logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

¿Los Roggio sin plata? Contate otro

Un informe que se hizo público recientemente demuestra que estos empresarios desvían parte de los subsidios que les otorga el Estado nacional e ingresos obtenidos por venta de pasajes, entre otros, hacia distintas empresas del grupo.

Verónica Zaldívar

24 de mayo 2012

¿Los Roggio sin plata? Contate otro

Metrovías, que tiene desde hace 18 años la concesión del subte de Buenos Aires, no eligió el argumento más oportuno para justificar la falta de inversión y su negativa a dar el aumento que reclaman los trabajadores. Se trata nada más y nada menos que de una de las empresas del poderoso y centenario Grupo Roggio. Después de numerosas medidas de fuerza llevadas adelante por los trabajadores, la empresa había argumentado no poder costear un aumento salarial. La falsedad de esta explicación es evidente cuando, en primer lugar, se sabe que la empresa distribuyó dividendos por $150 millones entre sus accionistas en 2011. Además, pertenece al mismo grupo que se autoproclama líder en varios sectores de la economía, entre los que se destacan la construcción, las concesiones viales y, claro está, el transporte público de pasajeros. También incursiona en turismo, ingeniería ambiental, tecnología de la información, servicios sanitarios y desarrollos inmobiliarios.

Un informe que se hizo público recientemente demuestra que estos empresarios desvían parte de los subsidios que les otorga el Estado nacional e ingresos obtenidos por venta de pasajes, entre otros, hacia distintas empresas del grupo. Así evitan reinvertir el dinero para mejorar las condiciones laborales de quienes hacen funcionar cada día el subte, y para reparar y modernizar la infraestructura dando un servicio eficaz y seguro a más de un millón de usuarios que lo utilizan cotidianamente. Concretamente, a través de empresas vinculadas a Metrovías como Metronec, los Roggio obtendrían alrededor de $100 millones “extras” al año. La principal fuente de ingresos es la publicidad en estaciones, vagones y tv propia, que dejaría unos $55 millones por año. Además, ganan con el alquiler de locales comerciales en las estaciones ($13 millones), y el tendido de fibra óptica en los túneles subterráneos. Benito Roggio e Hijos S.A. cobra incluso por “asesoramiento técnico” (2,6% de la recaudación por venta de pasaje), mientras Metrovías tiene deudas fiscales por $28 millones de pesos, y no paga las numerosísimas multas que se le aplican por el servicio deficiente que ofrece.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: