logo PTS

A 70 años de la fundación de la IV° Internacional

La revolución China y la teoría de la Revolución Permanente

A principios de 1927, los acontecimientos de la revolución china encendieron la lucha al interior del Partido Comunista de la Unión Soviética. La línea oportunista que Stalin imprimió a la Internacional Comunista (IC) tomó en China una dimensión enorme.

22 de mayo 2008

La crisis de 1927

En 1926 el KMT y su líder Chiang Kai Chek preparan una expedición militar sobre la zona del norte de China con el fin de unificar la nación. Cada triunfo militar de la “Expedición del Norte” pondrá de manifiesto los antagonismos entre la burguesía china y las masas de los obreros y campesinos. Así los campesinos que se alzaban matando y confiscando a los señores de la tierra, eran fusilados por revoltosos.

En Shangai, se desarrolló una verdadera tragedia. El 21 de marzo de 1927 la clase obrera recibe a las tropas de Chiang, con una gran huelga general organizada por el Sindicato General del Trabajo (General Labour Union-GLU), dirigido por el PCCH. Esto mostraba la dinámica que adquiría la revolución, donde la clase obrera agrupada alrededor de los comunistas se convertía en el caudillo de las masas explotadas en su lucha contra los resabios feudales y la opresión imperialista. Para derrotar a este gobierno del norte, esta sublevación se apoya en una milicia compuesta por 5000 hombres, asalta a las comisarías y los cuarteles, y entrega las armas requisadas a los obreros. A la mañana siguiente toda la ciudad estaba en manos del proletariado. Sin embargo, en ese momento, por orden de Moscú, los comunistas obligan al desarme de los obreros y entregan el mando a Chiang.

Esto les costará muy caro. El 12 de abril, el KMT prepara una emboscada, su fuerza fundamental residía en la parálisis del PC, ya que hasta el mismo ejército estaba dividido, con un sector que simpatizaba con los obreros. Se organiza una matanza sorpresiva, llevada adelante por mercenarios y bandas criminales, y miles de comunistas y obreros son fusilados. Se prohíben las huelgas y los sindicatos y se extiende una verdadera ola de terror por China. Mientras tanto, Chiang negociaba la unificación con los Señores de la Guerra y un acuerdo con el imperialismo. Tras esta derrota, todavía el PCCh se niega a abandonar el KMT y busca aliarse con un nuevo ala “izquierda” surgido de su seno, y se integra a su gobierno en la Provincia de Wuhan, ocupando las carteras de Agricultura y Trabajo. Finalmente, este mismo sector reprime sangrientamente al proletariado y a los comunistas.

La Comuna de Cantón

El fracaso de la línea política de la IC desarrolla un fuerte debate al interior de la URSS. Muchos jóvenes, surgidos a la vida política en 1917, se acercaban ahora a la Oposición. “Por el partido atravesó una oleada de indignación. La oposición volvía a levantar cabeza.”3. Esto obligó a Stalin a dar un giro brusco, y viendo la debacle de su orientación, decretó como tarea inmediata la toma del poder, en pleno reflujo de la revolución. Los comunistas de Cantón se alzan el 11 de diciembre contra el KMT y toman el control de la ciudad en la cual el proletariado, en una especie de combate de retaguardia, fue derrotado tras 72 horas de heroica resistencia armada. Tras la represión, 8.000 comunistas yacían muertos en las calles. Esta línea insurreccional llegaba cuando ya el movimiento estaba en retirada y la clase obrera había sido derrotada en los centros más importantes del país, la aventura venía a completar el oportunismo de la orientación anterior. Hay que señalar que cuando la IC impulsa la insurrección en Cantón, se ve obligada a levantar en su programa no sólo las consignas democráticas sino también las socialistas4.