríamos decirles sólo “presente”, queríamos también pedirle prestada la experiencia de Zanon para firmar con ellos un nuevo compromiso: “Zanon es una trinchera al servicio de la lucha de clases, una tregua imperfecta, una fábrica sin patrones en un mar de gusanos capitalistas. Avanzará con la fuerza de clase obrera, o buscarán borrar su experiencia. El lugar de vanguardia que ustedes, obreros de Zanon, se han ganado, se transforma en responsabilidad dirigente de ser alternativa política ante una nueva crisis.

Desde la Juventud del PTS confluimos hasta aquí, en estos diez años de experiencia. Venimos a celebrarlos con ustedes ya que nos sentimos parte de esta historia. Pero también venimos a renovar nuestro compromiso fraternal, frente a los tiempos que se avecinan: la disposición inclaudicable de poner en pie nuestro ejército de esclavos insurrectos. Es una tarea en la que los obreros de Zanon y la juventud tienen que estar a la cabeza”. Los aplausos y los cantos rompían el silencio, mientras los jóvenes nos fundíamos en un abrazo inolvidable con los ceramistas presentes.

Finalmente, luego de varias intervenciones, le llegó el turno a Raúl Godoy, quién nos contó sobre sus primeros pasos en la militancia. Su acercamiento al trotskismo, la fundación del PTS, la recuperación del legado de León Trotsky en los años ‘90, y esos primeros años de “trabajo gris y cotidiano” organizándose contra la patronal y la burocracia en Zanon, cuando regía la dictadura patronal. Desde su propia experiencia militante y después de estos diez años de lucha y organización en la fábrica y el sindicato ceramista, nos invitó a construir ese ejército de esclavos insurrectos, el partido revolucionario que necesita la clase obrera, para prepararse para vencer.

El domingo amanecimos yendo a la fábrica, a conocer su historia en primera persona, y terminamos colaborando en la organización del recital junto a nuestros compañeros ceramistas del PTS y del conjunto de la fábrica. Porque en Zanon hay control obrero y no hay policía, y como la “seguridad la hacemos entre todos”, fuimos parte de la organización del recital que reunió a casi 20 mil jóvenes. A la vez colaboramos con la cobertura y transmisión del show por internet, a través de TvPTS, que fue visto desde 70 países. Miles de jóvenes presentes y otros miles desde sus casas tuvieron la posibilidad de conocer la historia de estos diez años de lucha y organización. Emprendemos el regreso. Neuquén queda atrás, pero el pacto está sellado. Porque Zanon no es para nosotros una pieza de museo. Esa experiencia, esa trinchera de la clase obrera ante los tiempos que se avecinan, es una trinchera que nos comprometimos a defender. Estamos dispuestos a ello. Porque estamos dispuestos a defender esa experiencia contra todos nuestros enemigos, contra aquellos que quieran borrar de un plumazo que los trabajadores tienen una salida propia para dar ante las crisis y los problemas estructurales que aquejan a las mayorías. Porque nos comprometimos a luchar incansablemente por la expropiación y estatización sin pago y bajo control obrero de Zanon y de todas las fábricas bajo gestión obrera. Porque sabemos que a la fábrica la ahogan los gobiernos, las patronales y el propio mercado, pero nosotros nos paramos del lado de los trabajadores ante cada uno de los obstáculos que tengan que sortear.

Con los recuerdos de las recorridas por esa inmensa fábrica, cada uno con su cerámico que simboliza la palabra “presente”, tarareando aún las canciones de las bandas que pasaron por el recital, nos volvemos a nuestros lugares de estudio y trabajo, conscientes de que sólo con la defensa de esa trinchera no alcanza. Como nos dijo Raúl Godoy, nos llevamos sobre nuestras espaldas una partícula de responsabilidad sobre el destino de la humanidad, y por eso desde la Juventud del PTS apostamos a colaborar en la construcción de ese ejército de esclavos insurrectos que necesitamos para su liberación.

Temas relacionados:

Juventud

/   

Movimiento Obrero

/   

Universidad

/   

Neuquén

/   

Secundarios

/   

En Clave Roja