logo PTS

Nacional

¿DE QUE “MAL MENOR” ESTÁN HABLANDO?

Los k meten obreros presos en Santa Cruz

Las Heras es un lugar en asedio, pero su drama no figura entre las noticias de los grandes medios. A sus habitantes no los acechan sólo los vientos impiadosos de la meseta patagónica, sino los gendarmes enviados por el gobierno nacional.

PTS

21 de julio 2011

A más de 1900 km de la Capital Federal, en la provincia de Santa Cruz, entre la intersección de las Rutas N°43, 16 y 18, se encuentra el pueblo petrolero de Las Heras.

Sin embargo la distancia que separa a esta localidad del centro del poder político y mediático del país parece infinita. Las Heras es un lugar en asedio, pero su drama no figura entre las noticias de los grandes medios. A sus habitantes no los acechan sólo los vientos impiadosos de la meseta patagónica, sino los gendarmes enviados por el gobierno nacional.

“Hoy el pueblo mira hacia el futuro con esperanzas, convencido que con trabajo y sacrificio, aún nuestro suelo tiene mucho para prodigar”, reza el portal oficial del gobierno de Santa Cruz. Si hay algo que no escasea en Las Heras es el petróleo y el sacrificio del obrero. En un pueblo de un poco más de 15.000 habitantes, 4.200 son petroleros y otros tantos, afiliados a la UOCRA y fuera de convenio, se desempeñan en la actividad petrolera.

El salario de un petrolero puede ser de 8.500 pesos, pero el costo de la canasta básica en esta zona asciende a los 15.000. Castigados mortalmente por el clima – los trabajos se realizan a la intemperie – la mayoría de los petroleros no llegan a jubilarse. Y los que sí llegan, están condenados a hacerlo con el 42% móvil de un básico que no supera los 4.600 pesos.

A pesar de la riqueza de su suelo, Las Heras está echada al abandono. En el invierno las escuelas no cuentan con calefacción y en el verano, el olor nauseabundo de una planta de residuos cloacales ubicada en la entrada del pueblo, lo invade todo.

En esta tierra hostil y castigada resisten los valientes petroleros. La libertad de los compañeros Oñate y Acosta, presos obreros del kirchnerismo, tiene que ser bandera de toda la clase obrera.

A continuación, publicamos un reportaje que los compañeros de Pateando el Tablero le realizaron a un trabajador petrolero del yacimiento Las Heras 3.


¿Cómo sigue la situación?

La situación no ha cambiado, los compañeros Oñate y Acosta siguen detenidos en la localidad de Perito Moreno. Seguimos perdiendo su libertad. Las plantas siguen custodiadas por la Policía y la Gendarmería, salvo cuando se ausentaron para reprimir a los desocupados que hicieron un corte en Pico Truncado.

Se sigue incumpliendo con el acta que reclamaba el pago de salarios, que se de marcha atrás con los despidos, que no haya persecuciones.

Estamos siendo atacados de todos lados, nos quieren hacer pisar el palito y que terminemos acompañando a Oñate y Acosta. Lo único que se puede hacer ahora es la movilización.

Los familiares y compañeros de Oñate y Acosta van a realizar un festival para recaudar fondos. Lo estamos tomando como autoconvocados. Varios comercios han donado cosas para sortear.

¿Las persecuciones se mantienen?

Sí. Los gendarmes ya no se ven en el pueblo, pero sabemos que están en las inmediaciones.

Recordemos que cuando los trabajadores abandonaron la planta de forma pacifica, comenzaron los allanamientos en varias casas. Allanamientos muy violentos. Al hermano de Oñate le destrozaron todo, entraron por la fuerza tirándole la puerta abajo.

En el Yacimiento Las Heras 3, luego de la detención de los compañeros, había 200 gendarmes. Nos pedían identificación cuando ingresábamos. Ahora no se los ve, pero siguen estando dentro del predio.

El intendente salió a decir que la justicia tenía que castigar con todo el peso de la ley a los agitadores, atacando a los maestros y petroleros. Pero qué pasa con García (de la UOCRA) que patoteó a los docentes, qué pasa con el policía que gatilló cinco veces a un padre autoconvocado en Caleta Olivia.
Hay una radio, que se llama FM Soberanía y que denunció lo que están haciendo contra la población, contra el obrero. De golpe la taparon con otra frecuencia. Lo mismo sucedió con otra radio que se hacía eco de lo que hacían los maestros: le cortaron la luz y los amenazaron.

Contra los petroleros siempre hay amenazas de nuevos procesos. Y las amenazas las hace el gobernador a través de la radio estatal.

¿Cómo está la situación dentro del yacimiento?

Los trabajadores tienen una mezcla de temor y bronca. No es fácil cuando tenés en contra todo un aparato político que apaña a las operadoras y maneja a la justicia.

Sin embargo hay gente que se solidariza, más allá del gremio al que pertenezcan. Las bases son las que se están uniendo, eso es lo bueno.
Vamos a seguir reclamando por el desprocesamiento de los compañeros, por el pago de los días caídos y porque se reincorpore a los 8 compañeros cesanteados. También exigimos que se le de trabajo al personal que están mandando a su casa y al que solo le pagan el básico. YPF quiere poner en funcionamiento la extracción de crudo con el menor personal posible. Están condenando a todo el pueblo de las Heras y contra eso estamos luchando.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: