logo PTS

Santa Cruz

CON PAROS, PIQUETES Y ENFRENTAMIENTOS CON LA POLICíA

Los trabajadores santacruceños frenaron el ajuste

Por un plenario de delegados de base y un plan de lucha para impedir que la burocracia traicione.

PTS

5 de enero 2012

Los trabajadores santacruceños frenaron el ajuste

Por un plenario de delegados de base y un plan de lucha para impedir que la burocracia traicione.

Las escenas que se vivieron en la última sesión de la Legislatura de Santa Cruz parecían de los años 90. Un gobierno que envía un proyecto de ajuste durísimo contra los trabajadores del Estado; diputados dispuestos a aprobarlo. Trabajadores que llegaban de distintos puntos de la provincia a no dejarlo pasar; policías dispuestos a balear y apalear a cuanto obrero, maestro o jubilado se sumase a la protesta.

Pero fue en el 2011. Y es la provincia de los Kirchner.

La ley de Emergencia incluía la suspensión de las paritarias (un abierto congelamiento salarial), el aumento de la edad para jubilarse a los empleados públicos, y la liquidación de la movilidad de las pensiones.

El gobierno buscaba sorprender en el momento en que terminaba el año y muchos trabajadores empezaban sus vacaciones, por lo cual muchos habían viajado a visitar a sus familiares a las provincias del norte.

Los gremios llamaron a manifestarse ante la bronca de las bases. Los trabajadores llegaron hasta el centro político desde distintas localidades de la provincia (Caleta Olivia, Pico Truncado, Río Turbio), dispuestos a impedir la aprobación del ajuste.

El miércoles a la noche levantaron un acampe. El jueves rodearon la Cámara de Diputados provincial, incluyendo un corte de energía a sus instalaciones.
Los trabajadores utilizaban sus propios métodos de lucha para impedir que los diputados logren sesionar. La huelga, los piquetes, la movilización, las asambleas, estaban al servicio de defender cada derecho que el kirchnerismo buscaba quitar.

De esta manera lograron un primer triunfo, a pesar de la represión que sufrieron. Postergaron hasta marzo la aprobación de las medidas anti-obreras de la Ley de Emergencia.

Pero el gobierno va a intentar hacer pasar de alguna manera el ajuste. La única manera de pararle la mano definitivamente es seguir organizándose, mediante asambleas y la coordinación de los distintos sectores, mediante un plenario de delegados de base que permita poner en juego la enorme valentía y disposición de lucha que han mostrado los trabajadores santacruceños.

Será la forma de evitar cualquier traición como las que ya está preparando la dirigencia burocrática. Estos, como parte de la Mesa de Unidad Sindical (MUS), firmaron un acta con el titular del bloque justicialista. Allí se comprometen a discutir la emergencia económica y la reforma previsional en las comisiones de la Legislatura, con la participación de los gremios estatales.

Pero la única posición de clase es rechazar el paquete de medidas del gobierno, luchando hasta que sea retirada por completo. Los ajustes a la jubilación y el salario obrero son innegociables.

Apoyemos a los trabajadores santacruceños y a todos los que luchan contra el ajuste. Hasta voltear definitivamente la Ley de Emergencia de Peralta y Cristina Kirchner, y rechazar la suba de la edad jubilatoria y el congelamiento salarial. Y rechazar la represión y la persecución a los luchadores.

La Verdad Obrera entrevistó a dos activistas que participaron en los hechos de la semana pasada. Reproducimos además la declaración de la Corriente Nacional “9 de Abril” de trabajadores/as de la educación.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: